Más videoblogging // Niño guía en Santo Domingo Savio, biblioteca pública de Medellín

Encontré este video de un amigo mío, Alejandro Angel, quien nos explica cómo hacer vlogging o videoblogging; lo que es lo mismo a llevar un diario en un medio electrónico (blog) alimentado con videos; una forma de comunicar que me ha llamado la atención desde el Campus Party 2009. A continuación “¿Cómo se come eso del videoblogging?

Alejandro nos dice que lo único que se necesita para hacer un video es tener una historia qué contar. Aquí está una historia que nos cuenta Francisco Cárdenas (@cinealoido) sobre Jean Alexis, un niño guía en la imponente biblioteca pública Santo Domingo Savio, en la ciudad de Medellín. Hasta ahora no conozco esta biblioteca, espero hacerlo muy pronto en compañía de este singular guía. Con ustedes “Jean Alexis, niño guía turístico en la Biblioteca Santo Domingo Savio

Las historias se pueden hacer un poco más complejas, mejor elaboradas. Cuando superas esas primeras etapas de capturar lo primero que se te cruza y hacer una mínima edición (etapa en la que todavía me encuentro) llegas a los mismos lugares que ocupas, pero creas un nuevo ambiente para lo que te rodea. Personajes, locaciones y detalles empiezan a cobrar otros sentidos y pueden resultar cosas como este video llamado “Impossible Man” de Francisco Cárdenas:

IMPOSSIBLE MAN from Francisco Cárdenas on Vimeo.

La idea es comunicar, hacerle ver a otro lo que nosotros vemos. No se trata de tecnología, o novedad. Se trata sobre tener algo qué decir. Se trata de contar eso que nadie más puede contar.

Probando la realidad aumentada en la revista Soho

Probando realidad aumentada en la revista SoHo
Probando realidad aumentada en la revista SoHo 1

En mi anterior post (Leyendo pixeles desde el Caribe // Sobre e-books, mundos virtuales y realidad aumentada) al final de la presentación de Pablo Arrieta podía verse una muestra de realidad aumentada; en esta ocasión la probé con la revista Soho. A diferencia de la presentación de Pablo no aparecían objetos tridimensionales, sino que se desplegaban videos con información extra, en este caso de la sesión fotográfica en diferentes ciudades de Colombia.

Instrucciones y patrones de reconocimiento
Instrucciones y patrones de reconocimiento

A mi correo llegó la anterior imagen con las instrucciones de uso. Esta imagen contiene varios códigos (son los cuadros blanco con negro) y al ponerlos frente a mi cámara web que usa esta aplicación [1] se despliegan videos con tomas de la sesión de fotos, algunos comentarios de transeuntes y de las modelos en diferentes ciudades de Colombia. Tuve algunos inconvenientes debido a que no compré la revista, sino que uséla imagen anterior desde un iPod, imagen con baja calidad pero que permite ver el desarrollo realizado por Bakia[3] , la empresa colombiana que realizó el trabajo. Aquí está una muestra de cómo lo vi.

Probando realidad aumentada en la revista SoHo 2
Probando realidad aumentada en la revista SoHo 2

Lo primero que me viene a la mente son los códigos QR que hicieron un primer acercamiento a documentos digitales desde documentos físicos sirviendo únicamente como hiperenlaces. Ahora puedes agregar figuras tridimensionales, texto, información multimedia y demás  mediante ARToolKit [2] (por si te interesa hacer desarrollos) como puede verse en este video.

He visto aplicaciones para educación con realidad aumentada en procesos industriales, donde a los aprendices -quienes usan lentes- los guían y muestran la ubicacción exacta de los botones que deben presionar para realizar determinadas tareas. Imaginen las posibilidades que se tienen al cubrir espacios cono bibliotecas con estas pieles digitales, lo mucho que pueden enriquecerse las visitas a museos o el realiza turismo con estos guías virtuales. Esto me hace pensar en la necesidad de “alumbrar” lugares públicos con redes de wifi y códigos que puedan permitir el acceso a mucha información en los espacios que habitualmente ocupamos y muchas veces nos perdemos porque la información no nos llega al lugar que necesitamos, sino que está almacenada en libros o lugares que podemos visitar pero requieren mayor tiempo e inclusive costos. Algo que aprendí de las bibliotecas 2.0 es que hay que ir donde el usuario está, ahora comprendo que no solo las instituciones, sino también la información debe cumplir esa tarea.

[1] Publicaciones Semana S.A. (2009, diciembre 21). SoHo: Portada Viva RA. Recuperado Diciembre 21, 2009, desde http://www.soho.com.co/Portada-Viva/index.html.
[2] ARToolKit Home Page. (2009). ARToolKit. Recuperado diciembre 21, 2009, desde http://www.hitl.washington.edu/artoolkit/.
[3]González, D., & González, M. (n.d.). Bakía: Arte y tecnología. Recuperado de http://mundobakia.com/.

