Libros digitales, tablets y demás // ¿Estamos listos para los e-Readers?


Imagen tomada de Karen Horton

En la pasada Feria Internacional del Libro de Bogotá el Libro Digital tuvo un lugar privilegiado, lo que alberga una duda: ¿Estamos listos para lo e-Readers?

Si bien en todo el mundo los iPad están arrasando no sólo en ventas, sino que además guiando la idea de cómo debe ser un e-Reader; en Colombia estos dispositivos apenas estan dándose a conocer. Algunos “piratas” como Pablo Arrieta se aventuran a éstas aguas desconocidas a escribir con hipertextos, multimedia e incluyen interactividad con sus lectores. Su libro “Leyendo hipertextos” (http://hipertexto.gruponormadigital.com) es un documento físico con enlaces a la web mediante códigos QR, de esta forma el lector encuentra información en papel que se enriquece con videos, animaciones y todos los recursos que puede ofrecer internet.

Aunque en Colombia estos dispositivos no se han masificado aún (en el sitio oficial de Apple puede leerse “El iPad puede estar sujeto a aprobación regulatoria y aún no estar disponible para la venta en tu país” [1] y no es común encontrar usuarios de Kindle o Nook en bibliotecas o universidades a pesar de la gran variedad de estos dispositivos) la discusión sobre qué tipo de dispositivo se usará va mucho más allá de características técnicas como peso, duración de la batería y tamaño: ¿Los lectores están pensando los libros digitales como una réplica exacta de los libros físicos o quieren explorar la lectura como una experiencia que incluye multimedia, comentarios en redes sociales y todo lo que la red puede ofrecerles? Teniendo en cuenta el tipo de experiencia que los lectores quieran tener, factores como el uso de tinta electrónica (que no permite animaciones) vs. pantallas LCD y conexión a través de wi-fi con aplicaciones extras son determinantes. Igual ocurre para los autores: ¿Tendremos documentos escritos únicamente en texto o nos encontraremos con videos y canciones en medio de lecturas? De su producción también depende el aprovechamiento de estos dispositivos.

Necesitamos nuevos lentes para leer.
Además de los costos y disponibilidad de estos aparatos en ciertas regiones existen otras variables que afectan el acceso a la información. El uso de códigos QR implica que necesitamos dispositivos con cámara y software para interpretar estos códigos que nos dan información adicional, lo que quiere decir que no sólo necesitamos documentos físicos o electrónicos, sino además una serie de otros dispositivos como cámaras, parlantes, micrófonos que puede que hagan de la lectura un acto con mucha preparación. Por otra parte costumbres como compartir un libro con alguien ahora puede resultar un acto de piratería. Eso sin contar algunos escándalos como el ocurrido entre Amazon e (irónicamente) el libro 1984 de George Orwell que habla sobre el control de el Gran Hermano a la población: Los usuarios que habían adquirido este libro para leerlo en su Kindle a mediados del 2009 encontraron que Amazon lo borró de sus dispositivos debido al cambio de decisión del editor en que el documento apareciera en formato electrónico. Este tipo de hechos nos pueden hacer reconsiderar el uso de dispositivos libres, al igual que de formatos de documentos libres como DjVu, ePub, OEB en contraposición al doc (de Microsoft Word), lit (de Microsoft Reader) o mobi (del Kindle).

Referencias
[1] Apple. (n.d.). iPad – Mira la Web, el correo electrónico y las fotos como nunca antes. Sitio oficial de Apple. Recuperado Agosto 25, 2010, de http://www.apple.com/la/ipad.

10 opiniones en “Libros digitales, tablets y demás // ¿Estamos listos para los e-Readers?”

  1. Seria interesante una vez algún formato de eBook se vuelva estándar de facto para que se vuelvan mas baratos los chipsets para leerlos – y vengan fabricantes asiáticos de lectores a precios … asiáticos.

  2. Es cierto, el precio es uno de los factores que creo no ha ayudado para que estas tecnologías se difundan. Hace unos meses escuché del DANE que el crecimiento de internet móvil en Colombia va a pasos agigantados, no sé cómo afectarán estos aparatos a esas estadísticas.

  3. La poca masificación del uso de este aparato en el país va en definitiva ligado al poco avance cultural del territorio. Hacen falta políticas que incentiven la pentetración de las técnologías en un mayor nivel, y no solo para ciertos sectores privilegiados.

    Por otro lado, pienso que el costo del aparato finalmente es bajo, comparado con las ventajas que ofrece, las cuales se ven reflejadas en un mejor uso del espacio, al ahorrarnos la cantidad de libros que debemos organizar sabiamente en nuestra casa; y en una dismunición en el uso del papel que tiene efectos directos en la conservación ambiental, al disminuir la presión sobre el uso de los recursos naturales para obtener papel.

    Finalmente me gusta mucho la pregunta de reflexión que planteas: “¿Tendremos documentos escritos únicamente en texto o nos encontraremos con videos y canciones en medio de lecturas?”, pues esto solo desmuestra las enormes ventajas del uso de este tipo de recursos.

    Muy buen artículo

    Adriana,

  4. Pingback: Anónimo
  5. ¡Hey Radioheadgirl! Qué gusto tenerte en este blog de vuelta.

    Para responder a todos tus comentarios me voy a basar en el discurso de @xpectro:

    Los iPod Touch son considerados, según el gobierno colombiano, como reproductores de mp3. Si se clasificaran como minicomputadores los impuestos serían mucho menores, por ende mucho más fácil de adquirirlos. Totalmente de acuerdo con la falta de políticas para incentivar la penetración de tecnologías. Hay varias, pero para mayor avance se necesitan más.

    Los aparatos que usan tinta electrónica son muchísimo más económicos que los que tienen pantalla LCD. Tal vez no sea posible darle a cada persona un iPad, pero tal vez sí un e-Reader de este tipo de pantallas. No se tienen animaciones, pero si acceso a cierto tipo de libros digitales.

    En cuanto al impacto ambiental sé que tu trabajas ese tema y tal vez me pueda equivocar, pero he escuchado que algunos componentes de estos aparatos son muy nocivos para el ambiente. Hay que ver exactamente cuánto le vale al ambiente el uso de estos aparatos vs el uso de papel. A primera vista podríamos decir que los e-Readers son ecológicos, pero puede que sea una apreciación engañosa.

    Gracias Adriana por tu amable apreciación. Un abrazo!

    David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.