Mi clase con Xpectro // Pablo Arrieta y ciudades digitales

“La fuente de productividad más importante en la economía de la información es la creatividad” dice Pekka Himanen en su libro ‘La ética del hacker“. Este semestre inscribí una clase llamada “Comunicación y ciudades digitales” mientras estaba en el Campus Party, donde me invitaron a uno de los conversatorios blogueros, curiosamente también con Pablo. A estas alturas ya había terminado todas las asignaturas electivas e inscribir Ciudades digitales parecía un despropósito. Yo lo veía como una forma de despertar mi creatividad.

Pues bien, hace mucho decidí que mi carrera debería, además de ser un requisito que cumplir, una fuente de inspiración y goce. Si iba a pasar cinco años asistiendo a diario a un lugar a que me cargara de trabajos y responsabilidades, que al menos yo los disfrutara. Han habido altos y bajos a lo largo de estos cuatro años, pero sea como sea no iba a perderme la oportunidad de que un personaje salido de un cómic me dictara una clase:

The Xpectro

¿Qué he aprendido de Pablo en este tiempo? Pues que la creatividad puede aflorar de muchas formas hasta en los lugares más estériles. Una carrera relacionada con bibliotecas a muchos les suena algo muy aburridor. Mis razones para estudiar ciencia de la información obedecen al gusto que tengo por la información, y puede que una biblioteca parezca algo que desaparecerá. Tal vez la biblioteca, al igual que los libros y muchas otras cosas no desaparezcan sino que muten, las clases con Pablo son clases llenas de mutantes; mutantes como el gran filósofo y librepensador Peter Parker a quien Pablo cita en sus clases con la frase Peter le heredó su tío: “Con grandes poderes vienen grandes responsabilidades”.

Luego de su clase mi hermano y yo (Leonardo, con quien también compartí esta clase) hemos venido dándole vueltas a un proyecto que se basa en promoción de contenidos abiertos, principalmente licenciados con Creative Commons. El proyecto fue objeto de estudio para mi clase de Marketing de Información, pero el enfoque que tiene Pablo de la vida digital nos ha obligado a cambiar esta idea por algo mucho más abierto.

Las clases con Pablo me gustan mucho, pero esto no debe interferir con mi sentido crítico. Una de las cosas que siempre discutí con mi hermano fue ¿en qué se ha equivocado Pablo? ¿Qué cosas podría mejorar de su visión de la vida digital? Es difícil cuando encuentras una clase tan diferente y agradable, donde la improvisación hace la clase más interesante y cualquier cosa puede suceder. Llegamos a la conclusión que la Universidad Javeriana tiene profesorxs Rock Stars. Personalidades muy particulares entre sus líneas docentes. Pablo entra a la categoría de profesor Rock Star junto a Brigitte Luis Guillermo Baptiste porque llaman a atención. Nosotros somos de un perfíl más bajo y pensamos ¿qué tal si en nuestro proyecto las personalidades no son tan importantes?

No sabemos si funcione o no. No sabemos si el uso de contenidos libres en Colombia no puedan convertirse en una forma de ingreso para artistas y músicos pero en esta clase tenías la sensación que el problema no era hacer algo que pareciera fantasioso, sino dejar de hacer lo que tus instintos te dicen. La cosa es que la clase de Pablo nos deja un gran regalo: este proyecto no es algo que se presente eun una clase y se olvide, sino algo que queda para nosotros. Es hacer las cosas porque te gusta, no porque te lo imponen. La misma idea que me llevó a ver una asignatura de más sólo porque me gusta. ¿Qué cosas haces únicamente porque te gusta?

Metiéndole la mano a Moodle

Realizaré esta presentación en la Universidad Pedagógica de Colombia. Hablaré un poco sobe Moodle, un LMS libre.

Mi intención es enfatizar en que esto no es un repositorio de documentos, sino que tiene una metodología de trabajo particular que debe reflejarse en los contenidos y las actividades que ocurrirán en su interior.

¿Qué es un wireframe y para qué sirve?

La arquitectura de información busca presentar las cosas complejas de manera simple. Hace un tiempo publiqué este post sobre un concurso para explicar lo que es la arquitectura de información. Encontré esta presentación que explica qué es un wireframe, para qué sirve e inclusive da unos consejos muy útiles para su creación.

Esta presentación fue hecha por Rodrigo Vera y Yerko Pezzopane

Liberando o librándonos de los libros // Blas Garzón, Traficantes de sueños, biblioteca y cultura libre

Traficantes de sueños es un proyecto basado en contenidos libres, algo muy valioso en esta época donde muchos editores que no entienden el negocio ven como sus castillos se derrumban ante la red sin siquiera tratar de entenderla y adaptarse. En el sitio web de Traficantes podemos ver que son “un punto de encuentro y debate de las diferentes realidades de los movimientos sociales, (…) construimos una librería asociativa, una editorial y un punto que coopera con redes de distribución alternativa.” Es decir: No son una simple editorial, o librería; son los creadores de un nuevo espacio.