Leyendo pixeles desde el Caribe // Sobre e-books, mundos virtuales y realidad aumentada

Esta es la presentación de Pablo Arrieta (@xpectro)  en Madrid, el pasado 7 de Octubre de 2009, donde habló sobre el paradigma que estamos viviendo gracias a la cultura digital (puede verse la lista en Youtube o el sitio oficial del evento). Vimos este video al finalizar la clase “Textos escolares”, donde hicimos un debate entre dos grupos. El primer grupo debía defender la cultura digital y el segundo lo análogo. Por esas cosas del destino, yo que siempre ando con los ojos cuadrados de tanto leer en pantalla tuve que defender el libro en papel.

Los argumentos que sobresalieron con mis compañeros de grupo hablaban sobre el control que pueden obtener las empresas de lo que leemos (mencionamos a Amazon y -paradójicamente- el caso de 1984 y Kindle), la falta de acceso a la tecnología (y las soluciones viables en estos casos como el biblioburro), la falta de alfabetización digital, las modificaciones del lenguaje (tema del que escribí en un post anterior) y la falta de acceso a la información. Entre las ventajas se habló de la inmediatez de acceso a recursos, el enriquecimiento de la experiencia de la lectura (al poder usar imagenes, video, sonido, etc.), la especificidad de la información y la profundidad que pueden permitir los hiperenlaces (con un solo click puedes llegar a un libro completo) y las ventajas de reusar contenido.

Una de las conclusiones es que inevitablemente nos estamos moviendo hacia estas tendencias y que antes que huír a ellas debemos adoptarlas lo mejor que podamos. Como concluye Pablo en el video, estas herramientas no son mutuamente excluyentes, pueden brindarnos una realidad aumentada.

Acceder a Wave desde tu iPod o iPhone // Manual de Google Wave

Google Wave

Encontré una Guía completa a Google Wave. Además, si quieres probar Google Wave en tu IPhone o IPod ingresa desde él a http://AppIt.us y desde allí a Wave. Así Safari ya no te dará problemas 😉

Además al ingresar desde Safari puedes pulsar “+” y aparece la opción “Añadir a pantalla de inicio”, lo que deja un acceso desde la pantalla inicial de tu IPod o IPhone.

Probando Google Wave // Pensando nuevos servicios

Google Wave

He estado probando Google Wave recientemente (gracias a @luishernando), entendiendo la lógica y buscando ideas para saber cuándo y para qué usarlo. Muchas veces escuché que Wave era mensajería instantánea con esteroides. Este video muestra una escena de Pulp Fiction recreada en el servicio de Google:

Luego de ver el video entendí la capacidad comunicativa de Wave. He encontrado que además de agregar imagenes, encuestas, videos de Youtube, editar blips (mensajes) de un wave, adjuntar archivos, interactuar con Google Maps  y ver el texto a medida que lo escribe tu interlocutor debes cuidar bastante el orden de tus blips, las respuestas que haces y la manera como organizas todos los mensajes… y si, es mensajería instantánea con esteroides.

Luego de probar Wave y volver a Gtalk, Messenger, Skype o Gmail sientes que das un paso atras y te bajas de un Ferrari para volver a viajar en un bus atestado de gente. Wave es como una wiki que puede mostrar los cambios realizados en tiempo real y agregar una cantidad de recursos impresionantes. Lastimosamente no puedes registrarte y abrir una cuenta. Debes ser invitado o bien por Google o bien por una persona a quen le lleguen invitaciones. Imagino que el sistema para darse de alta será el mismo que el de Gmail en su lanzamiento: luego de un tiempo con invitaciones permitirán que cualquiera se registre.

Me pregunto ¿cómo pensaran controlar aquellos que se aferran a sus contenidos mediane copyright lo que se mueve por waves? Puedes convertir un Wave en público y que cualquiera pueda unirse a la charla. Puedes mantener conversaciones privadas o invitar solo a algunos pocos.

Lo que Wave me hizo reflexionar fue sobre la capacidad imaginativa para crear productos en la red. El factor innovación es impresionante y creo que podemos crear cosas interesantes para lo que hacemos. En mi caso, trabajando para bibliotecas la visualización de datos en los catálogos bibliográficos, o la mezcla de servicios mediante mashups me tiene pensando desde hace ya bastante tiempo. Es cierto que hay parametros para crear sitios web pero ¿Qué tal si probamos cosas diferentes? Tal vez resulten mucho más divertidas y fáciles de usar si se tiene una buena planeación. ¿Para qué cosas puede ser útil Wave en las bibliotecas? Mientras crece la comunidad de usuarios esta pregunta puede discutirse en el Wave de bibliotecarios en español (imagino que este es el enlace al wave).

*Me queda una invitación para Wave. La regalaré entre quienes dejen un comentario a este post diciendo por qué se la merece.