Archivos de la categoría Ciencia de la información

Publicaciones sobre Ciencia de la Información y Bibliotecología.

the archive of the available past vía Flickr por Jo Guldi

La representatividad en las decisiones sobre derecho de autor, bibliotecas y archivos

El pasado 18 de Junio la Dirección Nacional de Derecho de Autor realizó una reunión en sus oficinas sobre el Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos -
vigesimoctava sesión (o SCCR 28 por sus siglas en inglés, reuniones de las que ya hemos escrito antes). Estas reuniones son de interés para las bibliotecas y archivos, debido al trabajo que se ha venido adelantando por estas frente a las necesidades identificadas en cuanto a derecho de autor.

Es curioso que a esta reunión, que es de gran interés para bibliotecólogos, archivistas y en general profesionales en ciencia de la información, la mayoría de invitados sean de instituciones que si bien son bibliotecas o archivos, no necesariamente representan a la totalidad de estas agremiaciones. Brilla por su ausencia el Consejo Nacional de Bibliotecología, el Colegio Colombiano de Bibliotecología ASCOLBI, el Colegio Colombiano de Archivistas y agrupaciones similares de lugares fuera de Bogotá. Esto quiere decir que el futuro de las bibliotecas y archivos en Colombia no se está decidiendo entre las instituciones que representan agremiaciones de bibliotecas y archivos. Por otro lado es una discusión centralizada en Bogotá. Un amigo me comentó que podría sonar demasiado presumido pretender que a este tipo de reuniones inviten a personas interesadas en el tema, pero eso podría implicar que la sociedad civil no puede participar en estos espacios. ¿Hace falta pertenecer a una determinada biblioteca o archivo para que te inviten? Si es así ¿A cuál? porque no todas las bibliotecas participan.

Según la invitación “El propósito de la reunión es contarles lo acontecido en la sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor celebrado en el mes de abril y recibir de parte de ustedes los comentarios que estimen pertinentes en relación con los textos base de discusión y el trabajo futuro”. Lo que plantea una dinámica de “llegar con la tarea hecha”. En el 2013 presentamos unos comentarios en otro debate sobre derecho de autor, a los que hasta ahora no se ha tenido respuesta. En ese entonces y ahora parece persistir el mismo problema, si bien se trata de dos entidades diferentes: ¿Cuál es la metodología para recibir, debatir y consensuar estos comentarios?

No me queda nada claro cómo se está construyendo la posición del país. Además no entiendo por qué las entidades del Estado no hacen públicas las posturas que están tomando en estos espacios. Sé que hay un evento al que Colombia asiste y participa pero ¿Cómo se ven representados allí las bibliotecas y archivos del país? ¿Cuál es el papel de las asociaciones de bibliotecas, bibliotecólogos y archivos en estos espacios?

El comunicado de IFLA

Luego del SCCR 28, IFLA publicó en su sitio el siguiente comunicado.  La situación no es nada favorable para las bibliotecas y archivos del mundo.

Las bibliotecas y archivos se marcharon con las manos vacías de las discusiones internacionales sobre Derecho de Autor, después de que otra vez los Estados Miembro no llegaron a un acuerdo.

Estimados colegas:

Nuevamente colapsaron las discusiones relacionadas con el instrumento internacional para las bibliotecas y archivos sin llegar a ninguna conclusión durante la 28° Reunión del Comité Permanente sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR – Standing Committee on Copyright & Related Rghts) del lunes 30 de junio al viernes 4 de julio en Ginebra. Al final, los Estados Miembros acordaron desestimar cualquier conclusión sobre las excepciones del derecho de autor para bibliotecas y archivos, así como el borrador de un tratado sobre difusión durante las primeras horas del sábado 5 de julio.

Fue un cierre frustrante para una semana en la que las organizaciones de bibliotecas y archivos acudieron a Ginebra desde todas partes del mundo para participar en las discusiones, y con la conocida repetición del colapso de las últimas reuniones del Comité Permanente en abril del 2014.

En esta ocasión, se generalizó el desacuerdo sobre las conclusiones del SCCR28 entre los Estados Miembros, y no se limitó al tema de las excepciones para las bibliotecas y archivos, también se interrumpió el progreso hacia un tratado sobre transmisión luego de un intenso debate entre los Estados Miembros sobre cuán avanzadas estaban las discusiones y cuando, si fuera necesario, se programaría una Conferencia Diplomática para finalizar las discusiones del tratado. La imposibilidad de llegar a las conclusiones en las reuniones del Comité Permanente obedece a un patrón general que se ha presentado en muchas reuniones desde el SCCR27, donde los Estados Miembros son aparentemente incapaces de hallar un común entendimiento sobre diversos asuntos de Propiedad Industrial.

A pesar del decepcionante fin de las discusiones en el SCCR28, las bibliotecas y archivos tuvieron una semana productiva que inició el lunes 30 de junio con un evento paralelo lleno titulado “Keeping Copyright Relevant in the digital environment: libraries, archives and licences” (Manteniendo el derecho de autor relevante en el entorno digital: bibliotecas, archivos y licencias). Los Estados Miembros y las ONG prestaron atención a una serie de ponentes sobre los problemas que enfrentan las bibliotecas y archivos en relación con las licencias de contenido digital o restringir las excepciones y limitaciones internas del derecho de autor.

Durante la semana de discusiones, dos días se centraron en las excepciones de derecho de autor para las bibliotecas y archivos examinando el enfoque no vinculante de los “principios” propuestos por EE.UU.

Mientras los Estados Miembros examinaban relativamente de manera constructiva los principios de los EE.UU. en el momento que disponían, reapareció su incapacidad para hacerse cargo de los crecientes desafíos que enfrentan las bibliotecas y archivos en el entorno digital en repetidas veces por parte de países como India, Chile, Uruguay, Brasil, Sudáfrica y Bangladesh. Varios Estados Miembros, incluida la Unión Europea, insistieron que las excepciones internas de derecho de autor y el marco internacional eran suficientes para resolver los problemas expuestos por las bibliotecas y los archivos.

Irónicamente, en esta misma semana la Comisión de la Unión Europea defendió su marco internacional ante la OMPI. Neelie Kroes, vicepresidente de la Comisión de la Unión Europea y Comisionada de la Agenda Digital, hizo un llamado para la reforma europea de derecho de autor. En su discurso del 2 de julio durante la Conferencia sobre Ciclo de la Información en Ámsterdam, la Comisionada Kroes destacó la naturaleza sin fronteras del acceso a la información en línea.

