Los #BibliotecariosAlSenado somos las personas

Aquí una breve compilación de los grupos que representan a los diferentes sectores que conforman el movimiento y los apoyos que hemos recibido desde diferentes latitudes. Cuando los bibliotecarios nos unimos, se demostró que podemos lograr grandes avances.


Los súper poderes de estos héroes cotidianos

Cuando lees un eslogan como el de la Visión Global de IFLA que dice “Juntos Creamos el Futuro” o el de nuestra presidenta de IFLA que reza “Las bibliotecas son motores para el cambio” podría pensarse que este tipo de frases son simplemente bonitas o es lo que suele usarse en una campaña que suene bien. Sin embargo apropiarnos de estas consignas y volverlas realidad es lo que está pasando desde Colombia: Los bibliotecarios(as) estamos ocupando nuestro lugar en la sociedad, para promover una sociedad más justa e incluyente.

Creo que es aquí donde radica el súper poder de estos héroes cotidianos: estamos entendiendo el verdadero significado y convirtiendo estas frases que suenan bien en nuestra ideología, en algo que cobra vida, en algo que se puede palpar en la realidad y está cambiando el futuro de nuestro país. Y esto resulta particularmente relevante si tenemos en cuenta que estamos avanzando en un debate que el mundo entero está tratando de resolver y puede ser que aquí se siente un precedente para el futuro de muchos otros países y todos los bibliotecarios del mundo deberían asumir este compromiso en dondequiera que se encuentren.

Creo que es aquí donde radica el súper poder de estos héroes cotidianos: estamos entendiendo el verdadero significado y convirtiendo estas frases que suenan bien en nuestra ideología, en algo que cobra vida, en algo que se puede palpar en la realidad y está cambiando el futuro de nuestro país.

Al fin de cuentas los bibliotecarios no necesitamos defender a la biblioteca por la biblioteca en sí misma, o defender los libros y la lectura a ultranza, porque de eso no se trata. Tampoco se trata de simplemente fortalecer a las asociaciones bibliotecarias para presumir de que podemos ser “poderosos” y cambiar las políticas públicas de un país, que de hecho requiere muchísimo trabajo y si lo logramos en esta ocasión, todas esas trasnochadas, correos y afanes valdrán la pena, pero el fin es otro. El fin son las personas y la capacidad para que ellas tengan la vida que consideran merece la pena ser vivida.

Se trata de lograr que sin importar en qué lugar del mundo naciste, tengas la capacidad de poder acceder a esa historia que puede cambiar tu vida. Se trata de poder tener acceso a información que te brinde la solución para mejorar tus condiciones de salud. Se trata de tener una vida tranquila donde los mayores retos que enfrentes no sean los de la violencia, sino los de apasionados debates e intercambios de argumentos. Se trata de las personas e incluso nosotros los bibliotecarios, aunque no lo creas, también somos personas (es broma) que a pesar de las dificultades y las diferencias, estamos encontrando un ideal común, que cambiará las oportunidades de millones de ciudadanos en los lugares más recónditos de un país Latinoamericano.

Grupo de #BibliotecariosAlSenado de la Red de Bibliotecas Populares de Antioquia REBIPOA, 2018
Grupo de #BibliotecariosAlSenado de la Red de Bibliotecas Populares de Antioquia REBIPOA, 2018

Una breve pausa para tomar aire… y continuar

Los bibliotecarios ganamos un espacio para ser interlocutores válidos con los tomadores de decisiones en el Congreso de la República de Colombia. Entendimos que necesitábamos explicar en detalle nuestras necesidades y mostrar que estamos en la mitad de una tensión donde buscamos que todas las partes sean escuchadas y que a pesar de no ser abogados expertos, tuvimos que traducir de “lenguaje abogado” a “lenguaje bibliotecario” y viceversa para establecer puentes de comunicación.

El proyecto de ley que actualiza el derecho de autor todavía está en debate y faltan algunas instancias para que se convierta en ley, sin embargo esto debe entenderse como un puerto de salida para un largo viaje, no como una meta donde ya debemos cruzarnos de brazos y esperar que la vida siga su rumbo. Este proyecto de ley contempla revisiones anuales, lo que quiere decir que si todavía no sabemos de derecho de autor, no es tarde para empezar, porque si nuestro sector no está participando (bibliotecas públicas, especializadas, escolares, universitarias, patrimoniales, etc.), es altamente probable que nuestras necesidades no las esté defendiendo nadie. Como me enseñó Fernando Pessoa: “cada uno debe, por sus propias fuerzas, crear libertad y combatir las ficciones sociales”. Además, si recorremos este camino juntos, capaz que encontramos atajos y nos podemos ayudar mutuamente.

Sin los esfuerzos de IFLA en la carta de nuestra presidenta, del equipo de Policy and Advocacy de IFLA, Conector y ASCOLBI en los comentarios posteriores, las enseñanzas de Alicia desde la Asociación de Bibliotecólogos del Uruguay, las conversaciones desde la REDLACDA con todas y cada una de las colegas que conforman la Red, este tipo de cosas no se podrían lograr en Colombia. Nos hubiéramos quedado en estudios académicos que sirven para adornar extensísimas hojas de vida, pero que nada resuelven en la realidad y lo que necesitamos es que el fin sean las personas y la capacidad para que ellas tengan la vida que consideran merece la pena ser vivida.

Nos hubiéramos quedado en estudios académicos que sirven para adornar extensísimas hojas de vida, pero que nada resuelven en la realidad y lo que necesitamos es que el fin sean las personas y la capacidad para que ellas tengan la vida que consideran merece la pena ser vivida.

Que esta sea una oportunidad para limar asperezas. Que sea un buen momento para buscar el grupo de propiedad intelectual de nuestras asociaciones nacionales. Y si en mi país no hay un grupo de propiedad intelectual en la asociación, pues hay que crearlo. Y si en mi país ni siquiera hay una asociación nacional de bibliotecarios, pues hay que crearla para poder crear en ella el grupo de propiedad intelectual. Porque al fin y al cabo todos tenemos que dar este debate, estemos donde estemos. Y esto apenas es el comienzo porque hay mucho qué hacer.

Grupo de #BibliotecariosAlSenado de la Red de Bibliotecas de Instituciones de Educación Superior del Meta, 2018
Grupo de #BibliotecariosAlSenado de la Red de Bibliotecas de Instituciones de Educación Superior del Meta, 2018

Algunas fotografías de los #BibliotecariosAlSenado alrededor de Colombia

Finalmente con el apoyo de todas y cada una de estas personas, es que se están cambiando cosas. Mil y mil gracias por este apoyo y qué bueno que emprendimos este viaje juntos. A ver hasta dónde llegamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.