IFLA y el préstamo electrónico de documentos

Kali, Avatar of the eBook, vía Flickr por kandinski

Kali, Avatar of the eBook, vía Flickr por kandinski

¿Recuerdan la campaña de e-Books en las bibliotecas? Pues bien, el pasado 11 de Mayo de 2012 IFLA publicó un estudio sobre el préstamo de documentos electrónicos. IFLA Releases Background Paper on e-Lending se titula la publicación y puede descargarse el documento en PDF titulado IFLA E-Lending Background Paper.

En este documento se evidencia la diferencia de intereses entre editores y bibliotecarios. Citan a Mike Shatzkin y su post Libraries and publishers don’t have symmetrical interest in a conversation (Algo como Las bibliotecas y los editores no tienen intereses simétricos en una conversación), donde dice que los editores no toman decisiones morales, sino comerciales. Es cierto, de eso viven. Frases como “The fear is I get one library card and never have to buy a book again” (el temor es que yo tenga una afiliación a la biblioteca y nunca tenga que comprar un libre de nuevo) de Karen Springen, aparecen en el documento.

El documento debate sobre los posibles modelos de préstamo y algunas preguntas surgen. ¿Una biblioteca debe tener los documentos electrónicos a perpetuidad o debe brindar acceso a los documentos almacenados por las editoriales? Si es así ¿Las editoriales garantizarán la preservación del documento? En este punto los formatos usados, las plataformas de distribución y la arquitectura de información que tengan juegan un rol determinante. ¿Quién puede consultar? ¿Cuántas veces le es permitido leer un documento? ¿Puede descargarse el documento a otro dispositivo de lectura?

Algunos modelos de préstamo

Se menciona el modelo de OverDrive, donde un único usuario puede acceder al documento electrónico, tal como ocurre con libros físicos: Si alguien tiene el libro antes que tú, debes esperar a que lo devuelva para que te lo presten. El documento menciona el modelo de micropagos por préstamo (si no estoy mal Sonido Local funcionaba con un modelo similar, donde un artista reproducido más veces en su sistema obtenía un mayor pago que un artista que no era muy escuchado). Otra forma es la de embargo, donde las bibliotecas pagan por un determinado número de préstamos, por ejemplo: Pagas para que un documento pueda ser prestado 100 veces, al llegar a ese límite, vuelves a pagar por otros 100 préstamos.

El documento cierra la sección titulada “e-Lending” (préstamo electrónico o e-Préstamo) notando que el préstamo de libros electrónicos no está mediado por barreras geográficas, por lo que deben incluise mecanismos para determinar quién accede a qué documento. Esta parte me recuerda nuevamente al párrafo anterior, sobre la arquitectura de información del sistema usado y el problema de Internet a sus inicios mencionado en el libro El Código 2.0 de Lawrence Lessig: El anonimato de la red en sus inicios no nos permitía saber quién hace qué y en dónde.

¿Cómo respetar los derechos de los editores, pero también los de los usuarios?
El documento dice que si bien es cierto los editores deben cuidar su negocio, los usuarios deben conservar su capacidad de citar e incluir fragmentos de una obra en sus trabajos. Juan David en la charla de Radio Pachone lo mencionaba: Puedes ser un productor audiovisual y citar un fragmento de otra película en la tuya. Esa otra película se proyectaría dentro de la tuya y es una cita, pero en lo audiovisual. El documento de IFLA dice que los documentos electrónicos que contienen Medidas de Protección Tecnológica restringen este derecho de los lectores.

Sobre el préstamo interbibliotecario hay un párrafo: Cuando buscas en tu biblioteca un libro y éste no se encuentra, es posible que la biblioteca tenga convenios con otras a las que puede solicitarle el documento. Ésto es préstamo interbibliotecario. Aparece entonces la preocupación de los editores al notar que una biblioteca puede brindarl a otra una copia idéntica de un documento electrónico con un costo muy cercano a cero. La pregunta del millón es ¿Cómo se pondrán de acuerdo editores y bibliotecarios para mantener el préstamo interbibliotecario en documentos electrónicos? La investigación de IFLA menciona la necesidad de ambas partes a negociar sobre licencias y tecnologías que permitan el beneficio de ambos.

El documento cierra con la consideración de IFLA de crear una directriz para bibliotecas sobre libros electrónicos (policy guidelines for eBooks in libraries). Menciona que esto puede tardar sobre todo en países en desarrollo. Lo cierto es que estamos en un momento clave, donde debemos planear nuestro futuro.

Puede que por el momento no tengamos la infraestructura tecnológica, pero si podemos adelantar debates sobre el tema, para tener idea de a dónde queremos llegar. Todos los involucrados se verán afectados, desde el autor hasta el lector, pasando por todos los intermediarios que incluyen editores y bibliotecas.

Programa de capacitaciones 2012 de la Dirección Nacional de Derecho de Autor

Capacitaciones 2012 Dirección Nacional de Dderecho de Autor

Capacitaciones 2012 Dirección Nacional de Dderecho de Autor

La Dirección Nacional de Derecho de Autor de Colombia publicó su programa de capacitaciones para el 2012. Los temas que presentarán hacen referencia al derecho de autor y lo audiovisual, digital, aspectos penales, el sector editorial, el ámbito educativo, la gestión colectiva y los derechos conexos y los organismos de radiodifusión.

