Libros digitales, tablets y demás // ¿Estamos listos para los e-Readers?


Imagen tomada de Karen Horton

En la pasada Feria Internacional del Libro de Bogotá el Libro Digital tuvo un lugar privilegiado, lo que alberga una duda: ¿Estamos listos para lo e-Readers?

Si bien en todo el mundo los iPad están arrasando no sólo en ventas, sino que además guiando la idea de cómo debe ser un e-Reader; en Colombia estos dispositivos apenas estan dándose a conocer. Algunos «piratas» como Pablo Arrieta se aventuran a éstas aguas desconocidas a escribir con hipertextos, multimedia e incluyen interactividad con sus lectores. Su libro «Leyendo hipertextos» (http://hipertexto.gruponormadigital.com) es un documento físico con enlaces a la web mediante códigos QR, de esta forma el lector encuentra información en papel que se enriquece con videos, animaciones y todos los recursos que puede ofrecer internet.

Aunque en Colombia estos dispositivos no se han masificado aún (en el sitio oficial de Apple puede leerse «El iPad puede estar sujeto a aprobación regulatoria y aún no estar disponible para la venta en tu país» [1] y no es común encontrar usuarios de Kindle o Nook en bibliotecas o universidades a pesar de la gran variedad de estos dispositivos) la discusión sobre qué tipo de dispositivo se usará va mucho más allá de características técnicas como peso, duración de la batería y tamaño: ¿Los lectores están pensando los libros digitales como una réplica exacta de los libros físicos o quieren explorar la lectura como una experiencia que incluye multimedia, comentarios en redes sociales y todo lo que la red puede ofrecerles? Teniendo en cuenta el tipo de experiencia que los lectores quieran tener, factores como el uso de tinta electrónica (que no permite animaciones) vs. pantallas LCD y conexión a través de wi-fi con aplicaciones extras son determinantes. Igual ocurre para los autores: ¿Tendremos documentos escritos únicamente en texto o nos encontraremos con videos y canciones en medio de lecturas? De su producción también depende el aprovechamiento de estos dispositivos.

Necesitamos nuevos lentes para leer.
Además de los costos y disponibilidad de estos aparatos en ciertas regiones existen otras variables que afectan el acceso a la información. El uso de códigos QR implica que necesitamos dispositivos con cámara y software para interpretar estos códigos que nos dan información adicional, lo que quiere decir que no sólo necesitamos documentos físicos o electrónicos, sino además una serie de otros dispositivos como cámaras, parlantes, micrófonos que puede que hagan de la lectura un acto con mucha preparación. Por otra parte costumbres como compartir un libro con alguien ahora puede resultar un acto de piratería. Eso sin contar algunos escándalos como el ocurrido entre Amazon e (irónicamente) el libro 1984 de George Orwell que habla sobre el control de el Gran Hermano a la población: Los usuarios que habían adquirido este libro para leerlo en su Kindle a mediados del 2009 encontraron que Amazon lo borró de sus dispositivos debido al cambio de decisión del editor en que el documento apareciera en formato electrónico. Este tipo de hechos nos pueden hacer reconsiderar el uso de dispositivos libres, al igual que de formatos de documentos libres como DjVu, ePub, OEB en contraposición al doc (de Microsoft Word), lit (de Microsoft Reader) o mobi (del Kindle).

Referencias
[1] Apple. (n.d.). iPad – Mira la Web, el correo electrónico y las fotos como nunca antes. Sitio oficial de Apple. Recuperado Agosto 25, 2010, de http://www.apple.com/la/ipad.

Biblioredes de Chile en IFLA 2010 // Advocacy y la responsabilidad de los profesionales de la información

En varios eventos he coincidido con personas de Biblioredes (Chile) y en esta ocasión participaron en el IFLA 2010 con su proyecto sobre «advocacy», un tema que como menciona Pablo en el video, todavía no tiene una traducción al español definida. Advocacy en bibliotecas consiste, según lo entendí, en el apoyo que ofrece el gobierno a las bibliotecas para financiar proyectos, en este caso específico el de Biblioredes para acortar la brecha digital.

En la presentación de su trabajo comenté que me parecía que las bibliotecas podrían estar generando consumidores potenciales para Microsoft, si la Fundación Bill y Melinda Gates patrocinaba a bibliotecas para acercar a las personas a la tecnología con productos de Microsoft que cuando requieran actualización o adquisición de nuevas licencias implica pagar. La discusión que se desenvolvió revela que hay un gran componente de responsabilidad en los profesionales de la información en conocer otras opciones y usar las alternativas que mejor se adapten a sus contextos para no caer en este juego. Es verdad que hay una relación entre la empresa y la fundación, pero que las ayudas de la fundación no son taxativas en cuanto al uso de herramientas, es decir, podría usarse software libre y por ende capacitar a los usuarios en el uso de estas herramientas para no generar «dependencias» a este tipo de empresas. Así que la responsabilidad de usar herramientas privativas no está en los patrocinadores, sino en los profesionales de la información que deben mostrar una gama amplia para que los usuarios escojan y no simplemente tengan que consumir productos de una única empresa.