“¿Qué implica la reforma pragmática? Significan más posibilidades para acceder al contenido en línea sin fronteras. Significan excepciones más armonizadas, que beneficien a los investigadores, docentes, usuarios y protectores, y para el patrimonio cultural. Significa mayor flexibilidad, por lo que no debemos sostener las mismas discusiones cada cinco años.”

Aún está por verse la manera cómo se preparan los Estados Miembros para abordar la naturaleza sin fronteras del acceso a la información en las reuniones del Comité Permanente sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos en la OMPI. Sin embargo, las bibliotecas y archivos continuarán luchando por soluciones internacionales que satisfagan los servicios en evolución que cada vez más se brindan en una entorno de información global y sin fronteras.

La siguiente reunión del SCCR tendrá lugar en diciembre del 2014, después de la Asamblea General de la OMPI a celebrarse en septiembre de este mismo año.

Para más información en inglés:

Declaración de la IFLA en SCCR28:
Carta a la Comisión de la Unión Europea, después de SCCR27

Consulte la versión web en http://www.ifla.org/node/8759

Aaron Swartz Documentary - The Internet's Own Boy

El documental de Aaron Swartz: The Internet’s Own Boy

Brian Knappenberge es el director del documental “The Internet’s Own Boy: The Story of Aaron Swartz”. Financió este proyecto mediante Kickstarter. Aaron Swartz fue el joven que se suicidó a los 26 años y enfrentaba cargos por 4 millones de dólares en multas y más de 50 años de prisión por delitos informáticos. También fue incluido en el Salón de la Fama de Internet en 2013.

Mapa de cobertura de bibliotecas y librerías en Colombia

Convenciones

Presencia de librerías en este departamento

Presencia de bibliotecas en este departamento

Presencia de Yipao en este departamento

KML-LogoFullscreen-LogoQR-code-logoGeoJSON-LogoGeoRSS-LogoWikitude-Logo
Datos bibliotecas y librerías en Colombia

cargando mapa - por favor, espere...

Datos bibliotecas y librerías en Colombia: 4.570868, -74.297333
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en San Andrés Islas
3 bibliotecas públicas
San Andrés Y Providencia, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Arauca
En total 12 librerías en Arauca.

12 librerías en Arauca
Arauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Arauca
7 bibliotecas públicas en Arauca
Arauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Santander
En total 29 librerías en Santander.

2 librerías en Barrancabermeja
25 librerías en Bucaramanga
1 librería en San Gil
1 librería en Socorro
Barrancabermeja - Santander, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Atlántico
En total 24 librerías en Atlántico.

24 librerías en Barranquilla
Barranquilla - Atlántico, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en La Guajira
18 bibliotecas públicas en La Guajira
Guajira, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en el Atlántico
27 bibliotecas públicas en el Atlántico
Atlántico, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en el Magdalena
35 bibliotecas públicas en el Magdalena
Magdalena, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en el Cesar
31 bibliotecas públicas en el Cesar
César, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Sucre
29 bibliotecas públicas en Sucre
Sucre, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Norte de Santander
49 bibliotecas públicas en Norte de Santander
Norte de Santander, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Bolivar
62 bibliotecas públicas en Bolivar
Cartagena - Bolívar, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Córdoba
36 bibliotecas públicas en Córdoba
Córdoba, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Santander
104 bibliotecas públicas en Santander
Bucaramanga - Santander, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Antioquia
151 bibliotecas públicas en Antioquia
Antioquia, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Chocó
34 bibliotecas públicas en Chocó
Chocó, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Boyacá
122 bibliotecas públicas en Boyacá
Boyacá, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Casanare
22 bibliotecas públicas en Casanare
Casanare, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Caldas
35 bibliotecas públicas en Caldas
Caldas, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Risaralda
47 bibliotecas públicas en Risaralda
Risaralda - Caldas, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Vichada
7 bibliotecas públicas en Vichada
Vichada, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Quindío
12 bibliotecas públicas en Quindío
Colombia, Armenia - Quindío
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Bogotá
20 bibliotecas públicas en Bogotá
Bogotá, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Cundinamarca
133 bibliotecas públicas en Cundinamarca
Cundinamarca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Tolima
66 bibliotecas públicas en Tolima
Tolima, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Valle del Cauca
110 bibliotecas públicas en Valle del Cauca
Valle del Cauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Meta
30 bibliotecas públicas en Meta
Meta, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Guainía
1 biblioteca pública en Guainía
Guainía, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Huila
38 bibliotecas públicas en Huila
Huila, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Cauca
55 bibliotecas públicas en Cauca
Cauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Guaviare
6 bibliotecas públicas en Guaviare
Guaviare, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Nariño
77 bibliotecas públicas en Nariño
Narino - Nariño, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Vaupés
4 bibliotecas públicas en Vaupés
Vaupés, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Caquetá
16 bibliotecas públicas en Caquetá
Caquetá, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Putumayo
18 bibliotecas públicas en Putumayo
Putumayo - Calle 8, Mocoa, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Bibliotecas públicas en Amazonas
1 biblioteca pública en Amazonas
Amazonas, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Bogotá
En total 252 librerías en Bogotá.
Bogotá, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Valle del Cauca
En total 60 librerías en Valle del Cauca

2 librerías en Buenaventura
2 librerías en Buga
46 librerías en Cali
2 librerías en Cartago
2 librerías en Palmira
5 librerías en Tuluá
1 librerías en Zarzal

Valle del Cauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Bolivar
En total 14 librerías en Bolivar.

13 librerías en Cartagena
1 librería en Manague

Cartagena - Bolívar, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Cundinamarca
En total 6 librerías en Cundinamarca

1 librería en Chía
3 librerías en Fusagasugá
1 librería en Girardot
1 librería en Zipaquirá
Cundinamarca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Boyacá
En total 11 librerías en Boyacá.

1 librería en Chiquinquirá
3 librerías en Duitama
3 librerías en Sogamoso
3 librerías en Tunja
1 librería en Villa de Leiva
Boyacá, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Norte de Santander
En total 8 librerías en Norte de Santander.

