Twitter y comunicación de la ciencia // Sintáxis del microblogging

Este canal de comunicación que ha sido un furor con un crecimiento descomunal de 1448% el último año, me ha impactado por el problema que supone para las entidades, instituciones y demás figuras  corporativas,el crear un espacio en una red que cada vez es menos jerárquica y más distribuida que adopta muchas veces lenguajes propios, expresiones y modismos muy particulares que pueden no estar presentes en otros canales de comunicación.

¿Deben tomar posturas informales? Es evidente que humanizar instituciones puede acercarlos a la comunidad (como lo demuestra este twit vía @carobotero) aunque pueden exponerse a roces y cruces de palabras fuertes de parte de trolls, como le ocurrió a Trent Reznor quien declaró que convertiría su twitter en un canal de una vía, luego de una discusión por este medio.

Someterse a estos canales de comunicación te obliga a hablar un nuevo lenguaje, lleno de emoticones, contracciones y sintáxis propias de una plataforma que facilita la comunicación por dispositivos móviles al permitirte usar únicamente 140 caracteres y te puedes llegar a acostumbrar a reemplazar palabras como “bien” por “bn”, “qué” por “q”, “por” se simplifica con “x” y en casos más especializados se contraen palabras como “Retweet” por “RT”, que significa decir algo que fue dicho anteriormente por otra persona, es decir “Re-trinar”; “Mensajes Directos” por “DM” (como pregunta ell político colombiano @rafaelpardo en sus primeros tuits); usar una arroba (@) para dirigirse a alguien; o se usan hashtags (como #thecolombian) para recuperar mensajes con dicha etiqueta; estos hashtags pueden no tener un significado fácilmente percibible para aquellos familiarizados con estas prácticas comunicativas.

Si hablamos de web social nos referimos a la oportunidad de intercambiar opinión, discutir, responder y argumentar. Me pregunto cómo funcionarán estas estratégias de comunicación para la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (@librarycongress) que hoy 26 de Julio de 2009 tiene 11.166 followers (seguidores) y no sigue a nadie. ¿Sería inmanejable  para una institución tan grande como la LC seguir a sus usuarios o es acaso que las bibliotecas están usando tecnologías sociales con arquitecturas de información no sociales?


El microblog de LC
un día después de la muerte de Michael Jackson

¿Cuál debe ser la actitud de una institución frente a sus usuarios? Personalmente me agrada pensar que detras de cada pantalla hay una persona, con todos los problemas que esto conlleva. Además creo que un canal de comunicación paralelo debe tener métodos de comunicación diferentes y presentar información diferente en el sitio web, en su microblog, en su canal de video, etc. De lo contrario sería como leí en este post: “Eso es como decirle a alguien que ponga el televisor, la radio, el reproductor DVD portátil, el iPod , todos al mismo tiempo para ver la misma película.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.