Luego de un año se hace evidente que la acción política bibliotecaria es necesaria en muchos frentes. Aquí hacemos una compilación de las acciones que realizamos de Abril de 2018 a Abril de 2019 y reflexionamos sobre los retos que como sector, deberíamos pensar y entender.

Las actividades realizadas

Imagen alusiva al primer año de Bibliotecarios Al Senado
Imagen alusiva al primer año de Bibliotecarios Al Senado

Un repaso de las actividades que realizamos nos hace pensar en lo fuertes que puede ser el sector bibliotecario cuando tiene un objetivo común. Esta imagen muestra la diversidad de acciones realizadas por personas de distintos frentes de acción y con diferentes intereses, pero que se coordinan para realizar activismo bibliotecario por el acceso a la información y el conocimiento,

Los posibles futuros

En este libro (que puedes descargar gratuitamente) registramos esa idea sobre la inexistencia de un único futuro. Tal vez existen muchos futuros y lo que debamos hacer en el presente es tratar de llegar a esos múltiples futuros que nos gustaría que se materializaran.

Grupos de acción política en las asociaciones bibliotecarias

Imaginamos que en las diferentes asociaciones bibliotecarias de Latinoamérica se replica un grupo especializado en la acción política. Esto con el fin de que sirva de apoyo a otros grupos para que su trabajo tenga impacto en políticas públicas.

Por ejemplo imagine que en su asociación hay un grupo de bibliotecas escolares. Este grupo realiza investigación sobre las fortalezas y los retos que un país tiene sobre sus bibliotecas escolares y el acceso a la información en educación básica, primaria y secundaria. El grupo de bibliotecas escolares podría realizar un trabajo conjunto con el grupo de acción política, para que tomadores de decisiones tengan los resultados de las investigaciones del grupo de bibliotecas escolares y modifiquen o creen legislación que pueda mejorar el acceso a la información en las bibliotecas escolares de un país.

En Colombia estamos trabajando para fortalecer nuestra asociación nacional, ASCOLBI, para crear este grupo de trabajo de acción política. En cierta ocasión Johana Jaramillo visitó ASEIBI, la asociación de egresados de bibliotecología de la Universidad de Antioquia en Medellín y allí se preguntaron ¿y qué tal si hacemos nuestro #BibliotecariosAlSenado en Medellín? Se podrían copiar y adaptar nuestras metodologías.

Imagen de la asamblea de ASEIBI en Abril de 2019. ¿Y si creamos nuestro #BibliotecariosAlSenado en esta asociación?

Coordinación de incidencia en política pública global

En los talleres de Visión Global de IFLA, donde bibliotecarios de todas las latitudes del mundo se reunieron para pensar en los futuros del sector bibliotecario, el Secretario General decía:

Los retos globales necesitan soluciones globales.

Gerald Leitner, Secretario General de IFLA

¿Cómo podemos empezar a coordinar acciones de incidencia en política pública global desde el sector bibliotecario, con las acciones que hacemos desde nuestros puestos de trabajo? Esto porque en la actualidad, somos ciudadanos globales, pero no todos tenemos capacidad de voto en ciertos espacios. Por ejemplo las decisiones legislativas de la Unión Europea regulan Internet, que es una herramienta global y no sólo de una región específica (con casos particulares), pero como latinoamericanos no podemos votar o elegir a quienes nos representarán en el Parlamento de la Unión Europea. ¿Cómo poder incidir en esas decisiones donde administrativamente no llegamos?

Mi propuesta es que hagamos parte de una red de cooperación internacional bibliotecaria de acción política para que podamos entender, reaccionar y proponer mecanismos que defiendan el acceso democrático a la información en cualquier lugar del mundo. Ya existen estas redes, por lo que el camino sería participar en ellas y proponer acciones para que podamos participar en la toma de decisiones de cualquier lugar del mundo. Por ejemplo me alegra mucho que desde #BibliotecariosAlSenado Argentina se haya realizado un primer comunicado propio.

¿En qué espacios podríamos crear estrategias coordinadas que respeten y favorezcan la diversidad?

Combinemos la participación desde los átomos y desde los bits

En ciertos momentos se deben realizar acciones desde lo digital, como esta campaña de memes. Desde los bits podemos mover Internet para saber qué está pasando y cómo podemos participar. Sin embargo también se necesitan acciones en el mundo de los átomos, lejos de teclados y pantallas.