7 librerías en Cúcuta
1 librerías en Pamplona
Norte de Santander, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Antioquia
En total 71 librerías en Antioquia

1 librería en Envigado
1 librería en Itagüí
67 librerías en Medellín
1 librería en Rionegro
1 librería en Sabaneta

Antioquia, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Tolima
En total 7 librerías en Tolima.

1 librería en Espinal
1 librería en Honda
5 librerías en Ibagué
Tolima, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Nariño
En total 15 librerías en Nariño.

1 librería en Ipiales
14 librerías en Pasto
Narino - Nariño, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Caldas
En total 12 librerías en Caldas.

1 librería en La Dorada
11 librerías en Manizales
Caldas, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Amazonas
En total 1 librería en Amazonas.

1 librería en Leticia
Amazonas, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Putumayo
En total 1 librería en Putumayo.

1 librería en Mocoa
Putumayo - Calle 8, Mocoa, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Córdoba
En total 12 librerías en Córdoba.

12 librerías en Montería
Córdoba, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Huila
En total 5 librerías en Huila.

5 librerías en Neiva
Huila, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Risaralda
En total 9 librerías en Risaralda.

9 librerías en Pereira
Risaralda, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Cauca
En total 9 librerías en Cauca.

9 librerías en Popayán
Cauca, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Chocó
En total 2 librerías en Chocó.

2 librerías en Quibdó
Chocó, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Guajira
En total 1 librerías en Guajira

1 librería en Rioacha
Guajira, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en San Andrés Islas
En total 3 librerías en San Andrés Islas

3 librerías en San Andrés Islas.
San Andrés Y Providencia, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Guaviare
En total 1 librería en Guaviare.

1 librerías en San José del Guaviare
Guaviare, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Magdalena
En total 4 librerías en Magdalena.

4 librerías en Santa Marta
Santa Marta - Magdalena, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Cesar
En total 3 librerías en Cesar.

3 librerías en Valledupar
César, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Meta
En total 8 librerías en Meta.

8 librerías en Villavicencio
Meta, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Librerías en Sucre
En total 5 librerías en Sucre.

5 librerías en Sincelejo
Sucre, Colombia
marker icon
icon-car.png Fullscreen-Logo KML-Logo
Yipao en Armenia
El Yipao visita dos veces por mes las comunidades de Armenia
Armenia - Quindío, Colombia

Este mapa está en proceso de construcción entre ASCOLBI y la Fundación Conector. Sirvió para crear esta infografía que estas dos organizaciones hicieron junto con la Fundación Karisma. Por ahora tiene datos de:

  • Directorio de librerías y librerías papelerías de Colombia (CERLALC, 2005).
  • Bibliotecas públicas de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas (2014)
  • El ‘Yipao del Libro’,  Ministerio de Educación Nacional (2014)

Paulatinamente iremos agregando más capas de información. Igualmente algunos análisis.

Las capas

Referencias

Biblioteca Nacional de Colombia, Grupo de Red Nacional de Bibliotecas Públicas. (2014). Red Nacional de Bibliotecas Públicas. Red Nacional de Bibliotecas Públicas. Portal. Recuperado 27 de mayo de 2014, a partir de http://www.bibliotecanacional.gov.co/rnbp/
CERLALC. (2005). Directorio de librerías y librerías papelerías de Colombia (Segunda edición.). Recuperado a partir de http://www.cerlalc.org/dedl2/pdf/colombia_lib.pdf
Colombia. Ministerio de Educación Nacional. (2013). Con el «Yipao del Libro», Armenia educa y divierte a niños, niñas y adolescentes. Centro Virtual de Noticias de Educación. Recuperado 26 de junio de 2014, a partir de http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/w3-article-320574.html
CMSI+10

Algunas prioridades de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información

Un poco más de diez años después de la primera Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) se realizó el Evento de Alto Nivel CMSI+10, del 9 al 13 Junio de 2014, Ginebra, Suiza. En los eventos de 2003 y 2005 se hablaba de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, donde se esperaba que la fecha límite para cumplir estos objetivos era el 2015, siendo este año una fecha clave en la planeación de los Objetivos y de la Cumbre. La Cumbre plantea las líneas de acción a seguir, debido a que si bien se ha avanzado en estos propósitos, no se han cumplido en su totalidad.

En la página 16 Sigue leyendo

Sin fines de lucro, de Martha Nussbaum

Martha Nussbaum – Sin fines de lucro

Carátula del libro Sin fines de lucro de Martha Nussbaum

Cuando estaba en el colegio recuerdo que mi amigo El Gordo (en el colegio uno siempre tiene un amigo al que apodan “El Gordo”) me decía que no entendía para qué carajos estudiábamos música, si eso no nos lo iban a preguntar en las pruebas de estado al finalizar el colegio. En su momento le di la razón, pero luego de leer este libro me doy cuenta que el que estaba mal no era mi colegio, sino las pruebas de estado. El prepararnos para obtener buenos puntajes en las pruebas de estado puede hacer que nuestro objetivo como estudiantes no sea crear y fortalecer nuestra ciudadanía, sino responder correctamente cuando nos pregunten cosas en un examen.

Martha Nussbaum plantea que la educación volcada únicamente a la obtención de beneficios económicos está erosionando la democracia mundial. ¿Por qué? Pues porque dejar de lado las artes y las humanidades en la educación hace que perdamos nuestra capacidad de ponernos en el lugar del otro. Además, también afecta nuestra capacidad de ser creativos. Uno de los planteamientos interesantes del libro es que a la larga, el mantener las humanidades nos hace solucionar problemas de formas creativas, lo que en definitiva beneficia a la obtención de beneficios económicos. Es lo mismo que les sucede a los centros culturales: Cuando hay recorte presupuestal, los primeros afectados son los sectores de la cultura, cuando es quizá allí donde esté la solución.

El problema, creo yo, está en no ver el impacto que tienen las artes y las humanidades en el corto plazo. Esto me recuerda el Manifiesto por el ocio humanista. Algo que me ha funcionado bastante bien es pensar mucho los problemas que quiero solucionar. Erick, un compañero de la maestría con quien debíamos hacer un trabajo escrito, me invitó un café para charlar sobre el trabajo. Cuando iba a abrir mi computador para tomar notas, él me dijo “Ahora no prenda eso, primero charlemos”. Con el café y dándole vueltas a nuestro problema, empezaron a salir muy buenas ideas. Unos días después nos volvimos a ver sólo para conversar. No tomamos ni una nota. Luego, el texto empezó a fluir sin presión. Ya teníamos clara la idea, lo que nos llevó a escribir con claridades. Esa metodología de trabajo me gustó.