Hay bastantes opiniones encontradas sobre la Ley 1520 de 2012, conocida como “Ley Lleras”. Estas capacitaciones son un excelente espacio para disipar dudas mediante un organismo con autoridad en el tema.

Anteriormente he asistido a estas capacitaciones. No soy abogado, igualmente los asistentes provienen de diversos campos del conocimiento. Un buen momento para que personas de diversas disciplinas entiendan y se acerquen a un tema que los afecta.

Hablando en Radio Pachone sobre derecho de autor en Colombia

Radio Pachone

Radio Pachone

El domingo 13 de Mayo de 2012 estuve con los chicos de Radio Pachone Internacional. Estuvimos charlando en vivo sobre derecho de autor e internet. También participaron Pilar Sáenz de RedPaTodos y Juan David Cárdenas (aquí su blog), quien casualmente fue mi profesor en los primeros semestres de mi carrera.

Fue una conversación bastante amena. La pregunta como inició el panel fue ¿En qué cambia su trabajo con la implementación de la ley 1520 sobre derecho de autor? Mi respuesta fue: En nada y eso es lo triste. Estoy esperando desde el 17 de Febrero de 2011 las mesas de trabajo que anunció la Dirección Nacional de Derecho de Autor entre las bibliotecas y la industria audiovisual, que terminó en cartas de la industria audiovisual a bibliotecas tachandolas de instituciones que permiten circular copias “piratas” de sus obras.

La ley 1520 tiene muy poco trabajo, aunque el señor Ministro Diego Molano diga que la Ley del TLC no fue hecha a la ligera; se evidencia que las reuniones que el ministro adelantó se realizaron únicamente con el sector privado, como él mismo lo dice, pero no con sus contrapartes, los usuarios de Internet. Si no hay un grupo que los represente ¿el Ministerio de las TIC no sería una muy buena entidad para propiciar la organización de dicho grupo?. Aprueba los mínimos para cumplir el TLC entre Colombia y Estados Unidos y nos deja una ley descontextualizada sobre los usos de la información en internet. No hay claridades sobre la definición de “ánimo de lucro”. Por eso charlamos también sobre los podcasts de las Tardes de Discos y el miedo que puede generar una práctica que muchos usuarios hasta ahora vienen a enterarse que es ilegal.

¿Pueden pequeños productores de contenidos prosperar con una ley poco actualizada? Les comenté sobre “Chico migraña” y cómo si la ley es muy restrictiva podría entorpecer la difusión de estos trabajos. La cortinilla de música que suena en los inicios de Chico Migraña es de la canción A.D.I.D.A.S. de la banda norteamericana Korn (el disco salió con Epic Records, que hace parte de Sony que no son nada amistosos en estos temas, si, de los mismos creadores del escándalo del 2005 por el Sony BMG rootkit, aquí algo en español). Al usar su tema sin permiso, los de Youtube por ejemplo, usaron en un momento lo de silenciar videos que usan música no autorizada. Sin embargo, como conversamos en Radio Pachone, aquí estaba la solución para evitar el silenciamiento de videos.

A.D.I.D.A.S. de Korn

La versión de Chico Migraña de Mtv, sin la cortinilla de entrada que les podría dar problemas por reclamos de derecho de autor y con un mejor acabado, mucho menos casero.

Encontré además versiones de Chico Migraña en portugués, que son obras derivadas, algo que también está prohibido si no se cuenta con la autorización del autor:

Me gustó encontrar un realizador audiovisual que no pensara en los mismos términos de la industria del cine, con argumentos como los de Paula Jaramillo.

Entre las conclusiones del panel me quedó sonando el de apoyar a los productores locales. Apoyar redes alternativas con quienes si quieren compartir sus producciones. Por esto cierro recomendándoles la banda Amarillo!. Ojalá pueda verlos pronto en vivo. Igual leeré algunas cosas del blog de Juan David Cárdenas. Hay ciertas cosas de Walter Benjamin que ví por ahí que merecen echarle un segundo vistazo.

Celebrando el día de Internet con un video

Internet me sirve para conectar cosas. Escribiendo este blog he encontrado el inmenso valor de los contenidos locales, por eso creo que Internet es un muy buen espacio para documentar realidades locales.

Quiero celebrar este día a propósito de la campaña de RedPaTodos en el día de internet, al igual que lo hicieron en Radio Pachone con este post. Que Internet siga generando cosas chéveres :)

Ahora escribiendo como Profesional en Ciencia de la Información – Bibliotecólogo

Profesional en Ciencia de la Información, graduado con honores

Profesional en Ciencia de la Información, graduado con honores

El pasado 24 de Abril de 2012 recibí mi título como Profesional en Ciencia de la Información – Bibliotecólogo de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Mi trabajo de grado sobre el diseño de un modelo para la calculadora de dominio público colombiana recibió una mención honorífica. No puedo dejar pasar este evento sin mencionarlo en este blog, que ha sido mi caballito de batalla durante estos últimos años. ¿Cómo se puede ser un profesional en ciencia de la información sin documentarlo todo, sin tener registro de toda la información que fluye?

