Licencias Creative Commons, contenidos libres y compatibilidad de licencias

Creative Commons Atribución
Creative Commons Atribución

Hace un año y unos días más modifiqué la licencia que usaba en los contenidos que produzco. Inicialmente usaba una licencia Creative Commons de atribución, compartir igual y sin fines comerciales. Le quité la restricción a usos comerciales en ese entonces.

Estuve charlando con Coloresmari luego del taller sobre licenciamiento que dictó con Carolina Botero. Me contó que uno de los objetivos del taller era generar una obra con una licencia compatible con la licencia de diversas piezas que la nutrían y que además, hace poco ella acababa de abrir un poco más sus contenidos. Hace unos meses atrás Raúl me invitó a opinar una entrada de su blog titulada “¿Las 6 combinaciones de licencias Creative Commons son Copyleft?“; una interesante propuesta que ponía en duda si el uso de la licencia Compartir igual iba en contra del concepto de libertad, planteado en las cuatro libertades del software libre.

No me gustan las políticas paternalistas y me gustaría que mis contenidos se licenciaran igual, pero si quien los usa no quiere hacerlo tiene la libertad de modificar la licencia para sus obras. Es mi manera de decirle que confío en que usará mi contenido como mejor le parezca. Además quisiera que mis contenidos tuvieran una licencia más compatible para que pudieran fluir más libremente por la red.

Hace un año me preguntaba “¿Qué licencia usas? ¿La cambiarías por una menos restrictiva?”. Nadie comentó esa entrada, pero sirvió para que ahora que releo esto yo mismo me cuestione. La respuesta es: Usaba una licencia CC-BY-SA y si, la cambiaría por una menos restrictiva. Desde ahora usaré una licencia de atribución.

La información quiere ser libre. ¿Qué te detiene a abrir tus contenidos?

6 opiniones en “Licencias Creative Commons, contenidos libres y compatibilidad de licencias”

  1. Pues estas decisiones son interesantes y creo que nunca habrá una definitiva, no por lo menos en mi caso. Es completamente aceptable cambiar los permisos, ser más o menos restrictivos según las circunstancias, investigar sobre posibilidades de diversos tipos de licenciamiento. Lo bonito del cuento es eso que planteas como “dejar que la información sea libre”: ahí está el real valor de pretender organizar más el derecho de autor de nuestros contenidos y, por fortuna en nuestros casos, disminuir cada vez más las restricciones. ¡Enhorabuena! :-]

  2. Hola

    Igual uno puede licenciar cada contenido que se produce de maneras distintas y cambiar la licencia con el tiempo.

    …y si, no le veo probema a tener restricciones. Creo que hay más beneficios compartiendo que cerrando contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.