Para estos días (y noches) de lluvia…

¿Hace cuanto no se mojan bajo la lluvia por gusto? pregunto una vez el profesor en la clase de Ciudades Digitales. Esa noche llovía con fuerza y todos los que estábamos ahí tiritábamos de frío.

El aire de Bogotá se me hace más agradable cuando está lloviendo, como que vuelve a ser la ciudad que recuerdo de cuando era niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.