Sociedad knowmad

Esta mañana recibí en mi bandeja de entrada la notificación de la publicación de Knowmad society. Libro creado de manera colaborativa, a dieciocho manos, por distintos autores que han pensado y repensado los marcos de la educación en la actualidad. En estos tiempo de cambio en donde las habilidades de enseñanza y aprendizaje se están tambaleado, mutando y potenciando por la apropiación y amplificación que dan las nuevas tecnologías a ciertas prácticas que antes pasaban desapercibidas.

Knowmad society

Imagen extraída del blog e-rgonomic.wordpress.com

Ya en el libro Aprendizaje invisible se mencionaba el término Knowmad en donde lo definen de la siguiente manera:

Nómadas del conocimiento. Trabajadores creativos, imaginativos, innovadores, capaces de trabajar con cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar. Sus conocimientos personales les proporcionan una ventaja competitiva con respecto a otros trabajadores. Representantes de la innovación y del conocimiento knowmádico.

Este término está acompañado de algunas de la características que presentan estos nuevos trabajadores del conocimiento y la innovación, enlistadas de la siguiente manera:

1. No tiene una edad determinada. El concepto de “Knowmad” aplica a personas de cualquier edad.

2. Creativo, innovador, colaborativo. Está motivado intrínsecamente (motivado por las tareas que realiza y no sólo por los beneficios a obtener).

3. Utiliza la información y genera conocimientos en y entre diferentes contextos.

4. Es altamente inventivo, intuitivo y preparado para producir ideas.

5. Es capaz de crear sentido construyéndolo socialmente.

6. No sólo busca acceder a la información, procura utilizarla abierta y libremente.

7. Creador de redes y siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etc.

8. Dispone de capacidad para utilizar múltiples herramientas para resolver diferentes tipos de problemas.

9. Alfabetizado digitalmente, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales.

10. Es competente  para resolver problemas desconocidos en contextos diferentes.

11. Aprende a compartir (sin límites geográficos y sin límites de áreas de incumbencia).

12. Es adaptable a diferentes contextos y entornos.

13. Es consciente del valor que significa liberar el acceso a la información.

14. Está atento a lo que sucede en distintos contextos y a cómo adaptar la información según el caso.

15. Es capaz de desaprender rápidamente y, al mismo tiempo, sumar nuevas ideas.

16. Es competente para crear redes de conocimiento horizontales. Es decir, para compartir conocimientos entre pares.

17. Entiende al aprendizaje como algo permanente y para toda la vida (tanto el aprendizaje formal como el informal).

18. Experimenta constantemente con tecnologías de información y comunicación colaborativas.

19. Acepta los errores y las equivocaciones pero no teme el fracaso.

Finalmente dejo a su disposición el enlace directo al PDF. Espero que sea de interés.

Cierre de servicios web

Backup Posterous

Backup Posterous

Al hablar de servicios de internet se tiene la errónea idea de que son gratuitos, pero la verdad es que por algún lado te están cobrando. Usaba Posterous como muchos otros servicios que encuentro y uso en la red. Lastimosamente Posterous se cerrará el 30 de abril de 2013. Noticia nada nueva, al igual que el cierre de Google Reader. La pregunta es ¿Qué pasaría si en el peor de los casos todos los servicios web “gratuitos” cerraran al tiempo? ¿Qué pasaría con tu información?

Posterous muy amablemente dejó un sistema de backup para realizar una copia de seguridad. Google usa el sistema de Data Liberation. Recuerdo que cuando Ning eliminó el servicio gratuito en Julio de 2010, dejando a los administradores de redes sociales “gratuitas” con backups de sus datos, pero sin mucha certeza de cómo realizar la migración de Ning a otras plataformas. Con el tiempo puede que se hayan identificado métodos, pero el nivel técnico que exigía no era el mismo que usas para abrir una cuenta, que con un par de click basta.