Gracias a Traficantes leí “Por una cultura libre. Como los grandes grupos de comunicación utilizan la tecnología y la ley para clausurar la cultura y controlar la creatividad”; un libro de Lawrence Lessig que puedes comprar o descargar en el sitio de Traficantes. ¿Qué tiene de especial Traficantes que no tenga otra librería? Pues que usan licencias Creative Commons, lo que permite que sus contenidos puedan copiarse sin necesidad de engorrosos permisos a editores que a veces nunca responden, manteniendo la información de los documentos que manejan aislada de quienes lo necesitan como ocurre en mi trabajo, en una biblioteca digital.

¿Cómo puede sostenerse este proyecto si sus contenidos pueden ser copiados libremente? Yo por ejemplo leí uno de los libros que ellos tienen. No voy a retribuirles el favor con dinero, pero este texto muy seguramente les servirá de publicidad para que alguien mas compre sus libros, o trabaje con ellos en un proyecto que pueda beneficiarlos a todos, quien sabe. El caso es que si para adquirir un documento para mi biblioteca digital tengo que escoger entre comprar los libros en una editorial cerrada o una que se basa en contenidos libres seguramente me inclinaré por Traficantes o la que use contenidos libres: En la biblioteca que trabajo nos propusieron comprar una copia física por cada documento descargado de la biblioteca digital, un disparate desde cualquier punto de vista. ¿Qué haría mi biblioteca (digital) con 250 copias físicas de un mismo libro? ¿No es excesivo pagar por cada libro si en realidad lo que me interesa es apenas un capítulo del documento completo? Con estos contenidos libres me quito este problema, además que va muy acorde con la idea del futuro del desarrollo de colecciones que mencioné en un post anterior.

En un grupo sobre bibliotecas 2.0 en LinkedIn la discusión sobre desarrollo de colecciones se llevó al uso de dispositivos electrónicos como tablets o e-readers desde la biblioteca. Blas menciona desde su experiencia cómo funcionan las dinámicas de estos dispositivos y sus puntos a favor o en contra, como los dispositivos cerrados estilo Kindle, y los formatos que usa: Un lector electrónico no es únicamente un pdf, sino que puede tener diversos formatos y los proveedores de dispositivos pueden hacer que un formato se lea únicamente en un dispositivo, es decir: O lees el documento en el aparato que te vendo o no lo lees. ¿Preocupante verdad?

¿Estan las editoriales tomando las medidas necesarias para estos nuevos retos? ¿Qué posición toman las bibliotecas y los usuarios que son quienes se benefician de los contenidos? En estos momentos donde la remezcla de datos puede verse en todos lados (un ejemplo es The #biblioteca Daily, un “periodico” sobre bibliotecas, donde escriben en él aquellos que en twitter usen la etiqueta “biblioteca” para sus enlaces. ¿Qué papel cumple una editorial en un estilo de publicación como ésta? Técnicamente ya se pueden generar nuevos documentos basados en fragmentos de otros documentos pero ¿por qué los derechos de autor deben ser un problema para esto? ¿Las editoriales son nuestras amigas o enemigas?

Personalmente creo que Blas y Traficantes de Sueños nos estan enseñando mucho y debe ser ejemplo a seguir.

El biblioburro: ¿Qué haces desde tu profesión por la gente?

Estoy tomando el I Curso en acceso y aplicaciones de las TIC para el Desarrollo humano de la Escuela Virtual del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en uno de los foros Melania Arias dejó este video sobre el biblioburro:

“…Si ellos no tienen biblioteca hay que inventar una. (…) esos niños del monte no van a venir a la biblioteca, hay que llevarles la biblioteca allá”.

“…El burro se llama Beto y la burra se llama Alfa; y le puso Alfa y después le puso Beto. Ajá y eso qué quiere decir: Ajá, Alfabeto, los burros”

Muchas veces me he preguntado ¿qué hago yo por los demás desde mi profesión? y una de las posibles respuestas que se me ocurren es que trabajo por mantener los contenidos libres para que la información fluya de manera libre y genere conocimiento. Desde las bibliotecas se trabaja por permitir acceso al conocimiento y tal vez lo que haga no genere un cambio mundial, pero al menos funciona para mi y puede impactar a personas cercanas que compartan esta manera de pensar. Puedo ser el encargado de que los usuarios de mi biblioteca lleguen a los contenidos que necesitan pero ¿qué tal si ponemos esos contenidos al alcance de cualquier persona en el mundo y le damos permisos para que use dicho material para generar más contenidos (en otros formatos, idiomas, etc.)? Por esto el uso de contenidos libres, así como el uso de licencias Creative Commons me parecen útiles.