Una vez más felicitaciones a los de Biblioredes por su trabajo y gracias especiales a Pablo, Pilar y Gonzalo.

La producción multimedia en bibliotecas públicas colombianas [Presentación IFLA2010]

Ésta es mi presentación para el IFLA 2010 del texto completo que publiqué anteriormente. Únicamente usé imágenes con licencias Creative Commons de atribución o atribución y compartir igual, por tanto es contenido libre.

Puede descargarse la presentación La producción multimedia en bibliotecas públicas colombianas.

¡Gracias a todxs lxs que comparten!

Transmitiendo desde IFLA 2010 // Publicando en múltiples servicios

IFLA2010
IFLA2010

Justo ahora estoy en IFLA 2010. Hay mucho información en todos lados, trataré de capturar lo que más pueda y luego espero redactar algo más conciso. Mientras recopilaré fotos en mi flickr, algunos videos en mi Youtube y escribiré en mi Twitter para llevar notas del evento. Estoy haciendo algunos videos sobre la experiencia de viajar a Europa a este evento. Aquí el primero:
[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=7-nK0qQoEdQ&feature=related]

Planeta libre // Blas Garzón, Camilo Cantor, Medellín Digital y Altair en Campus Party

altaircc on livestream.com. Broadcast Live Free

Entre las charlas de Campus Party me gustó esta sobre cultura libre, donde la gente de Medellín Digital, Altair, Camilo Cantor de Cartografías Sonoras y Blas Garzón de Traficantes de Sueños se reunieron a charlar sobre la tecnología y el impacto social. Recuerdo mucho una frase de Camilo: «Trinar y trinar está buenísimo, pero afuera es donde se resuelven (los problemas)», lo que traduce algo como: Usar twitter y demás herramientas es bueno y entretenido, pero también hay que tomar acción en la realidad.

¿Cómo las herramientas que tenemos influyen a un cambio social? Blas plantea que los libros son herramientas de cambio, pero si los libros son herramientas que permiten el cambio no entiendo por qué las personas no pueden tener acceso a ellos. Si hablamos de acceso al conocimiento y desarrollo humano a partir de transmisión de ideas ¿por qué debemos pagar por el acceso? Cuando no tienes dinero para comprar un libro puedes ir a una biblioteca, pero ¿qué pasa en los entornos digitales? ¿Puede haber democracia de acceso a la información hoy en día?

Blas menciona la libertad que te dan las heerramientas. ¿En entornos digitales puedes usar las herramientas como mejor te parezca? Tal vez hay herramientas que sólo sirven para los fines que sus creadores quieren que sirvan. Hace ya varios años escribí sobre Fracaso Ltda vs. Facebook y la pregunta ahí es: ¿Facebook es una herramienta de libre expresión o solo somos quienes aportamos información para que nos hagan minería de datos y nos vendan productos específicos dependiendo de nuestros perfiles y preferencias?

¿Vivimos en una cultura de lo pirata? Camilo Cantor es tajante en sus intervenciones: No pensamos en los usuarios finales, los obligamos a usar herramientas pensadas para ser vendidas y no compartidas. Por esta razón recuerdo haber comenzado una campaña personal de uso de software libre. No he sido tan juicioso con ella como debería, pero algunos pequeños efectos ha tenido.

En el blog de un amigo mío, Maolibrarian, hace poco mencionó el «Do it yourself» y toda esta idea de mezclar punk con educación de la que habla Piscitelli. Me parece genial, pero me parece mucho mejor lo que menciona Camilo y que yo aprendí en el Un-Convention en Medellín: Hagámoslo juntos. Hacerlo por nuestros propios medios esta bien pero ¿Qué tal si lo hacemos por nuestros medios y además compartiendo?

Blas mencionó el uso de LinEx en Extremadura, España cono una forma de implementación de políticas y planes estatales para difundir la cultura libre. En este punto del video (cerca de los 23 minutos) la charla se enfoca en la generación de espacios, innovación y desarrollo por parte de empresas privadas. Anteriormente mencioné las ventajas que tiene el estar en un Campus Party pero también se evidencia lo excluyente que puede llegar a ser. ¿Las empresas están enseñándonos hacia dónde debemos apuntar al buscar desarrollo?

Al inicio de el video se preguntaron cómo las herramientas inducen a un cambio social. En esta parte del video Blas habla de que el acceso abierto siempre se refiere a conocimiento, pero que el conocimiento es otro recurso como puede ser la sanidad, o el aire. Puede que no veamos directamente como el conocimiento afecta a los cambios sociales (aunque lo hace) pero sin duda el modelo que opera el uso de recursos compartidos es el mismo. Como menciona Blas, no es una cuestión entre Windows y Linux, es un cambio de paradigma mental, es una defensa por el derecho al acceso.

¿Qué proyectos alternativos están creandose a partir de estos cambios? Blas y su proyecto de Traficantes de Sueños es un cambio, Matias Jaramillo y las formas de trabajo actuales son otras manifestaciones de este cambio de mentalidad.

Esto no se trata de una guerra, no es competir, es colaborar.