Todas las entradas de El_Viandante

Zona de confort

Zona de confort

Tomándonos el tiempo para preparar una reunión del equipo de Nomono, decidimos dejar la Biblioteca general de la Universidad Javeriana en Bogotá, en donde decidimos trabajar inicialmente, para continuar la labor en un cafetín aledaño, sobre la calle 41, buscando algo más cómodo y acorde con nuestros propósitos. En el lugar se dio una discusión sobre las nuevas formas de trabajo y sus pros y contras. Como resultado de una de las conversaciones surgió la idea de esta entrada.

Desde que inicié mi vida laboral nunca he tenido un contrato que me dé todas las prestaciones para una vida digna y cierta… estabilidad, seguro, como a muchos, me imagino, actualmente. Veo gente quejándose de esta situación pero continuando con su rutina, otros ven con tristeza el futuro diciendo cosas como “ya olvídese de la pensión”  o “si a nosotros que ya estamos mayores la vemos difícil, ustedes…”, personas, jóvenes, y no tanto, que sueñan con la estabilidad y confort que, según se dice y cantaban los bardos,  se tenía en el pasado.

Desde hace poco más de un año entré en una dinámica laboral en donde debo ser responsable por todos los aspectos relacionados a mi trabajo, administras de la mejor manera todas mis actividades y no menos importante mi propio tiempo. El denominado mundo de “El frilo”.  Con todo lo que se ha presentado y con algunos de los recuerdos que perduran de esta pequeña discusión recordé uno de los vídeos que pasan de red en red, perfil en perfil y luego se opaca lentamente, quedando como un registro más de esta memoria colectiva, Internet.

Luego de todo esto sólo puedo decir que: nada permanece, nada es estable. Mi zona de confort es mi cama a las nueve o diez de la mañana cualquier día de la semana.

Ya vemos que llegaste a la más avanzada edad a que puede llegar un hombre; pesan sobre ti cien años o más. Pues bien, saca las cuentas de tu existencia; cuenta qué parte de ese tiempo se ha llevado el acreedor, cuál la amiga, cuál el rey, cuál el cliente; cuánto tiempo perdiste peleándote con tu mujer, corrigiendo a tus esclavos, yendo de visita por la ciudad; añade a ello las enfermedades que tú mismo provocaste y el tiempo perdido inútilmente: verás que tienes menos años de los que cuentas

Séneca

Dichosa la persona que sabe que su tiempo le pertenece

Acceso abierto

Explicación simple sobre acceso abierto

Sobre acceso abierto se ha hablado mucho durante los últimos años, sin embargo recorriendo algunos sitios institucionales, repositorios o editoriales universitarias que se han acercado a este concepto y lo han adoptado en su qué hacer, se puede encontrar algunas particularidades, en la presentación y aplicación de las licencias que usan sobre sus contenidos y la etiqueta “Open…”. Tratando de presentar contenidos para explicar el acceso abierto encontré en el portal de Creative Commons-Chile una publicación en donde explican las licencias desde el Copyright, como el más restrictivo hasta el Dominio Público, obviamente pasando por los matices que ofrecen las combinaciones de las licencias Creative Commons, y lo mejor presentando esta información de manera gráfica, utilizando los colores de un semáforo, en donde el rojo representa la “C”, amarillo “CC” y el extremo del verde “DP”:

Relación entre Copyright, Copyleft, Dominio Público y Creative Commons con la analogía del semáforo.

¿Qué tan abierto es el acceso a los contenidos académicos en Colombia? A partir de esta simple ilustración podrán sacar sus propias conclusiones.

Por otro lado, este vídeo animado creado por  PHD Comics, disponible en YouTube, ilustra de buena y sencilla manera qué es el acceso abierto (Open Access).