Reunión de bibliotecarios en el Congreso de la República de Colombia, en Bogotá. 2018
Reunión de bibliotecarios en el Congreso de la República de Colombia, en Bogotá. 2018

Debemos pensar en estrategias para que Internet nos sirva para encontrarnos, conocernos y reconocernos como seres humanos. Para que establezcamos lazos de confianza y nos veamos a través de las pantallas, pero que también podamos compartir espacios físicos.

Cooperación intersectorial

Nos resulta natural pensar que quienes trabajan en bibliotecas tienen relaciones cercanas con quienes trabajan en archivos y museos. Sin embargo un futuro muy interesante sería ese donde empecemos a hacer colaboraciones intersectoriales: abogados, bibliotecarios, ingenieros, químicos y artistas trabajando en proyectos comunes por el acceso democrático a la información.

Personalmente he sentido que en ciertas ocasiones el sector bibliotecario puede ser bastante endogámico. ¿Por qué? ¿Cuál es el beneficio de hacer grupos cerrados? ¿No resulta contraproducente centrarnos en lo homogéneo cuando el mundo cada vez es más interconectado y heterogéneo?

Recientemente el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe – CERLALC ha venido trinando y usando el hashtag #BibliotecariosAlSenado. ¡Chévere que estas cosas ocurran!

Trino del CERLALC, donde usa el hashtag #BibliotecariosAlSenado

Aquí por ejemplo editores e investigadores trabajan con bibliotecarios para pensar los futuros de la ciencia en Colombia. No sólo participamos en la asociación nacional de bibliotecarios, sino también en la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC).

La creación de hábitos

Durante este año sumamos más de 600 horas de aprendizaje en comunidades de práctica. ¿Qué significa eso? Que cada 15 días, los sábados a las 7 AM (hora Bogotá) nos reunimos para conversar entre 3 y 4 horas sobre nuestros intereses y preocupaciones.

No es fácil, luego de una semana agotadora, sacrificar una madrugada para encontrarse con quienes quieren expresar sus preocupaciones y estar al tanto de lo que pasa en el sector bibliotecario del país y del mundo. Pero cuando abres ese espacio y lo mantienes, es cierto que algunas personas no pueden mantener el ritmo, pero otras pueden incorporarse y traer nuevas ideas o nuevos proyectos que podamos hacer conjuntamente.

Dejaremos de reunirnos a las 7 AM, pero nos reunimos cada 15 días sin falta los sábados. Sería muy interesante que pudiéramos coordinar una reunión mensual con todos los grupos de acción política bibliotecaria ¿no?

El disfrute y la querendura

Si estos espacios no son divertidos, si no nos emociona participar, si nos vamos a reunir para atacarnos en vez de para cuidarnos, apague y vámonos. El mundo ya es suficientemente hostil como para que en vez de ayudarnos enfoquemos nuestras energías en hacernos la vida difícil.

No se trata de fortalecer las asociaciones «porque estamos haciendo patria». No se trata de cumplir con un deber de nuestros ancestros bibliotecarios. Se trata de encontrarnos para aprender a convivir.

Si bien las responsabilidades y los temas serios y urgentes requieren nuestra atención, también hay que dedicarle un momento al acercarnos en ámbitos más informales. Compartir un café o una cerveza, una cena o un almuerzo o simplemente escucharnos para saber qué ha pasado con nuestras vidas. Estas acciones, por nimias y superfluas que parezcan, consolidan nuestra comunidad.

Un saludo desde la Biblioteca Pública de Nueva York

Con Paciencia y Fortaleza siempre vigilantes, le preguntamos a Elvira Lapuz (Filipinas) qué hace para defender y promocionar las bibliotecas, o hacer advocacy, un término algo complicado de traducir al español. Nos comentó que realiza acciones no sólo para bibliotecarios, sino también para estudiantes. También hizo referencia a cómo los bibliotecarios pueden incidir en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Cerró con un saludo a #BiblotecariosAlSenado:

Una invitación

¿Quieres hacer parte de nuestro grupo? ¿Tienes una idea que te gustaría mostrar? ¿Quieres replicar esta experiencia en tu país? Déjanos un correo y hablemos.

Publicado por David Ramírez-Ordóñez

Hola. Soy David. Docente, bloguero y bibliotecario digital. Desarrollo proyectos digitales desde el 2005. Más de mi en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.