Born into this – El documental sobre Charles Bukowski

Recuerdo que la primer persona que me habló de Bukowski fue un tío. Me dijo algo como “Este tipo se emborracha y pelea y luego escribe sobre eso”. Creo que había cierto encanto al pensar en que él no tiene futuro, como muchos de nosotros, pero es sincero.

Cuando estaba en la universidad recuerdo haber pedido a la biblioteca que comprara este documental. En el formulario me preguntaron para qué clase me servía este documento: “Para arquitecturas de información” respondí. Un par de meses después el video estaba en la colección. No sabía qué relación había entre esa clase y el video, pero había funcionado para que la bibliotecaria o el bibliotecario encargado de las compras lo aprobara.

¿Qué puedo decir sobre Bukowski? Me salvó la vida cuando no encontraba nada más que hacer, que leer los libros que sacaba cada lunes en la mañana de la Luis Ángel y me los prestaban por 8 días, donde volvía a sacar un nuevo libro. Creo que fue una buena época de mi vida porque aprendí a apreciar las cosas importantes. La literatura es importante, pero salir a vivir es más importante que la literatura. A veces necesitas tener un panorama amplio y los libros te dan pistas, pero sólo pasas la prueba cuando eso que aprendes en los libros te sirve para solucionarte problemas de la vida.

Le presenté este libro a uno de mis mejores amigos, David, y creo que también vio algo que lo salvó. A mi “Mujeres” me había dado esperanza. A él “Pulp”. “Siempre vuelven” decía mi libro favorito, justo cuando esa chica a la que adoraba me decía que yo no era suficiente para ella. El fin de semana pasado le regalé Mujeres de Bukowski a Cesar.  Nos la hemos pasado hablando de lo que implica una separación y de los tipos de vida que puedes tener. “Hay gente que espera que sus chicas los traten como sus madres los tratan. Hay gente que ya no puede vivir con chicas. Tu no estas en ninguno de estos lados” me decía. Creo que disfruto de la soledad, pero ya veremos. En este documental leen este poema:

Hay cosas peores que estar solo, pero a menudo toma décadas darse cuenta de ello y más a menudo, cuando esto ocurre, es demasiado tarde y no hay nada peor que un demasiado tarde.

Espero que no sea demasiado tarde para mi.

Autor: David Ramírez-Ordóñez

Hola. Soy David. Docente, bloguero y bibliotecario digital. Desarrollo proyectos digitales desde el 2005. Más de mi en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.