Con comentarios tan contundentes como:

“Las revistas no producen el material, no le dan trabajo a la gente que escribe los artículos ni menos emplean a quienes los revisan. Eso no tiene sentido respecto de lo que la ciencia se supone que es. Ciencia es descubrir cosas nuevas y distribuir ese conocimiento. Es irracional pensar que los científicos son financiados con dinero público para investigar y que luego de años sus investigaciones no estén disponibles para la gente. No tiene sentido”

“Hay dos componentes del Open Access, el primero es que los artículos estén disponibles gratis para ser leídos. La segunda parte que es igual de importante, es que estén disponibles para ser reutilizados, ya que el conocimiento se construye creando relaciones entre artículos”

 

El nuevo canon

A propósito del documento publicado en EPI por Javier de la Cueva titulado El nuevo canon a las universidades: tras la apropiación del canon digital para las copias privadas, la del open access, el cual trata sobre la actual reforma a la Ley de propiedad intelectual en España, en donde los contenidos publicados en acceso abierto de las universidades y los entornos virtuales de estas, serán propiedad administrados por una entidad de gestión.

… Con mucha gracia y verdad respondió un corsario, siendo preso, a Alejandro Magno, preguntándole este rey qué le parecía cómo tenía  inquieto y turbado el mar, con arrogante libertad le dijo: y ¿qué te parece a ti cómo tienes conmovido y turbado todo el mundo? Mas porque yo ejecuto mis piraterías con un pequeño bajel me llaman ladrón, y a ti, porque las haces con formidables ejércitos, te llaman rey.

San Agustín. La ciudad de Dios. Tomo I, Libro cuarto, capítulo IV.

Diego Maquieira: sobre El Annapurna

La lectura al final… es solitaria. Salvo que suceda con un par de amigos que tú quieras discutir un fragmento de Virgilio o de Oracio, o con tu novia… que le estés leyendo algunos poemas de Ruben Darío o Neruda, etcétera. Pero en el fondo es íntimo, es el libro ¿qué es el libro? [...] ¿Por qué nadie lee? Porque nadie quiere estar solo.

Diego Maquieira. 2014, entrevista D21 Proyectos de Arte.

¡La Big Rabia!

Escuchando algunas listas de reproducción en línea e cruzaba de vez en cuando con uno que otro tema estridente que por alguna razón me recordaba a la agrupación Perrosky, sólo que con un sonido más bajo y tosco.

Decidido a explorar un poco más en esos sonidos que me llevaban a lo mejor de algunas de mis bandas preferidas, di con La Big Rabia. Un proyecto del baterista chileno Iván Molina, conocido por ser integrante de bandas locales como Emociones Clandestinas; Santos Dumont, Matorral y algunos proyectos más recientes junto con otros músicos de la escena “ander” chilena como Trancemission y Wipala, por mencionar algunas. Uno de los músicos que ha atravesado por la escena rockera de su país desde la década de los 80′s hasta la actualidad. En esta ocasión, junto con Sebastián Orellana, ex integrante de la agrupación Philipina Bitch conforman este dúo que le hace total honor a su nombre.

Definida en los medio especializados locales como:

Una explosiva cruza entre punk, rockabilly, boleros, performances teatrales y letras de desamor son las que han afianzado a La BIG Rabia como una de las propuestas más llamativas de la escena capitalina independiente de inicios de esta década. Con una activa presencia en vivo, el grupo es, también, el encuentro entre dos generaciones de músicos unidos por las ganas de explorar las raíces rocanroleras y su gusto por la canción popular en español.

Pacheco Pionero

Ya casi han pasado 24 horas desde que me enteré de la noticia de la muerte de Fernando González Pacheco. Aunque parezca un poco extraño que desde este blog nos ocupemos de estos temas, este hecho, además de recordarme algunos momentos de mi infancia frente al televisor, me recordó una situación que me provocó un cambio de actitud en cómo recibo la información que se mueve a mi alrededor en la cotidianidad.

