Manual ninja para copiar, pegar y no morir en el intento

Me invitaron a la Feria del libro del Colegio Tilatá para hablar sobre plagio, referencias bibliográficas y Wikipedia. Era un público bastante diverso, con chicos de sexto a once de bachillerato, es decir de los 10 a los 17 años aproximadamente. La experiencia fue interesante porque en un momento de la charla buscamos el nombre del creador de las Tortugas Ninja en Wikipedia y lo editamos. Daniel Andrade, un niño de los más jóvenes que asistió ofreció su nombre que apareció reemplazando al de Kevin Eastman, el verdadero creador de las Tortugas Ninja según Wikipedia (Aquí el registro del cambio en Wikipedia).

Le pedí a los asistentes que verificaran en sus celulares si el cambio había tenido efecto. Las caras de asombro al verificar que su compañero aparecía en Wikipedia, seguidos por comentarios como “¡Daniel aparece en Wikipedia!” me hacían sentir cuando en tiempos atrás un conocido aparecía en televisión y uno se emocionaba. A pesar de que estos chicos usaban frecuentemente Wikipedia, no tenían en mente que cualquier persona puede modificarla. El mensaje fue efectivo: No le crean a nadie; en lo posible verifiquen con varias fuentes. Copiar está bien, pero hay que saberlo hacer. A mi ya me han timado, así que espero que no les pase a ellos.

Leonardo cerró la charla diciendo: Wikipedia, al igual que los libros es una salida, no un punto de llegada. Ahí el camino empieza, no es donde termina. Yo les propuse que si les había gustado editar Wikipedia, la editaran con lo que más supieran: Videojuegos, fútbol, televisión… lo que más les gustara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.