El suicidio del alma

Una cita del texto:

[A]l hacer uso [de las posesiones materiales], el hombre debe tener cuidado de protegerse frente a la tiranía [de ellas]. Si su debilidad lo empequeñece hasta poder ajustarse al tamaño de su disfraz exterior, comienza un proceso de suicidio gradual  por encogimiento del alma. Rabindranath Tagore, pedagogo indio, c. 1917

Martha Nussbaum cierra su texto mencionando que la falta de capacidad creativa convertirá (si no es que ya nos convirtió) en meros técnicos con la imaginación atrofiada, únicamente útiles para producir dinero; dejando de lado la cultura, las artes, la democracia y la empatía, sin capacidad para cuestionar la autoridad. Un suicidio del alma.

Luego de este libro creo que a lo que más temo es a padecer un suicidio del alma. La miseria puede ser llevadera, pero no la mezquindad.

Sobre el separador de páginas

Irónicamente usé un billete de $20.000 falso para separar las páginas en mi lectura. Luego de pasar por la Feria del Libro y salir muy tarde de allí, tomé un taxi. Recuerdo que el taxista tenía una camisa de Nacional. Al pagarle con un billete de $20.000 me pidió un poco más de sencillo, como si no tuviera dinero para devolverme el cambio. Encontré el valor justo y se lo entregué. El tipo no me devolvió el billete que yo le había entregado, sino que lo cambió por esta impresión de un billete. No noté que el billete era falso sino hasta el día siguiente.

Leer el libro con este billete me recuerda lo mal que estamos actualmente: No nos importa el otro. Lo que vale es la trampa, “ser más vivo que el otro”. Salirnos con la nuestra sin que importen los demás. Ese comportamiento es justo el que hay que evitar. No todo vale y si es así, nuestra alma ya se ha suicidado.

Aquí mis notas del libro Sin fines de lucro en la Wiki de Nomono.

Foro MBIES sobre derechos de autor

Foro MBIES de derecho de autor: ¿Una discusión entre abogados?

Recibí la invitación a un evento por una lista de correos de profesionales en ciencia de la información, archivistas y bibliotecólogos sobre derecho de autor. Los organizadores son la Mesa de Bibliotecas Instituciones de Educación Superior de Antioquia. Me alegró bastante dos cosas y me entristeció una:

  1. Me alegra saber que hay una Mesa de Bibliotecas Universitarias.
  2. Me alegra la preocupación de las bibliotecas por un tema tan interesante (y álgido) como el derecho de autor.
  3. Me entristece que entre los expertos invitados no hayan bibliotecólogos.

Sobre el evento

Aquí el folleto que recibí por correo electrónico:

Foro MBIES sobre derechos de autor
Foro MBIES sobre derechos de autor, exterior. Click para aumentar.
Foro MBIES sobre derechos de autor
Foro MBIES sobre derechos de autor, interior. Click para aumentar.

Será el 12 de Junio de 2014 en Medellín. Las inscripciones fueron hasta el pasado viernes 6 de Junio.  Los invitados al evento son Isabel Cristina Piedrahita Correa (abogada),  Juan Ignacio Granados Aristizabal (abogado), Carolina María Mejía Osorio (abogada) y el moderadór será Pabro Arrieta (arquitecto -y amigo de la casa-, a quien ya he mencionado en este blog).

Mis alegrías: Las asociaciones y la preocupación por el derecho de autor

Mis alegría provienen de las agrupaciones que se están haciendo. El que haya una Mesa de Bibliotecas Universitarias es una buena noticia para la institucionalidad de las bibliotecas. Ojalá este tipo de mesas tuvieran cobertura nacional. Así es fácil identificar la posición de sectores específicos. Cuando se busque regular el derecho de autor y afecte a las bibliotecas universitarias, ya sabes que en Antioquia hay un grupo de personas a las que les puedes preguntar si quieres crear consensos, a propósito de mi publicación de creación de consensos para la construcción y respeto de normas. Por otro lado, conversando con estudiantes de ciencia de la información sobre asociaciones notábamos que no está clara cuál es la ventaja de asociarse. Una ventaja podría ser tener representatividad. El que un objetivo sea tener representatividad en discusiones sobre derecho de autor y que las bibliotecas sean tenidas en cuenta como un actor en este tipo de discusiones, hace que el grupo se fortalezca. Puede verse la cantidad de instituciones latinoamericanas que participan apoyando una carta para mejorar los diálogos sobre excepciones y limitaciones para bibliotecas, donde Colombia resulta tener una participación de 3 instituciones, siendo el único país latino que apoya la carta. Esto empieza a mostrar una postura de país interesante en el ámbito Iberoamericano.

Por otra parte el interés en derecho de autor y bibliotecas está aumentando. La creación de cursos como el ABC de derecho de autor para bibliotecarios de América Latina o el libro “Guía de derecho de autor para bibliotecas” de Jhonny Pabón muestran que los bibliotecarios cada vez se interesan más por este tema.

Mis tristezas: La falta de bibliotecarios expertos en derecho de autor

Tres abogados y un arquitecto serán los encargados de presentar el derecho de autor y su incidencia en las bibliotecas. ¿Por qué no hay profesionales en ciencia de la información entre los invitados?

Esto refleja una de mis preocupaciones en la clase de problemas epistemológicos: ¿Son los expertos en otras áreas quienes construyen el saber de nuestra profesión? Recuerdo que en ese momento, conversaba con José Arias (el profesor de la asignatura) si no resultaba algo paradójico que hubieran pocos profesionales en ciencia de la información con maestrías y doctorados en esta misma área. Mi tristeza en el fondo no es porque en el evento no haya un profesional en ciencia de la información como invitado, sino porque posiblemente tenemos un problema epistemológico y realmente no sabemos si esto nos compete o no, si debemos construir una posición de gremio o no, o simplemente no nos hemos dedicado lo suficiente a investigar sobre este tema y el resultado se evidencia en que los que conocen de estos temas son foráneos a nuestros saberes.

