Los “favores” de Google

la FIAC aime Google - DOnt't be evil, vía Flickr por tangi_bertin
la FIAC aime Google - DOnt't be evil, vía Flickr por tangi_bertin

En una lista de correos recibí la noticia titulada “Google digitalizó libros que sólo la Biblioteca Departamental tiene. Lucen viejos y desgastados, pero estos libros son joyas de la Biblioteca Departamental que están siendo digitalizadas para subirlas a la red. ” Muchos de mis colegas se alegraron por esta noticia. Esperé un tiempo y en realidad nadie cuestionó este hecho. Es evidente que me sorprende el trabajo de Google, pero me parece muy pertinente cuestionarme. Por eso respondí a la lista de correos así:

¿Y de quien son los derechos de la digitalización? ¿Será que Google si nos hizo un “favor”? ¿Las obras digitalizadas pueden descargarse en alta calidad o sólo pueden accederse a través de la nube de Google? ¿Las obras digitalizadas podrán publicarse en otros sitios que no sean de Google? ¿Puede comercializarse la digitalización?

Ojalá los términos de la digitalización no nos den más problemas que soluciones. Hay un dicho que dice “De eso tan bueno no dan tanto”. Ojalá no sea el caso.

No soy abogado, pero si no estoy mal cualquier persona puede hacer casi lo que se le venga en gana con las obras en dominio público: Modificarlas, venderlas, copiarlas y distribuirlas. Sin embargo, las obras derivadas quedan protegidas y sujetas al nuevo creador, en este caso las digitalizaciones serían propiedad de Google. Espero equivocarme. Espero que un abogado lea esto y me diga: Google nos hizo un favor, esas obras digitalizadas también estan en dominio público. Por muy buenos que parezcan, siguen siendo una empresa.

¿Qué pasaría si todo el acceso a la información de la red se debe hacer a través de Google?

3 opiniones en “Los “favores” de Google”

  1. Bueno, ahora supón que de la noche a la mañana Google sólo permite acceso a la información que ha digitalizado a ciudadanos norteamericanos (hipotéticamente hablando, ya que Google es una empresa estadounidense los uso de ejemplo) y que a todos los demás que quieran acceder a la información en sus servidores les vale U$ 500. Supongamos también que en el contrato de la digitalización dice algo como “La única forma para acceder a este documento en formato digital en el futuro será a través de la web de Google. Cualquier otra forma de acceso análoga será gratuita”.

    Me estoy imaginando un caso extremo y en realidad no sé si sea posible pero ¿y que tal si lo fuera? ¿Qué tal si tuviéramos que respetar un contrato así que firmamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.