Archivo de la etiqueta: biblioburro

El biblioburro: ¿Qué haces desde tu profesión por la gente?

Estoy tomando el I Curso en acceso y aplicaciones de las TIC para el Desarrollo humano de la Escuela Virtual del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en uno de los foros Melania Arias dejó este video sobre el biblioburro:

“…Si ellos no tienen biblioteca hay que inventar una. (…) esos niños del monte no van a venir a la biblioteca, hay que llevarles la biblioteca allá”.

“…El burro se llama Beto y la burra se llama Alfa; y le puso Alfa y después le puso Beto. Ajá y eso qué quiere decir: Ajá, Alfabeto, los burros”

Muchas veces me he preguntado ¿qué hago yo por los demás desde mi profesión? y una de las posibles respuestas que se me ocurren es que trabajo por mantener los contenidos libres para que la información fluya de manera libre y genere conocimiento. Desde las bibliotecas se trabaja por permitir acceso al conocimiento y tal vez lo que haga no genere un cambio mundial, pero al menos funciona para mi y puede impactar a personas cercanas que compartan esta manera de pensar. Puedo ser el encargado de que los usuarios de mi biblioteca lleguen a los contenidos que necesitan pero ¿qué tal si ponemos esos contenidos al alcance de cualquier persona en el mundo y le damos permisos para que use dicho material para generar más contenidos (en otros formatos, idiomas, etc.)? Por esto el uso de contenidos libres, así como el uso de licencias Creative Commons me parecen útiles.

¿Qué haces desde tu profesión por los demás? ¿De qué manera crees que pueden organizarse estas iniciativas para crear soluciones sistemáticas y transversales a nuestros problemas?

Leyendo pixeles desde el Caribe // Sobre e-books, mundos virtuales y realidad aumentada

Esta es la presentación de Pablo Arrieta (@xpectro)  en Madrid, el pasado 7 de Octubre de 2009, donde habló sobre el paradigma que estamos viviendo gracias a la cultura digital (puede verse la lista en Youtube o el sitio oficial del evento). Vimos este video al finalizar la clase “Textos escolares”, donde hicimos un debate entre dos grupos. El primer grupo debía defender la cultura digital y el segundo lo análogo. Por esas cosas del destino, yo que siempre ando con los ojos cuadrados de tanto leer en pantalla tuve que defender el libro en papel.

Los argumentos que sobresalieron con mis compañeros de grupo hablaban sobre el control que pueden obtener las empresas de lo que leemos (mencionamos a Amazon y -paradójicamente- el caso de 1984 y Kindle), la falta de acceso a la tecnología (y las soluciones viables en estos casos como el biblioburro), la falta de alfabetización digital, las modificaciones del lenguaje (tema del que escribí en un post anterior) y la falta de acceso a la información. Entre las ventajas se habló de la inmediatez de acceso a recursos, el enriquecimiento de la experiencia de la lectura (al poder usar imagenes, video, sonido, etc.), la especificidad de la información y la profundidad que pueden permitir los hiperenlaces (con un solo click puedes llegar a un libro completo) y las ventajas de reusar contenido.

Una de las conclusiones es que inevitablemente nos estamos moviendo hacia estas tendencias y que antes que huír a ellas debemos adoptarlas lo mejor que podamos. Como concluye Pablo en el video, estas herramientas no son mutuamente excluyentes, pueden brindarnos una realidad aumentada.

Arquitecturas de Información // Diseñando espacios digitales

El próximo martes 7 de Julio de 2009 a las 5 pm (-5 GMT) estaré en los Paneles blogueros del Campus Party. El panel se titula “Arquitectura de información para la web: Dificultades de ejercer una profesión desconocida” donde compartiré con Mario Carvajal [web, twitter], Juan Diego Velasco [web 1, web 2, twitter], Natalia Vivas Velasco [web, twitter], Mauricio Candamil Llano [web, twitter], Edwin Arley Bernal Holguin [web 1, web 2, twitter] y Juan David Vargas Pulido [web, twitter] y con el público asistente al Campus una conversación sobre lo que implica trabajar en arquitecturas de información en Colombia, visto desde la comunicación social, ingenierías y por mi parte desde la ciencia de la Información y Bibliotecología.

Para contextualizar el tema empiezo contando qué es la arquitectura de información:

Arquitectura de información es, según el Information Architecture Glossary por Kat Hagedorn, El arte y ciencia de organizar información para ayudar a la gente a satisfacer sus necesidades de información. La arquitectura de información involucra investigación, análisis, diseño e implementación. El desarrollo de arquitecturas de información puede darse de arriba hacia abajo o viceversa. Es decir, podemos desarrollar una AI empezando por elegir el hardware hasta llegar a una interfaz de usuario (de abajo hacia arriba) o empezar por el contexto de la información que se requiere e ir desarrollando las necesidades que dicha herramienta desde la interfaz hasta llegar al hardware.

Aunque la arquitectura de información se ha relacionado siempre con aspectos digitales, cabe notar que la teoría dice que cualquier infraestructura que ayude a la gente a satisfacer sus necesidades de información es válida, así, el biblioburro me parece una excelente solución desde el punto de vista de la arquitectura de información para llegar a lugares de difícil acceso del norte de Colombia, lugares que pueden no tener carreteras y donde no existen bibliotecas, el señor Luis Soriano carga a Alfa y Beto, un par de burros, con varios documentos que llevan información a la parte central baja del Magdalena. Igualmente en la bibliotecología se usan arquitecturas para presentar información a los usuarios de las unidades de información, dichas arquitecturas han saltado a los medios digitales potenciando la investigación en dicho campo debido a las bibliotecas virtuales, los catálogos en línea y un sin fin de herramientas que pueden usarse en bibliotecas 2.0.

Me parece interesante cómo una profesión como la arquitectura de información puede mutar con aplicaciones tan centradas en el usuario, quienes tienen completa libertad de decidir cómo quiere ver su información. Sitios como el panel de administración de las cuentas en WordPress, La interfaz de Sonidolocal o el panel de administración de Netvibes me hacen pensar en el trabajo del arquitecto de información podría verse como un trabajo en vía de extinción, pero por el contrario es el arquitecto quien puede ofrecer una gran variedad de matices, desde decidir cómo presentar la información en un sitio web estático hasta optar por la posibilidad de crear interfaces de las anteriormente nombradas, con una libertad muy grande para los usuarios.

Panel de administración de Netvibes. El usuario decide qué información mostrar y su ubicacción.

Encontré Websort, un sitio para hacer Card Sorting en la web, una técnica para organizar la información en un sitio web que puede ser útil a la hora de organizar información para la web. Por otro lado hace poco se lanzó el primer número de la revista Journal of Information Architecture, puede consultarse en http://journalofia.org/