¿Qué haces desde tu profesión por los demás? ¿De qué manera crees que pueden organizarse estas iniciativas para crear soluciones sistemáticas y transversales a nuestros problemas?

Desarrollo de colecciones en bibliotecas digitales

Hace unos meses atras me contactaron Adriana Gómez y Emilia, al parecer dos estudiantes de biblioteconomía (en México, creo) y me hicieron la misma pregunta: ¿Cómo crees que es el desarrollo de colecciones en el futuro? No soy bueno para predecir el futuro, pero creo que soy bueno encontrando información que otros ya han publicado para luego dar mi idea de la situación; así que aquí va. Como no tengo mucho qué discutir sobre el desarrollo de colecciones en bibliotecas físicas me centraré en el desarrollo de colecciones para bibliotecas digitales.

Para empezar ¿Qué es desarrollo de colecciones?

Creo que el desarrollo de colecciones es la forma inteligente para aumentar los contenidos que ofrece una biblioteca. Incluye la adquisición de materiales (libros, películas, etc. por medio de canje, donación o compra) o suscripción a publicaciones seriadas o bases de datos para ofrecerle a sus usuarios información pertinente para suplir sus necesidades de información. El desarrollo de colecciones debe hacerse de manera inteligente para no adquirir todo lo que una editorial pueda ofrecerle a una biblioteca, sino lo que sus usuarios más necesiten o más puedan consultar. El desarrollo de colecciones es lo que hace que una biblioteca ponga a disposición de sus usuarios documentos de calidad y no se llene de best-sellers, libros muy populares y vacíos como hay muchos.

¿Cómo cambia el desarrollo de colecciones en tiempos de bibliotecas digitales?

Algo que sin duda afecta el desarrollo de colecciones es la Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest (aquí una versión en español) que aumenta vertiginosamente la producción de contenidos científicos debido a que los investigadores ya no tienen que pagar por ser publicados, sino que la pondrán a disposición de otros investigadores para que compartiendo sus conocimientos, la ciencia avance mucho más rápido ojalá de una manera gratuita (o al menos mucho más económica). Hay una excelente introducción al acceso abierto en este documento de Peter Suber que además muestra cómo las publicaciones de acceso abierto cuentan con revisión de pares, bajo moedlos sostenibles.

Por otro lado, como es apenas lógico que una publicación gratuita tenga muchos más lectores que una publicación pagada, empiezan a jugar otras variables para saber qué tipos de contenidos deben alimentar nuestra biblioteca digital. En el documento “Estadísticas para repositorios: sistema métrico de datos en Digital.CSIC” podemos ver que un documento puede adquirir relevancia no sólo por su índice de impacto (cuántas veces ha sido citado un documento por otros autores), sino que pueden ser útiles datos como la cantidad de veces que un documento ha sido descargado. Estadística que podría darse mucho más rápidamente que el factor de impacto que se calcula al paso de un par de años. Además hay que tener en cuenta que los catálogos pueden interconectarse y nuestros usuarios pueden provenir diversas instituciones. Si a esto le añadimos la ubicuidad de la red, tenemos la capacidad de borrar las fronteras geográficas que nos separan y tener otras barreras como la de idioma o acceso a tecnologías.

En conclusión creo que el desarrollo de colecciones está siendo ampliamente afectado por los contenidos abiertos. Que los encargados de desarrollo de colecciones deberían fomentar ecosistemas de información abiertos para adoptar las ideas del acceso abierto, sus ventajas y principios y dinamizar así el conocimiento. Que aunque existen muchos contenidos pagos o cerrados, los contenidos libres tienen muchas más opciones para replicarse y generarse que los contenidos cerrados y es algo que en el desarrollo de colecciones debe tenerse en cuenta. Al fin y al cabo lo que se buscan son contenidos de calidad para nuestros usuarios y estos pueden estar tanto en sitios cerrados (como costosas bases de datos de suscripción) cono en repositorios abiertos.

Como ejemplo usé la colección de fotografías de Flickr de la Biblioteca Luis Ángel Arango para ver cómo podría funcionar el desarrollo de colecciones en entornos digitales, basados en contenidos libres.

Análisis DOFA de la colección de fotografías de la Biblioteca Luis Ángel Arango

Si bien imagino que este post tardó mucho más de lo que debía, lo escribí gracias a Adriana y Emilia, a quienes les agradezco por contactarme y animarme a escribir sobre el tema.