Ficciorama No. 36

Hace poco más de un mes se abrió la convocatoria para participar en la edición número 36 del fanzine Ficciorama, el cual cerró el homenaje realizado al escritor de ciencia ficción Philip K. Dick. El tema de la convocatoria se debía desarrollar a partir de la siguiente pregunta: ¿como sería el mundo si Alemania y Japón hubiesen ganado la segunda guerra mundial? teniendo como base  la novela ucrónica “El hombre en el Castillo” publicada por Philip K. Dick en 1962.  A la par se había lanzado la convocatoria par el primer número del fanzine 098, patrocinado por esta casa, por lo cual la lógica del momento me llevó a participar en cuanta convocatoria, concurso u otro acontecimiento surgiera, si es que esperaba contribuciones para nuestro emergente fanzine.

Pues bien, durante la semana pasada, y aprovechando el Sofa2013, el 36 de Ficciorama empezó a circular. El día sábado me aventuré a la caza de este número por dos motivos principales: 1) Ver qué había pasado con la contribución enviada y 2) entregar a Boris Greiff (a.k.a. Ficciorama) un ejemplar de 098 como una forma de gratitud por  mostrarme los culebreros caminos del mundo fanzinero y por su dedicación y  entrega de su “Publicación quirográfica de reproducción mecánica y distribución repentina menusal” que he venido recolectando desde finales de 2011.

Cuando localicé el stand, Boris me recibió con uno de sus ejemplares en la mano, lo saludé y revisé página por página hasta el encontrar, cerca del final, el título “Resistencia en la latitud 0“. Brinqué de alegría por ver mi pequeño aporte como uno de los seleccionados para el número ¡pero la sorpresa dio para más! Cuando fui identificado como uno de los participantes de la convocatoria, me entregaron nueve ejemplares más como parte de pago por mi participación.

Ficciorama No. 36Luego de recibir mi pago escarbé en mi mochila en busca del par de hojas dobladas que componen el número cero del fanzine 098 y se lo entregué a Boris, quien lo recibió con gusto. Me despedí con mis nueve ejemplares y puse a prueba mis pocas habilidades de voceador por el Sofa con un contundente: “amilamilamilamilamilamil, ¡Ficcioramaporsólomil!”

 

 

Una respuesta a “Ficciorama No. 36”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.