Esta situación sucedió durante una discusión sobre ciencia ficción en la librería Mirabilia, de Bogotá, junto a las cabezas del blog Milinviernos en donde se proponía a ver con otros ojos, o más bien a darle una lectura diferente a nuestro entorno en cuanto a temas relacionados al Cyberpunk y la cultura Maker, esto relacionado a algunos personajes de la televisión colombiana, caso particular Don Chinche.  Pero el momento cumbre llegó cuando se mencionó como ejemplo a Pacheco como un pionero de la realidad aumentada en Colombia con su programa Quiere Cacao.

 

098 Ed. Especial

Edición especial de 098

El pasado viernes 22 de noviembre del año del señor 2013, se realizó la última sesión del Taller Hiperfanzine en el Laboratorio Digital de la Biblioteca Nacional de Colombia. Al taller, por cuestiones laborales, asistí el primer y último día, lo necesario para poder armar una pequeña edición especial del Fanzine 098 (El de la Casa) que apenas imprimí llevé a una fotocopiadora para distribuir en el Laboratorio de Ciencia de la Información de la Pontificia Universidad Javeriana.

Para el taller creé un pequeño Pad que nutrí con algunos datos de la sesión, como lo mencioné no asistí a dos de las sesiones pero con una previa experiencia en el uso de las herramientas del taller logré salir con algo en las manos.

098 Ed. EspecialAl documento original que imprimí en el laboratorio le agregué algunos datos extra sobre su distribución y licencia, así como datos de contacto y una numeración de la edición, veinte ejemplares. El fanzine está hecho a cinco caras, por un lado una cuadrícula con cuatro campos en donde se presenta la portada y tres grupos de imágenes más, por el otro lado se encuentra un afiche informativo sobre una de las redes ucrónica de bibliotecas capitalinas que censura y vigila la información a la que la gente accede.

Esta pequeña publicación se la entregué a una profesora que estaba en el Laboratorio en ese momento y me preguntó sobre el tipo de publicación, si era un panfleto o folleto y le respondí que era un fanzine. Me dijo que en la Biblioteca del Banco de la República les ha interesado recopilar este tipo de publicaciones debido a que corresponden a una manifestación cultural, que al no ser masificada, es difícil de localizar con los años. En ires y venires de la conversación le hablé sobre los planes futuros para el fanzine y su interacción con entornos digitales, en ese punto, sobre la conversación de este tipo de materiales llegó a un punto interesante: Este tipo de publicaciones debe conservarse por que es producción de autores colombianos, por el momento las bibliotecas se han preocupado por digitalizar los documentos de hace dos siglos, que se encuentran en dominio público, pero ¿Cómo harán con los documentos digitales? Lo que me dijo fue que hasta ahora no hay nada planeado. Sé que la Biblioteca Nacional de Colombia está trabajando en ello pero ¿cómo hará para identificar y preservar los contenidos digitales de las personas teniendo en cuenta que cada imagen publicada, cada tweet, cada entrada en un blog… entre otros medios, cuenta como obra… digital?

El camino es largo y culebrero con respecto a ese tema pero por lo menos ya está en la cabeza de unos pocos.

Volviendo al tema de esta publicación, también me pareció muy oportuno encontrar en una entrada de un blog creado por Boris Greiff este fragmento de texto en donde trata las definiciones del fanzine y su opinión sobre esta producción como algo que no debería definirse:

… el fanzine mas allá de ser una publicación es un medio, un catalizador que transgrede todo aquello normalizado y legitimado por las avinagradas prácticas comerciales y académicas, y que de algún modo pone en evidencia una tensión entre lo espontáneo y lo intencional…

Por último no me queda más que mencionar un interés particular por construir una narración hiperterxtual, tal vez transmedia que puede ser como parte de las ediciones de 098 Fanzine o como un proyecto paralelo basado en algunos trucos aprendidos en el taller y una idea que ha rondado desde hace varios meses sin poder concretarse en algo. Interesados dejar sus comentario o remitirse a correo electrónico cero98@nomono.co.

¡Salud!