Arquitecturas de Información // Diseñando espacios digitales

El próximo martes 7 de Julio de 2009 a las 5 pm (-5 GMT) estaré en los Paneles blogueros del Campus Party. El panel se titula “Arquitectura de información para la web: Dificultades de ejercer una profesión desconocida” donde compartiré con Mario Carvajal [web, twitter], Juan Diego Velasco [web 1, web 2, twitter], Natalia Vivas Velasco [web, twitter], Mauricio Candamil Llano [web, twitter], Edwin Arley Bernal Holguin [web 1, web 2, twitter] y Juan David Vargas Pulido [web, twitter] y con el público asistente al Campus una conversación sobre lo que implica trabajar en arquitecturas de información en Colombia, visto desde la comunicación social, ingenierías y por mi parte desde la ciencia de la Información y Bibliotecología.

Para contextualizar el tema empiezo contando qué es la arquitectura de información:

Arquitectura de información es, según el Information Architecture Glossary por Kat Hagedorn, El arte y ciencia de organizar información para ayudar a la gente a satisfacer sus necesidades de información. La arquitectura de información involucra investigación, análisis, diseño e implementación. El desarrollo de arquitecturas de información puede darse de arriba hacia abajo o viceversa. Es decir, podemos desarrollar una AI empezando por elegir el hardware hasta llegar a una interfaz de usuario (de abajo hacia arriba) o empezar por el contexto de la información que se requiere e ir desarrollando las necesidades que dicha herramienta desde la interfaz hasta llegar al hardware.

Aunque la arquitectura de información se ha relacionado siempre con aspectos digitales, cabe notar que la teoría dice que cualquier infraestructura que ayude a la gente a satisfacer sus necesidades de información es válida, así, el biblioburro me parece una excelente solución desde el punto de vista de la arquitectura de información para llegar a lugares de difícil acceso del norte de Colombia, lugares que pueden no tener carreteras y donde no existen bibliotecas, el señor Luis Soriano carga a Alfa y Beto, un par de burros, con varios documentos que llevan información a la parte central baja del Magdalena. Igualmente en la bibliotecología se usan arquitecturas para presentar información a los usuarios de las unidades de información, dichas arquitecturas han saltado a los medios digitales potenciando la investigación en dicho campo debido a las bibliotecas virtuales, los catálogos en línea y un sin fin de herramientas que pueden usarse en bibliotecas 2.0.

Me parece interesante cómo una profesión como la arquitectura de información puede mutar con aplicaciones tan centradas en el usuario, quienes tienen completa libertad de decidir cómo quiere ver su información. Sitios como el panel de administración de las cuentas en WordPress, La interfaz de Sonidolocal o el panel de administración de Netvibes me hacen pensar en el trabajo del arquitecto de información podría verse como un trabajo en vía de extinción, pero por el contrario es el arquitecto quien puede ofrecer una gran variedad de matices, desde decidir cómo presentar la información en un sitio web estático hasta optar por la posibilidad de crear interfaces de las anteriormente nombradas, con una libertad muy grande para los usuarios.

Panel de administración de Netvibes. El usuario decide qué información mostrar y su ubicacción.

Encontré Websort, un sitio para hacer Card Sorting en la web, una técnica para organizar la información en un sitio web que puede ser útil a la hora de organizar información para la web. Por otro lado hace poco se lanzó el primer número de la revista Journal of Information Architecture, puede consultarse en http://journalofia.org/

Twitter y comunicación de la ciencia // Sintáxis del microblogging

Este canal de comunicación que ha sido un furor con un crecimiento descomunal de 1448% el último año, me ha impactado por el problema que supone para las entidades, instituciones y demás figuras  corporativas,el crear un espacio en una red que cada vez es menos jerárquica y más distribuida que adopta muchas veces lenguajes propios, expresiones y modismos muy particulares que pueden no estar presentes en otros canales de comunicación.

¿Deben tomar posturas informales? Es evidente que humanizar instituciones puede acercarlos a la comunidad (como lo demuestra este twit vía @carobotero) aunque pueden exponerse a roces y cruces de palabras fuertes de parte de trolls, como le ocurrió a Trent Reznor quien declaró que convertiría su twitter en un canal de una vía, luego de una discusión por este medio.

Someterse a estos canales de comunicación te obliga a hablar un nuevo lenguaje, lleno de emoticones, contracciones y sintáxis propias de una plataforma que facilita la comunicación por dispositivos móviles al permitirte usar únicamente 140 caracteres y te puedes llegar a acostumbrar a reemplazar palabras como “bien” por “bn”, “qué” por “q”, “por” se simplifica con “x” y en casos más especializados se contraen palabras como “Retweet” por “RT”, que significa decir algo que fue dicho anteriormente por otra persona, es decir “Re-trinar”; “Mensajes Directos” por “DM” (como pregunta ell político colombiano @rafaelpardo en sus primeros tuits); usar una arroba (@) para dirigirse a alguien; o se usan hashtags (como #thecolombian) para recuperar mensajes con dicha etiqueta; estos hashtags pueden no tener un significado fácilmente percibible para aquellos familiarizados con estas prácticas comunicativas.

Si hablamos de web social nos referimos a la oportunidad de intercambiar opinión, discutir, responder y argumentar. Me pregunto cómo funcionarán estas estratégias de comunicación para la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (@librarycongress) que hoy 26 de Julio de 2009 tiene 11.166 followers (seguidores) y no sigue a nadie. ¿Sería inmanejable  para una institución tan grande como la LC seguir a sus usuarios o es acaso que las bibliotecas están usando tecnologías sociales con arquitecturas de información no sociales?