A modo de conclusión

En conclusión son más las alegrías que las tristezas. Sin embargo me gustaría saber que en este tipo de espacios se empiezan a discutir cosas como las excepciones y limitaciones para bibliotecas en Colombia. En Diciembre del 2013 se pidió al Director de la Dirección Nacional de Derecho de Autor que apoyara el tratado sobre excepciones y limitaciones para bibliotecas y archivos. Hasta ahora no hay un comunicado oficial de la Dirección Nacional de Derecho de Autor aceptando la solicitud de la carta.  Carolina Botero lo documenta en su blog en ¿Cómo construyen “posición país”? Ojalá que este evento sirva para construir esa posición, al menos al interior del gremio de bibliotecas.

Actualización

(Junio 12, 2014) Una de las expositoras del evento confirmó la tesis de esta publicación:

Normas, por Coloresmari

¿Qué retrasa el desarrollo de los colombianos? Analizando el cumplimiento de normas y acuerdos

Cómo un colombiano puede hacerle perder la cabeza a un extranjero

Ella pidió que se arreglaran las cortinas del apartamento y Antonio* sería el encargado. Era simple: Desatornillar aquí, cambiar las feas y viejas persianas por un nuevo aparato más fácil de usar, volver a atornillar allá y listo. Tiempo total del procedimiento: 35 minutos, incluida una invitación a tomar café por el arreglo. Han pasado tres semanas y las feas persianas siguen allí. Antonio, el “man” que debe cambiar las persianas ha venido tres veces únicamente a tomar medidas. ¿Cuántas veces tiene que venir a tomar medidas para saber el tamaño de las cortinas?

Antonio es un tipo con mucha suerte. Cada vez que vuelve a tomar medidas, ella está ocupada y quien abre la puerta soy yo. Antonio ha concretado citas con ella en más de tres ocasiones: “Voy el sábado en la mañana”, pero el problema es que no le dice qué sábado irá. Además para Antonio “la mañana” va desde las 8 AM hasta las 4 PM.

“Si veo a este tipo le voy a decir que no vino a la hora que acordamos”. No estoy tan seguro de que se lo diga. Creo que si lo ve le dará una patada ninja. Haber concretado dos citas y no haber cumplido a ellas sólo puede superar su irrespeto por la falta de no llamar a excusarse. ¿Quién se cree? me reclama ella. ¿Acaso piensa que yo me voy a quedar toda la mañana esperándolo y que no tengo nada más que hacer?

Ayer sábado, Antonio vino. Le abrí la puerta y me dijo nuevamente que iba a tomar medidas. Lo dicho: Tres semanas y las cortinas feas siguen ahí. Lo bueno fue que hoy vino a arreglar unas goteras. No fue lo que le pedimos, pero imagino que piensa que este arreglo suple el otro. Este tipo de faltas no sólo ocurren con los extranjeros, a “Doña Patricia” también la dejaron plantada. En el minuto 6:50 Doña Patricia pierde los estribos: “¿Por qué se tienen que burlas de la gente así?”.

El irrespeto a las normas y acuerdos

Para saber más sobre por qué se incumplen las normas he revisado tres autores diferentes. Gregorio Peces-Barba y su libro Ética, poder y derecho, Las Normas de papel de Mauricio García Villegas y Cumplir para convivir, de Antanas Mockus y Jimmy Corzo. En general encuentro que las normas no se cumplen porque no se interpretan como un bien público. Se entienden las normas como algo impuesto por entes externos y no como acuerdos comunes para facilitar las transacciones entre dos o más involucrados con intereses diferentes.

Otra de las razones por las que las normas no se acatan, según el texto de García Villegas, es porque no hay un castigo social. Se entiende implícitamente que quien comete una falta no tiene por qué ser castigado y por eso es más probable que vuelva a cometer la falta.  ¿Qué pasaría si cada uno de nosotros, al ver una falta reclamara por que se cumpliera la norma que creemos que debe respetarse? Si la respuesta es “No reclamo por miedo a que quien falte a la norma tome represalias” quiere decir que los incumplidores han vencido. Quiere decir que la norma no puede hacerse cumplir. Quiere decir que cualquiera puede volverse un incumplidor, pasando por encima nuevamente de nosotros y que ha vencido la cultura del miedo. Es por esto que reclamar es importante. No hablo de grandes reclamos: Si un taxista no te cobra lo que debe cobrarte ¿debes dejarte? ¿Acaso no tienes derecho a pedir verificar la tarifa que te cobran?

La falta de armonía entre ética, poder y derecho

Desde hace algún tiempo me interesan los debates referentes al derecho de autor y su relación con las bibliotecas. He encontrado que las prácticas culturales no van en la misma dirección de las normas. Además, he visto que cuando se busca actualizar una norma no se consulta a las personas interesadas o afectadas, lo que afecta la construcción de una norma consensuada. Si no hay consenso, hay una excusa para irrespetar la norma porque no refleja los intereses de uno o varios de los involucrados.

Hay cierta similitud entre el trabajo de Gregorio Peces-Barba y Antanas Mockus, particularmente tres figuras:Para Peces-Barba los tres elementos son la ética, el poder y el derecho. Para Mockus son la ley, la moral y la cultura. Peces-Barba y Mockus hablan de que las mejores normas son aquellas cuyos tres factores están armonizados de la mejor forma posible. Esto porque nunca se va a lograr una armonización completa de estos tres aspectos. En uno de estos documentos se preguntan si tiene sentido una norma que se cumple totalmente o una norma que nunca se cumple. Por ejemplo: ¿Debemos regular la ley de la gravedad para que se cumpla? ¿Tiene sentido crear una ley de derecho de autor que nadie cumpla?

¿Qué retrasa el desarrollo de los colombianos? Entrevista a Antanas Mockus

Encontré esta entrevista de algo más de tres minutos que es muy diciente.

Ley + Moral + Cultura = Desarrollo. Así empieza esta entrevista.  Estos tres aspectos son los que mencionaba en la sección anterior, que aquí se presentan como los ingredientes para que haya desarrollo en Colombia. Aquí algunas frases que quiero resaltar:

  • El autoengaño es una fuente muy grande de lentitud en el desarrollo.
  • Lo que más necesitamos en Colombia es confiabilidad, precisión, cumplimiento de los acuerdos.
  • Los calzones amarillos para año nuevo se venden el 31, no el primero o dos de enero… Entonces cantidad de cosas requieren rigor.
  • El propio clima, la propia geografía tiene tantos impredecibles que en ese ambientes necesitamos los seres humanos ser predecibles. ¿Qué nos hace ser predecibles? Respetar las normas, respetar los acuerdos.

