IFLA critica el licenciamiento como solución en el Parlamento Europeo

Este documento muestra cómo diversas asociaciones están presionando porque el derecho de autor no sea una barrera para el acceso a la información digital. Recientemente Copyright for Creativity, EBLIDA, LIBER y Communia organizaron un desayuno de trabajo con el Parlamento Europeo para exponer los problemas que acarrea el licenciamiento, como alternativa a las excepciones y limitaciones al derecho de autor para bibliotecas y archivos.

¿Cuál es el problema?

El problema es que diversas organizaciones están abogando porque el derecho de autor amplíe sus excepciones y limitaciones para bibliotecas y archivos. Esto haría que haya una normativa global que le permita a dichas instituciones hacer usos de obras que por ahora sólo pueden realizarse si los autores o titulares del derecho de autor las autorizan.

El licenciamiento es una figura que autoriza a que terceros (en este caso las bibliotecas y los archivos) usen material sujeto a derecho de autor; es como un permiso especial que los autores le darían a las bibliotecas. El problema es que con el licenciamiento, las bibliotecas y archivos siguen estando atadas a la buena voluntad de los autores. Una normativa de excepciones y limitaciones haría obligatorio a los autores a que les permitan a las bibliotecas y archivos usar las obras para brindar acceso a sus usuarios.

A continuación el comunicado publicado por IFLA.

El comunicado de IFLA

Esta es la traducción al español del texto realizado por Julia Brungs, hecha por Jaime Ríos Ortega.

Imaginen un mundo donde cada libro en cada estante alrededor del mundo están sujetos a diferentes términos y condiciones de uso. Esta es la realidad del entorno digital que ahora vivimos. Licensing Briefing Document

El pasado miércoles 6 de mayo, la IFLA en conjunto con las organizaciones Copyright for Creativity, EBLIDA, LIBER y Communia organizaron un desayuno de trabajo para los diputados del Parlamento Europeo y sus asesores. La reunión abordó la relación entre el Derecho de explotación y reproducción (Copyright) y las licencias, y se demostró que el licenciamiento no es la solución al problema que enfrentan las bibliotecas cuando ponen los materiales a disposición de sus usuarios en el medio digital. En cambio, deben actualizarse las excepciones y limitaciones al derecho de explotación y reproducción de las obras para garantizar que las bibliotecas puedan realizar su función esencial en la sociedad.

Las bibliotecas han aceptado que las licencias son parte del entorno contemporáneo de la información y que establecen los términos sobre la manera como usamos y reutilizamos las obras protegidas por derecho de autor. Sin embargo, las licencias que invalidan la legislación autoral perjudican y restringen la creatividad y la innovación. Esto se debe a que el acceso y el uso de los contenidos digitales se rigen casi en todo el mundo, no por lo que establecen las el derecho autoral de cada país, sino por aquello que imponen contratos privados, y en ocasiones confidenciales.

Esencialmente, la reunión fue una reacción a las recientes discusiones, particularmente en Europa, que se han centrado en las licencias como un reemplazo a la modificación de excepciones y limitaciones al derecho de explotación y reproducción. Lo anterior derivó hacia una modificación a las discusiones sobre la actual reforma en la legislación autoral europea por parte de María Martín-Prat, Jefa de la Unidad de Copyright y Directora General de la Comisión Europea para redes, contenido y tecnologías de la comunicación (DG Content). Seguido por las exposiciones de Paul Ayris, Director de Servicios Bibliotecarios de University College London; Jill Cousins, Director Ejecutivo de Europeana; y Alec Tarkovski, de Creative Commons Polonia.

Todas las presentaciones señalaron que el completo reemplazo de las legislaciones autorales por el licenciamiento restringe el acceso y reutilización de la información y el conocimiento en el entorno digital, al igual que obstaculiza la investigación y la creatividad.

Después del desayuno de trabajo, la Unión Europea anunció su nueva estrategia “Digital Single Market” la cual promete una legislación europea más moderna en materia de derecho de explotación y reproducción de obras, que estará lista a finales de 2016. La IFLA, en colaboración con los miembros europeos, firmemente han propugnado un marco habilitado con excepciones que faciliten de modo decisivo la preservación digital, el préstamo electrónico y la transferencia de información más allá de las fronteras políticas que en su conjunto, ayuden a la investigación por parte de los usuarios de las bibliotecas. Se incorporan excepciones o limitaciones a la legislación autoral para que sean obligatorias y no puedan anularse por contratos. Las licencias ocupan su lugar, pero no sustituyen leyes equilibradas de explotación y reproducción de obras protegidas.

Para obtener más información general sobre la problemática originada por las licencias, consulte el documento informativo, elaborado por la IFLA, LIBER y EBLIDA con motivo de su reunión.

Consulte la versión web en inglés.

Julia Brungs
Gerente de Políticas y Proyectos
Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA)

Volver a la nota en la Red de Egresados de Ciencia de la Información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.