Charles Mingus – Me and you blues

Llegó un punto en mi vida en que no puedo resistir a la previsibilidad, por eso…

…salté al jazz, a las improvisaciones de increíbles músicos que captan ritmos y los configuran de acuerdo a lo que van tocando. Empecé escuchando cosas instrumentales, como Aphex Twin, los temas instrumentales de Nine Inch Nails y Tret Reznor, Brian Eno y David Byrne y aterricé en Charles Mingus, Miles Davis, John Coltrane, The Khu y músicos que crean atmósferas con su música.

Creo que todo pasó una noche en un bar, muy cerca de la Casa de Nariño, donde Leonardo tocaba la guitarra con una de sus bandas, llamada Floyd. Luego de terminar un tema, el baterista empezó a improvisar y extendió el cierre del tema para hacer otra cosa. Fue algo gracioso ver cómo la banda no supo cómo reaccionar inmediatamente, pero poco a poco fueron integrando armonías y melodías a la base de percusión que este baterista iba marcando. Esa fue una chispa de luz. Eso era lo que me gustaba de escuchar discos de los Doors en estudio y luego ver que cada concierto se modificaba como si fuera plastilina para crear algo diferente.

Tengo un poco de suerte de tener un bar de jazz en la esquina. Los jueves hay jams, pero no me he animado a tocar nunca. No hay un circuito nutrido de jazz en Bogotá, lo que resulta una lástima. Dejé un poco de lado la rabia del rock para empezar a explorar cosas que nosabes con certeza a dónde te llevarán… y lo disfruto mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.