Una propuesta

Piensa en las normas que crees que deberías cumplir y empieza a cumplirlas. Desde mi clase de ética de la información he tratado de cumplir lo que me gustaría que cumplieran conmigo. Por ejemplo ser puntual con mis citas o entregar trabajos a tiempo. He de confesar que he cometido fallas, que me han costado hasta amistades, pero somos humanos y esto a veces pasa. Entiendo la confiabilidad como un bien que espero ofrecer.

Sobre las normas que me parecen injustas, propongo que se hagan reclamos, se manifieste o se haga explícito de alguna forma por qué una norma no debería cumplirse. Hay que argumentar muy bien para defender la posición propia, pero también hay que estar dispuesto a ceder en caso de perder ante un argumento más fuerte.

*Nombre inventado.
** Usé la foto Normas, por Coloresmari

TardesLaCI-Alejandro Tinoco

Tardes en el LabCi 3: Biblioteca Intercultural

El pasado 22 de mayo se realizó en el Laboratorio de Ciencia de la información una sesión dirigida por Alejandro Tinoco de las ya conocidas Tardes En el LabCI. En esta ocasión Alejandro nos habló sobre sus intereses académicos y su trabajo como joven investigador de Colciencias, así como de su proyecto Biblioteca intercultural.

Durante la tarde, Alejandro habló sobre sus experiencias en el pregrado que lo llevaron a sus intereses académicos actuales relacionados a su profesión como bibliotecólogo y la cultura. Actualmente él es profesional en Ciencia de la información – Bibliotecólogo de la Pontificia Universidad Javeriana (PUJ por sus siglas) y cursa estudios de Antropología en la Universidad Nacional de Colombia. Durante este año se desempeña como joven investigador de Colciencias.

Uno de sus principales motivaciones sobre su trabajo actual fue el poder involucrarse en los programas de Bibliotecas Públicas de la Biblioteca Nacional de Colombia, encargada de temas de diversidad, en donde trabajó como monitor encargado de los becarios que se encontraban en distintas regiones del país haciendo trabajo de campo en proyectos en bibliotecas rurales, trabajo con afrocolombianos y comunidades indígenas. El contacto con estos espacios y con los distintos profesionales le permitió aprender sobre la diversidad cultural colombiana, particularmente la interculturalidad, el enfoque hacia los pueblos indígenas y las comunidades afro. Una mención importante durante la charla, con respecto a este punto, es que pudo ver que detrás de los temas de diversidad cultural existe, también, temas de conflicto armado y propiedad de la tierra, así como la incidencia que puede tener una biblioteca en estos entornos.

En el momento que decide retomar su trabajo sobre la biblioteca intercultural, presenta su proyecto renovado,  agregando modificaciones a partir de sus estudios en el área de la antropología en donde además de la interculturalidad se enfoca en lo comunitario. El proyecto está dirigido a la comunidad Nasa Sata Makiwe, indígenas del Cauca, con quienes ha estado trabajando durante este periodo como investigador de Colciencias.

Uno de los principales retos que se pudo ver durante la exposición de Alejandro fue el papel de una biblioteca creada por la comunidad para cubrir sus propias necesidades de preservación y divulgación de sus propios saberes. Todo lo contrario al simple hecho de implantar modelos que funcionan o más bien se aplican en otros contextos, como las escuelas, universidades o bibliotecas en las ciudades, que tal vez no son los más adecuados para sectores específicos de la población, como grupos indígenas.

Finalizanco la tarde se retomó el post Respuesta a la pregunta ¿A qué juegan las bibliotecas? y se comentó la situación de la biblioteca Central de la PUJ, en donde se comparaba con el sistema Transmilenio, debido a la centralización de los servicios bibliotecarios en un único espacio que no da abasto con la población estudiantil. Con respecto a este punto recordé un ejemplo de un profesor que alguna vez dijo en su clase que Transmilenio es una forma de pensar, y partiendo de este punto, una biblioteca también lo es y tal vez tanto las personas que usan este servicio, como las personas que lo administran (Gente de las bibliotecas) necesitan repensar estos espacios, proponer y actuar, ojalá con la comunidad académica , cubriendo en lo posible a todas las partes interesadas.

Curso ABC del Derecho de Autor para bibliotecarios de América Latina

Lanzamiento del Curso del ABC en derecho de autor para bibliotecarios de América Latina

El miércoles 4 de Junio de 2014 es el lanzamiento de un curso en línea, gratuito y libre que se realizará a través de Internet Activa. Para tomar el curso no es necesario pagar o registrarse (aunque si quieres registrarte aquí el formulario). Sólo debes ir al sitio de Internet Activa para acceder a los materiales o verificar cuándo van a haber sesiones guiadas.

Los contenidos del curso

Este curso se divide en los siguientes módulos:

  1. Introducción a la teoría del derecho de autor
  2. El derecho de autor y el dominio público
  3. El alcance del derecho de autor
  4. El marco teórico internacional
  5. Derechos, excepciones y limitaciones
  6. Gestión de derechos
  7. Licenciamiento Creative Commons y el movimiento del Acceso Abierto
  8. Aplicación de las normas

La nota de prensa

A continuación transcribo la nota de prensa del curso, por si quieres más detalles:

¿Por qué una sociedad moderna necesita defender las bibliotecas?

Debates mundiales están definiendo condiciones mínimas que afectarán el derecho al acceso al conocimiento y a la cultura, por cuenta de la protección desequilibrada al derecho de autor. Usuarios de bibliotecas, bibliotecas y bibliotecarios, deben capacitarse para defenderlas. La biblioteca pública busca ofrecer igualdad de oportunidades en el acceso a la información, conocimiento, recreación, cultura, educación, lectura y escritura para sus ciudadanos. Sin embargo, actualmente no existen las garantías mínimas que permitan a las bibliotecas y a los archivos realizar las actividades propias de su labor como prestar libros o cambiar de formato una película (de VHS a digital, por ejemplo) para conservarla  en sus colecciones.

Por décadas se ha incrementado la protección a  favor de los autores y/o titulares, mientras que las garantías al acceso y la inclusión de equilibrios en el derecho de autor quedan a merced de la voluntad política. Esta desproporción se presenta especialmente en los países en vías de desarrollo, pues los desarrollados ya han generado, en su mayoría, normas que buscan equilibrar mejor el derecho de autor.