El microblog de LC
un día después de la muerte de Michael Jackson

¿Cuál debe ser la actitud de una institución frente a sus usuarios? Personalmente me agrada pensar que detras de cada pantalla hay una persona, con todos los problemas que esto conlleva. Además creo que un canal de comunicación paralelo debe tener métodos de comunicación diferentes y presentar información diferente en el sitio web, en su microblog, en su canal de video, etc. De lo contrario sería como leí en este post: “Eso es como decirle a alguien que ponga el televisor, la radio, el reproductor DVD portátil, el iPod , todos al mismo tiempo para ver la misma película.”

Creative Commons “No Comercial” y las cuatro libertades del software libre


Imagen tomada de HtmlTimes

Recientemente estuve leyendo sobre las cuatro libertades del software libre donde la primera libertad (Libertad 0) te permite usar el programa con cualquier propósito, entre las que se incluye la libertad de usar el software con fines comerciales.

Desde el 2005 uso licencias Creative Commons (CC), siempre he usado la licencia de atribución, no comercial, compartir bajo la misma licencia (by-nc-sa); una de las más populares entre quienes licencian bajo CC pero hasta ahora me doy cuenta que este tipo de licencia no cumple en su totalidad las cuatro libertades, es decir, las personas que usan mis contenidos deben tener la plena libertad de usarlos con cualquier propósito, incluyendo fines comerciales. Si soy riguroso en cuanto a esto, la licencia que debería usar es la by-sa para cumplir las cuatro libertades de quienes usan mis contenidos, convirtiéndolo en un contenido cultural libre.

Llevando este tema de las cuatro libertades a un punto más práctico encuentro en el blog de Carobotero que debido al reciente cambio de licencias en la Fundación Wikimedia aquellos contenidos no licenciados, o licenciados bajo un elemento no comercial o sin obras derivadas, no pueden fluir entre  las obras que realizas y la Fundación Wikimedia (con algunas excepciones o limitaciones). Buscando un poco más en el blog de Carobotero encontré un post sobre el estudio de la cláusula “No Comercial” y creo que voy a cambiar las licencias que uso para hablar de contenido abierto.

¿Qué licencia usas? ¿La cambiarías por una menos restrictiva?

La interacción de las ciencias y el oficio de investigar

La interacción de las ciencias y el oficio de investigar

Presenté este documento como mi trabajo final de la materia “Estructuras del conocimiento científico” donde hago una revisión sobre la ciencia y su interacción con la humanidad, cómo puede la ciencia propiciar el avance y cómo también el saber científico puede estancar el progreso en determinadas circunstancias.

Descargar

Marketing viral // Buzz marketing, Social Media Optimization (SMO) y Cibermetría

Luego de una práctica de la Comunidad 2.0 del SEDIC, me dispuse a ver qué tanto afecta el acceso que se tiene a este blog luego de hacer parte de varias redes sociales, comentar en blogs y dedicarle mucho tiempo a mi microblog, comparado luego de un año donde disminuí considerablemente mi actividad. Esto es lo que muestra Google Analytics sobre las visitas a mi sitio:

Estadísticas de Hiperterminal.com Mayo 2008 vs Mayo 2009
Estadísticas de Hiperterminal.com Mayo 2008 vs Mayo 2009 Click para ampliar

Puede verse que efectivamente el participar en la blogósfera, twitósfera y demás esferas de la web social influyen las referencias que se hace a un sitio web. Pero ¿Es cierto el dicho “no importa que bien o mal pero que hablen de mi”? Hace un tiempo escuché de un buzz negativo, donde Empleados de Dominos Pizza publicaron un nada agradable video en Youtube para sus consumidores y cómo la marca se defendió. Más allá de eso existe la necesidad de medir si efectivamente la impresión que tienen nuestros “usuarios” afecta las visitas que tenemos y la visibilidad que podemos obtener.

Pero vamos por partes: La cibermetría sirve para medir cualquier tipo de información que existe en la red

¿Qué es Social Media Optimization (SMO)? En el blog de Rohit Bhargava se pueden encontrar las 5 reglas de la SMO. En resúmen:

  1. Aumenten su “linkeabilidad”
  2. Hagan que sea simple taggear y guardar los contenidos
  3. Recompensen los links entrantes
  4. Ayuden a que su contenido viaje por la red
  5. Fomenten los mashups

Vía DenkenUber (en español).

Ahora bien, hace falta realizar un estudio cibermétrico de cómo las personas de una determinada comunidad reaccionan, consumen y producen información a partir de la información que nosotros producimos, comentamos o reutilizamos. Es muy fácil hablar de marketing viral, pero una forma de optimizarlo es conocer las tendencias y exactamente en qué lugares se está produciendo información referente a un determinado tema. En mi caso puedo medir el impacto que tuvo el uso de redes sociales en las referencias a mi blog, gracias a Google Analytics puedo ver fechas, lugares de consulta y sitios de referencia pero ¿Qué hay de la gente que comenta cierto tema y no enlaza a mi blog sino a otro que trate un tema similar o incluso a otra fuente? Este método garantizaría la exahustividad en la búsqueda de información para recuperación de información en sistemas distribuidos. Dicha recuperación de información se hace especialmente útil si la comunidad que consume y produce información es una comunidad científica.

Luego de revisar mis estadísticas puedo ver que el porcentaje de accesos por sitios de referencia es mayor en el 2008, aunque el número de visitas aumentó en el 2009 gracias al etiquetado y el aumento en la cantidad de los contenidos.

Encontré la International Journal of Scientometrics, Informetrics and Bibliometrics por si les interesa el tema. Además Álvaro Cabezas escribió “Desarrollando indicadores basados en la web“.

Actualización: Encontré este video vía read/write.