Todavía recuerdo mi primer post, de marzo del 2008. El primer comentario lo hizo Carolina Botero, con quien he compartido en otras “batallas” diarias. Así he conocido a otros personajes de la (en aquel entonces) blogósfera, que leía y sigo leyendo. Por fin pude tachar lo de estudiante y escribir “profesional” como Patton ha tachado cosas de su biografía.

Los agradecimientos:

Quiero darle un agradecimiento especial a Jhonny Pabón Cadavid, el director de mi trabajo de grado quien todavía me hace reflexionar sobre la estructura de mis ideas. A las profesoras Adriana Ordóñez y Liliana Herrera por su apoyo a lo largo de mi carrera y en general a todos mis profesores del pregrado. Cada uno de ellos aportó algo a mi formación. Registré lo más que pude de sus enseñanzas en este espacio digital.

En lo digital compartí también con otras miles de personas. Al fin y al cabo esto es una conversación ¿o no? Gracias por compartir sus opiniones. Publiqué mi post sobre e-Books en bibliotecas, lo que quiere decir que esto sigue. Si bien escribo para aclarar mis ideas y es un acto egoísta, porque finalmente escribo para mí, nunca imaginé conseguir una fiel lectora. Angélica Beltrán me ha hecho reflexionar en cada post con sus comentarios, aunque los haga por diversos medios, siempre me da ideas para futuras publicaciones.

He de confesar que Fernando Piraquive creyó en mi trabajo en un momento decisivo, al igual que el equipo de Enredo (Philippe y Ana María). Ojalá pudiera agradecerles, sobre todo a Fer, por la amistad que me brindó. Todo un “lord”, como siempre le digo.

Muchas de las discusiones de mis clases forjaron un punto de vista particular. Estudié con un grupo de compañeros bastante especial. A Rosibel Ocampo, Néstor Calderón, Juan Manuel Álvarez, Sandra García, Sandra Cruz, Gabriel Garzón, Lyda Ramírez, Ingrith Moya, Cindy Fuentes, Omar Rivillas, Felipe Contreras, Jeimy Gutierrez, Claudia Sabogal, Jhon Castañeda Ingrid Mora y sobre todo a mi hermano Leonardo un abrazo del alma.

Gracias por compartir.

e-Books en las bibliotecas


Este video aparece en la campaña de eBooks for Libraries. Esta campaña está liderada por la Biblioteca Pública de Topeka, en Kansas, Estados Unidos. Se trata de una petición a las editoriales para que permitan que sus publicaciones electrónicas puedan consultarse a través de bibliotecas.

El miedo de las editoriales es que, al tratarse de documentos electrónicos, puedan copiarse y distribuirse fácilmente entre los lectores de las bibliotecas sin necesidad de pagar por los libros electrónicos. Cualquier persona puede suscribirse a una biblioteca, incluso gratis: Los únicos requisito para suscribirte por tres años a la Biblioteca Nacional de Colombia es llenar algunos formularios y presentar el documento de identificación. ¿Eso quiere decir que la venta de libros físicos haya disminuido? No lo creo. De hecho cuando encuentro un muy buen libro en la biblioteca, lo compro. Como explican en el video: Las bibliotecas son una muy buena manera de conocer nuevos libros y autores.

Trabajé durante varios años a cargo de una biblioteca digital. Las editoriales llegan a pedirte cosas absurdas. Recuerdo que una de ellas pidió que la biblioteca debía comprar una copia física por cada documento electrónico que se descargaran los usuarios de esa biblioteca. ¿Qué ibamos a hacer con 500 copias de un mismo libro? ¿Es justo que se comparen las dinámicas del mundo digital con las del mundo análogo?

Creo que la industria editorial no ha hecho su tarea: Deberían probar diferentes modelos de negocio para formatos digitales. ¿Ya probarían lo de suscripción a servicios extra como comentarios, comunidades o charlas con el autor a quien pague “acceso premium”? ¿Ya incluirían material adicional para suscriptores, a través de claves de acceso a sitios web para enriquecer la experiencia de lectura? ¿Habrán probado el involucrar a los lectores para que sean co-autores de sus obras favoritas, escribiendo spin-off? No he escuchado mucho que las editoriales trabajen en estos temas. Si en cambio que se dediquen a buscar maneras de evitar que sus documentos sean difícilmente accesibles, a pesar de que sus lectores los piden.

Pregunta capciosa: ¿Ya pediste algún libro electrónico en tu biblioteca? ¿Qué respuesta te dan? Supongo que la respuesta rápida es: Tenemos bases de datos. Claro, esta bien, pero ¿En las bases de datos estan todas las obras que tienen en físico? ¿Puedo leerme esta novela que encontré en un formato como e-Pub? ¿No deberíamos poder acceder a los libros que queremos en el formato que queremos?