Frente a esta realidad la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) está discutiendo la necesidad de implementar garantías para que bibliotecas y archivos puedan  cumplir legalmente con su misión de brindar acceso al conocimiento, a la cultura, a la educación y a la ciencia, además de preservar el patrimonio cultural. A pesar de la evidente necesidad, las discusiones son complejas: por un lado, países como Brasil, Ecuador y Uruguay del Grupo de América Latina y el Caribe (GRULAC) evidencian ese desequilibrio en sus propuestas, mientras los países de la Unión Europea, por ejemplo, intentan bloquear mecanismos efectivos para comprometer a otros países con una solución obligatoria para las bibliotecas.

Amalia Toledo, investigadora de la Fundación Karisma y quien ha asistido a las dos últimas sesiones en Ginebra, manifestó que “la participación de la sociedad civil es una labor de veeduría en torno a las discusiones y decisiones que se desarrollan a nivel internacional, en cuanto afectan directamente el ejercicio de los derechos fundamentales de todas y todos” La discusión internacional hace evidente que tanto los bibliotecarios como los usuarios y las directivas de las bibliotecas y archivos deben fortalecer sus conocimientos sobre derecho de autor y sobre los retos que supone la circulación de contenidos bibliográficos en el siglo XXI.

Pensando en esto, la Fundación Karisma, junto con los capítulos nacionales de Creative Commons en Colombia, El Salvador y Uruguay, se unieron para trabajar en un material dirigido a la comunidad de bibliotecas de la región. Se trata del curso en línea, abierto y gratuito “ABC del derecho de autor para bibliotecarios de América Latina”, una herramienta para fortalecer la comprensión de los conceptos básicos del derecho de autor, mediante ejemplos, análisis y modelos de lo abierto, con base en casos y legislaciones de países de América Latina. El material está disponible en Internet a través del proyecto School of Open para quien quiera realizarlo en forma auto-guiada, o aprovechar las tutorías que se brindarán entre junio y agosto, a través de la plataforma internetactiva.net, en donde se hará su lanzamiento oficial.

¿Quiénes pueden participar en el curso tutoriado?

Bibliotecarios, investigadores universitarios, profesores, creadores de contenidos educativos, estudiantes de ciencias de la información, bibliotecología, archivistas, museólogos, interesados en proyectos de preservación cultural y, en general, interesados en bibliotecas y derechos de autor.

¿En dónde se llevará a cabo?

ABC del derecho de autor para bibliotecarios de América Latina” hace parte de la plataforma mundial School of Open que lideran Creative Commons y P2PU y estará en línea desde el 4 de junio de 2014. El lanzamiento oficial será a través de la plataforma internetactiva.net  a las 5pm (hora de Bogotá – utc-5). Para participar en el evento de lanzamiento, deben diligenciar este formulario.

Sin embargo, tenga presente que el curso NO requiere inscripción pues cada persona podrá acceder al material y realizar el curso de acuerdo a la metodología auto-guiada que se proponga.

Contacto: info@internetactiva.net 

En redes sociales #ABCDerAutor.

*Este proyecto fue ganador de los Escalamientos de Frida en 2013, de las CC Grant de Creative Commons 2013 y cuenta con el apoyo de la Shuttleworth Foundation gracias a la beca que fue
otorgada a Carolina Botero

Carta a profesor orgullo javeriano

Agradecimiento a la carta “Profesor orgullo javeriano”

El pasado 26 de mayo recibí una carta de la Vicerrectoría del Medio Javeriano. Lo primero que se me vino a la mente fue: Algo malo dije y me van a sacar… sabía que no tenía que batuquearles tanto la cabeza a estos guaguas mis estudiantes. Leí la carta y decía algo que el día del maestro habían dejado unos buzones  o algo así en el marco de la “Galería de expresiones, anécdotas y experiencias de ser profesor y estudiante universitario” y en el evento “Carta al maestro” alguien me había escrito. En la misma carta dicen que no saben sobre su contenido, pero que esperan que sea bonito, aunque puede no serlo.

El contenido de la misteriosa carta

La carta dice:

Bogotá, 7 de mayo del 2014

Asunto: Profesor orgullo javeriano.
Sr. David Ramírez Ordóñez
Profesor de la Pontificia Universidad Javeriana
Departamento de Ciencias de la Información.

Con el correr de los años, la sociedad ha intentado agregar una especie de calificativo o etiqueta a aquel que se decide a embarcar en el camino de la enseñanza. Hemos pasado por creer que se trata de mediadores, facilitadores, modelos y generadores de cambios. Yo, me tomo el atrevimiento de darle a conocer por qué es usted un profesor “orgullo javeriano”, otorgándole la siguiente etiqueta, que aunque innecesaria, es pertinente. Estimado profesor, usted es de esos educadores escasos pero valiosos, usted es un generador de cambios.

Una de las cosas más gratificantes que me logró enseñar junto con su clase, fue que un docente no imparte conocimiento, mas se involucra con su clase, permitiéndose y permitiéndole a sus estudiantes conocerse. El truco de magia más bonito en cuanto a la docencia, es generar la motivación y lograr encender esa antorcha que al mismo tiempo causa sed de conocimiento y práctica sin siquiera forzar a los estudiantes o siquiera generar un poco de fastidio frente al verbo “estudiar”.

Yo creo que la razón por la que sus clases resultan tan buenas es porque usted sabe que la clase no es solo suya, y todos nos vemos tan envueltos en ella que es capaz de hacer un trabajo colaborativo en el que todos aprendemos incluso sin darnos cuenta y tenemos el espacio de hablar de muchas cosas que nos generan conocimiento sobre múltiples áreas.

Esa última, entre otras tantas, es la razón por la cual es un generador de cambios y un orgullo para mí. Profesor, usted trae de vuelta el concepto de “universalidad”. A pesar de estar encargado de una materia, con unos temas estipulados, tiene la capacidad de llevarnos fuera de lo -digamos- normal, trayendo temas innovadores, recientes y útiles. De manera que mucho de lo que se aprende en su clase, no se queda solo en el aula, o en lo académico. Sus enseñanzas son capaces de trascender y llevarnos a aplicarlas en múltiples tareas de la vida diaria. Y sobre todo, tiene la facilidad de demostrarnos que usted también puede recibir conocimiento de nosotros; algo desde mi perspectiva, muy valioso.

