La fuerza del anonimato

El libro “La fuerza del anonimato. Espai en Blanc: Materiales para la subversión de la vida” del 2009 analiza el disco Kid A de Radiohead bajo el título “El anonimato como pasaje”

Carátula del libro La fuerza del anonimato

En este análisis se encuentra el siguiente fragmento, a propósito del excesivo individualismo:

(…)la libertad máxima es la de volverse una marca. Y así brillar… como una estrella solitaria.

En una de mis clases recuerdo al profesor Rafael Reyes, que nos decía: “A ustedes se les sale el neoliberalismo con cada palabra”. Como si nos hubieran programado tan bien, que no nos diéramos cuenta que defendíamos intereses que realmente no nos pertenecían.

Recuerdo un intercambio de correos en una lista del trabajo: Alguien creó una cuenta falsa para hacer acusaciones. La respuesta inmediata fue ligar el anonimato con el vandalismo. Es cierto que deben hacerse acusaciones argumentadas por conductos regulares, pero también es cierto que ofrecer estructuras que incluyan el anonimato abre la puerta para que otras dinámicas ocurran con las comunidades.

Es muy probable que el anonimato desaparezca de internet. Es una lástima, pero cada proveedor de servicios de internet espera registrar quien hace qué y en donde. ¿Seremos capaces de mantener el anonimato en espacios digitales? ¿Te has imaginado cómo sería un mundo sin anonimato? ¿Sería una forma de vida viable?

Los seres humanos tenemos una parte lógica y racional, pero también una caótica que no necesariamente siempre queremos exhibir. El anonimato ayuda a que de alguna forma esa parte se exprese y mantenernos equilibrados. Pero ¿y si la suprimimos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.