7a / 50

Somos la gran chimba de este mundo
Fumamos desde la ventana del quinto piso del apartamento de nuestro colega.
Portamos chaquetas de cuero, camisas a cuadros, jeans ajustados y zapatillas de marca que nos identifican como alguien interesante.
Nuestros lentes de marco grueso y cortes de pelo raro dan fe de nuestra locura y originalidad (que abunda)

Estamos aquí sentados, en este quinto piso, rodeados de instrumentos musicales y recordando las andadas de la academia de artes cobijados por el güaro y melodías post-grunge.

Somos gente elevada, muy común para ser como ustedes pero no lo suficiente como para compararnos con los demás.

Somos el ego de los verdaderos artistas muertos. La imagen de Vougue criolla, los calzoncillos de kalvin Clein en vitrina de Chapinero, los nadie entre los ocho millones más de esta ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.