Para finalizar, un generador de cambios es quien otorga libertad, autonomía, innovación y respeto. Pero no un respeto – “miedo”, es un respeto – respeto, de verdad, un respeto nada autoritario, más bien un respeto apreciativo, un respeto que hace que nosotros, sus estudiantes, nos sintamos agradecidos, orgullosos y le valoremos mucho, porque no es fácil toparse con un profesor íntegro.

Profesor, espero, de todo corazón, que muchos más estudiantes tengan el honor de conocerlo y tomar sus clases. Espero que esa esencia única y tan valorada por mí y le aseguro que por muchos más estudiantes se conserve. Espero que permanezca -si así lo desea-, mucho más tiempo en la Javeriana. Espero, por último, que siga ayudando a crecer a muchas más personas y que logre también crecer a la par. Tiene mucho que enseñar y nadie nunca termina de aprender.

Un fraterno abrazo,

Al final de la carta no había firma. Pensé enseguida que si era obra de autor anónimo, inédita, la calculadora de dominio público colombiana no podía decir cuándo la obra pasaba a dominio público. Por tal motivo nunca podría publicarla, aunque su autor muera y pasen más de 80 años de su publicación… pero bueno, espero su autor (o autora) me perdone la impertinencia.

Mis comentarios a la carta

Es la primera vez que recibo una carta tan sentida y profunda. María Cristina, una compañera de la maestría, decía que era profesora por venganza: Para que sus estudiantes pudieran hacer lo que ella nunca pudo. Por mi parte recuerdo mucho lo que me motivaba a estudiar ciencia de la información y ahora que soy profesor, quiero dictar las clases que siempre soñé con recibir. Creo que funcionó. Claro, no siempre funciona e imagino que algunos otros estudiantes no disfrutan mucho perder mi clase, como ya ha ocurrido.

Creo que recuerdo exactamente el momento en el que dije algunas frases. La ventaja de tratar de ser creativo en cada sesión y hacer cada clase única, es que recuerdas a quien le dijiste qué. Me preocupa de sobremanera ser un profesor con un número demasiado grande de alumnos. Es un gran desperdicio estar en una clase donde ni siquiera te sabes el nombre de tus alumnos. No estoy en contra de la educación masiva, pero si creo que hay que replantear algunas cosas de estos modelos para tener acercamientos humanos profundos.

¿Qué hace que una clase sea memorable?

Desde que empecé a ser profesor me he estado haciendo esta pregunta. ¿Cuáles son las cualidades de los profesores que te cambian la vida?

Con @Acordivas nos lo preguntamos en varias ocasiones. Fue curioso saber que por lo general recordábamos a profesores muy buenos, pero también recordábamos a los muy malos. Siento pánico de ser recordado como mal profesor o no ser recordado y deliberadamente quiero cambiarle la vida a mis alumnos. Recuerdo mucho a Dario Martínez, quizá el mejor profesor que tuve en el pregrado a quien mis compañeros apodaban como “Hitler”. Tenía una “puesta en escena” terrorífica. Hablaba fuerte, casi gritando. Tenía unos ojos claros que te miraban directamente preguntándote por lecturas y podría resultar intimidante. Lo curioso es que su discurso era completamente coherente y era sumamente respetuoso. Recuerdo que leímos algo de René Girard y su libro “Veo a Satán caer como relámpago” y a Adela Cortina y su “Hasta un pueblo de demonios. Ética Pública y Sociedad”. Todavía cito esos libros, tal vez por lo impactante que resultó la clase para mí. Lo que allí aprendí es algo que espero practicar en mi vida.

Alguna vez escuché sobre un estudio de los mejores maestros de la Javeriana. El estudio decía que el mejor profesor de la Universidad según sus alumnos, era un profesor de medicina. Este profesor lo que hacía en sus clases era tocarles el cello a sus alumnos. Leía con ellos fragmentos de novelas y cuentos y los discutían. Los parciales, me contaban, eran problemas que no tenían solución, pero al tratar de resolverlos los estudiantes afinaban su espíritu investigativo. La clase que este señor dictaba no era ni de música, ni de literatura, sino de medicina. Como sea, los comentarios de sus estudiantes es que este profesor les había enseñado a pensar, leer y escribir.

Lo que creo que hace a un buen profesor

Creo que un buen profesor primero debe ser un muy buen profesional. Pero nadie puede ser un buen profesional si primero no se es una buena persona.

Fue Leonardo Machett’s (profesor a quien también admiro mucho) quien en una clase me dijo que el objetivo de la Ciencia de la Información es la construcción de ciudadanía. Desde entonces ese ha sido mi norte y es por eso que trabajo. Si después de mi clase hay mejores personas y mejores ciudadanos, creo que el tema de la asignatura es lo de menos. Eso se ve reflejado en la carta.

A manera de cierre

Un profesor conoce a sus alumnos. A pesar del anonimato en la carta, creo saber quien me la escribió. No me queda más que un profundo agradecimiento por su tiempo y sus palabras. Realmente esto vale muchísimo más que cualquier deuda con el ICETEX título que haya obtenido en la universidad. Sólo una cosa: Te dije que tuvieras cuidado con las dobles negaciones. Cuando afirmas al final “Tiene mucho que enseñar y nadie nunca termina de aprender” haces doble negación, lo que podría prestarse a confusiones ¿no? Lógicamente la doble negación es una afirmación, pero la Real Academia ha dado algunas pautas para hacerlo.

Me gustó mucho lo del autoritarismo y el respeto – miedo y el respeto – respeto. Creo que es lo mismo que sentí con Dario Martinez, pero hasta ahora ese sentimiento se materializó en palabras. Por él siento respeto – respeto. Ojalá sigamos conversando por ahí. Como me dijo Marina Rodríguez en la primera semana de clase: “Ustedes ya son profesionales. Compórtense como tal”. Por eso, aunque no te hayas graduado, siento que ya eres mi colega por el alto nivel de las discusiones que tuvimos en clase. Por hacer de la carrera un lugar interesante para explorar, mil y mil gracias. Tus ideas también están construyendo este saber, del que hasta ahora todavía sabemos muy poco y somos muy minúsculos en realidad, como lo demostró Sagan. Por cierto, te repito ese video de Sagan porque sé que lo disfrutaste.