Sobre el patrimoio digital en contexto multicultural

Luego de la conferencia Patrimonio Digital en un Contexto Multicultural que fue impartida por Jhonny Antonio Pabón Cadavid; el pasado 14 de abril, en la Pontificia Universidad Javeriana, recordé un pequeño ejercicio que hice en un MOOC sobre Educación y Museos de la Universidad de Murcia.

Este ejercicio consistía en ubicar el marco legislativo que protege el patrimonio, material o inmaterial local. Seleccionar un elemento patrimonial y mostrar qué se está haciendo para su preservación y divulgación.

MARCO LEGISLATIVO

Colombia es un país diverso, no sólo en sus distintos ecosistemas naturales, sino también en su variedad y contrastes culturales.

El reconocimiento de esta diversidad se establece en su Constitución Política de 1991, en donde se presenta como un país laico, pluriétnico y multicultural; se abre paso a la libertad de cultos, creencias y lenguas.

Posteriormente, en 1997 se crea la Ley 397 la cual desarrolla artículos concordantes con la Constitución Política, y en donde se dictan las nomas sobre el patrimonio cultural, el fomento y estímulo a la cultura; y se crea el Ministerio de Cultura de Colombia.

ELEMENTO PATRIMONIAL

Partiendo de este marco legislativo, comentaré cómo se han realizado acciones para la salvaguarda y difusión de la lengua “el palenquero”, de San Basilio de Palenque, en el caribe colombiano.

San Basilio de Palenque es un pueblo fundado en el siglo XVI, por esclavos africanos prófugos de la ciudad de Cartagena de Indias, es considerado el primer pueblo libre de América. Actualmente este pueblo conserva tradiciones de pueblos originarios africanos en el territorio colombiano, y particularmente, han desarrollado una lengua criolla a partir del Español y lenguas africanas, el palenquero. Por sus condiciones históricas tan particulares es considerado por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en 2008.

Con estos antecedentes y a partir de la legislación sobre patrimonio en Colombia, haré referencia al artículo primero, numeral 6, de la Ley general de cultura el cual dice lo siguiente:

El Estado garantiza a los grupos étnicos y lingüísticos, a las comunidades negras y raizales y a los pueblos indígenas el derecho a conservar, enriquecer y difundir su identidad y patrimonio cultural, a generar el conocimiento de las mismas según sus propias tradiciones y a beneficiarse de una educación que asegure estos derechos.

Elementos de preservación y divulgación del patrimonio

En este marco presentaré una iniciativa del Ministerio de Cultura y su Dirección de Comunicaciones. El Banco de Contenidos. Este proyecto reúne en un portal web la producción audiovisual, sonora y multimedia apoyada y/o producida por el Ministerio de Cultura desde 1989 hasta la actualidad.

Con relación a la cultura palenque, identifiqué en este portal una radionovela bilingüe que tiene como protagonistas a cuatro niños palenqueros que indagan la tradición oral de su pueblo, su música y espiritualidad, por medio de entrevistas y conversaciones con sus abuelas y abuelos.

Conclusiones

Este tipo de iniciativas procuran conservar y difundir el patrimonio inmaterial del país, más allá de un lugar geográfico concreto, gracias a los registros y muestras audiovisuales disponibles en una web del estado. Esta iniciativa, aunque plausible, genera interrogantes sobre la continuidad y acceso a estos recursos a futuro.

Un buen ejercicio adicional podría ser estar al tanto de cómo se desarrolla esta iniciativa, qué propuestas de preservación de estos contenidos se están discutiendo desde el Ministerio de Cultura y cómo podrán garantizar el acceso a los recursos, no solo para su consulta sino también para su apropiación y análisis de los datos que puedan proveer.

Esta plataforma fue hallada por azar, pero ¿qué otras iniciativas de este tipo se encuentran en países como el nuestro?

Autor: Leonardo

Leonardo es Profesional en Ciencia de la Información – Bibliotecólogo de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá. Interesado en temas relacionados con la cultura libre, el procomún, internet y la cotidianidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.