Prefiero pagar por mi propio servicio de internet. Creo que el desarrollo de contenidos debe realizarse en sitios propios y las redes sociales son medios para comunicar esta información. Es un error que el nucleo de la información producida por alguien ocurra fuera de lo que puede manejar. Eso exige un aprendizaje básico de lenguajes de programación. Para temas más detallados existen los ingenieros de sistemas, pero eso no quiere decir que no aprendamos las lógicas de los computadores y su forma de funcionar.

Antes de abrir una cuenta es necesario revisar qué tan fácil es sacar tus datos de allí. También definir para qué se usará ese nuevo servicio que te presentan. He visto que esta vez la moda es Pinterest. No sé cuánto durará pero seguramente habrá un nuevo servicio en menos tiempo de lo que esperamos. ¿Debemos abrir una cuenta en cada nuevo servicio? ¿Debemos dejar nuestra información dispersa en la red? ¿Qué planes tenemos para recuperar nuestra información?

Este tipo de dudas me planteaban la idea de un servicio que recopilara todos los comentarios que hacías en blogs u otros servicios, independientes de la plataforma que usaras. Un servicio así lo presta Disqus pero volvemos a la misma pregunta ¿Y cuando Disqus quiera desaparecer se llevará nuestros datos?

Se buscan expertos colombianos en todas las áreas del conocimiento

Imagine que necesita recopilar la producción digital colombiana científica, cultural y artística. ¿Qué entidades o personas recomendaría para que indiquen los documentos más relevantes de sus áreas de conocimiento?

Por ahora se me ocurre:
Colciencias, RTVC, MinTIC, Biblioteca Luis Ángel Arango, Patrimonio Fílmico Colombiano, Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas, Asociación Colombiana de Historiadores, repersentantes del dominio .co (http://www.cointernet.com.co/ por si se puede mediante ellos identificar los sitios colombianos), el ICAHN, el instituto Humboldt.

¿Algún otro? De antemano gracias por la ayuda.

¿Sueñan los bibliotecarios con libros eléctricos?

Desde hace un tiempo he estado compartiendo con David @hiperterminal algunos libros en formato ePub de interés común. Por lo general el lector de uso, el dispositivo para leerlos, era un iPod touch de fácil porte y uso en cualquier momento y lugar. Además de los libros en formato ePub también mantengo almacenados algunos textos en PDF pero que son un poco más difíciles de leer en una pantalla tan pequeña.

Hace un par de semanas pude acceder a un dispositivo Kindle, y gracias a un intercambio de archivos entre USBs adquirí cinco mil (5000) libros en formato ePub… El Kindle puede almacenar, por lo que he leído unos mil quinientos (1500) libros. Comprendí el malestar que este tema en cuestión generaba entre algunos colegas desde hace ya un par de años, por lo menos en esta región.

Aunque su desarrollo lleva más de tres-cuatro décadas algunas bibliotecas locales ya se han ido adaptando y buscando el modo de lograr dar acceso a libros electrónicos a sus usuarios. Sin embargo más allá del préstamo, espero, se incrementen los servicios y se implementen innovadores programas que le permitan a la comunidad lograr acceder tanto a los dispositivos como a los diversos contenidos que se están generando para este formato. Imaginen cómo se realizará un taller de lectura con algo como esto:

¿Qué nuevas habilidades necesitan adquirir los lectores? Y como dicen: se aprende haciendo, se espera que las bibliotecas puedan suministrar buenos servicios con respecto a estas tecnologías.

Y pensar que todo empezó en 1971 cuando Michael Hart transcribió la Declaración de Independencia de Estados Unidos en una máquina de teletipo como formato individual para una posterior descarga del contenido, luego de intentar fallidamente enviarla por e-mail. Este ejercicio desembocó en el Proyecto Gutenberg, que por lo que sé, hasta el año 2009 contaba con unos treinta mil títulos (30.000) del dominio público y en distintos idiomas, primcipalmente, Ingles, español, portugues y francés.

Lo que se está genstando y lo que vendrá, ojalá, llegue por intervención y buen gestionamiento de profesionales que trabajan la información.