Construyamos conjuntamente el Manifiesto del profesional de la información

Manifiesto de los profesionales de la información - Captura de pantalla de http://a.nomono.co/manifiesto

Hay muchas formas de propiciar cambios en la sociedad y en la cultura: algunos se dan por hechos externos, como desastres naturales o necesidades de adaptarnos a situaciones específicas; otros son provocados por movimientos, ideas que nos hacen cambiar desde adentro. Luego de muchas charlas con amigos y la necesidad de promover cambios en nuestra profesión nos preguntamos ¿cómo podemos ser arquitectos de nuestro futuro? Y este es el primer paso que se nos ocurrió: hagamos entre todos un manifiesto. Aquí la forma en que tú también puedes aportar a él:
Continuar leyendo “Construyamos conjuntamente el Manifiesto del profesional de la información”

El derecho a leer y a escribir de Silvia Castrillón

El derecho a leer y a escribir, de Silvia Castrillón

Recientemente leí este libro de Silvia Castrillón, bibliotecóloga de la Universidad de Antioquia (Colombia), donde compila cinco presentaciones que ella ha hecho en congresos o eventos a donde la han invitado. Son:

  • El derecho a leer y a escribir. Presentado en el Primer Coloqui Colombo – Francés de Bibliotecas Públicas, “Biblioteca y sociedad” , en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (2003).
  • Cambiar es difícil, pero posible. Conferencia presentada en el 5° Congreso Colombiano de Lectura, en Bogotá (2002).
  • Lectura: educación y democracia. Simposio Internacional Iberoamericano sobre literatura Infantil y Lectura: Nuevos espacios para la lectura en el siglo XXI, en Madrid (2001).
  • ¿Crea la biblioteca ciudadanos mejor informados? I Coloquio Latinoamericano y del Caribe de Servicios de Información a la Comunidad, en Medellín (2001).
  • La sociedad civil pide la palabra. X Simposio Internacional Iberoamericano sobre Literatura Infantil y Lectura, en Madrid (2004).

Continuar leyendo “El derecho a leer y a escribir de Silvia Castrillón”

A pocos días: 0-098

Desde hace un tiempo he venido ideando junto a Isidoro Durán, un viejo amigo, un espacio de divulgación de distintos tipos de ideas y prácticas que se podrían relacionar con nuestra profesión y nuestras otras aficiones particulares.  Entre charla y charla comenté una cita del bibliotecario y autor norteamericano Edmund Lester Pearson en su obra The Library and the librarian (1910) hace poco más de un año. Lo interesante llegó hace un mes, aproximadamente, cuando recordé la cita y la mención de un número de clasificación particular, justo en una discusión sobre el Fanzine.

Relacionando ideas nos decidimos a elaborar un fanzine, lo comentamos con David (@hiperterminal) quién gustosamente prestó un espacio en su wiki para documentar el pequeño proyecto, así como un espacio en este blog para divulgar lo que se considerara necesario, además de contribuir con contenidos para la publicación.

El próximo martes 15 de octubre se cumple, por poco, el mes de haber abierto las convocatorias para participar en el primer número del fanzine, así que todavía hay tiempo para participar. Por otro lado resaltamos que quienes participen no necesariamente están obligados a “firmar” con su nombre los contenidos que envíen, podrían usar seudónimos o alias. Esto por una sencilla razón, pensamos que uno de los valores más importantes que hasta hace unos años conservaba internet era la posibilidad de mantener el anonimato mientras se navegaba, comentaba o publicaba contenidos, por lo tanto quisimos rescatar esta práctica en un medio análogo y darle el valor que solía tener en los entornos virtuales.

Para terminar, esperamos contar con su participación y, lo más importante, esperamos que se diviertan tanto como nosotros en el proceso de creación de los contenidos y en la puesta en marcha de este pequeño proyecto.

Más en: www.wiki.nomono.co

Derecho de Autor para Bibliotecarios

Recientemente se publicó la adaptación al español a cargo de la Universidad República de Uruguay, Escuela Universitaria de Bibliotecología el libro Derecho de Autor para Bibliotecarios del original Copyright for Librarians realizado por The Berkman Center for Internet & Society, Harvard University y la Electronic Information for Libraries.

Este (re)curso se encuentra disponible al publico desde el 24 de marzo del año 2010, en su versión original. A partir de esa fecha se han realizado varias traducciones en distintos idiomas, distribuido con licencia Creative Commons: Reconocimiento 3.0 Unported (CC BY 3.0). Este documento presenta un buen punto de partida para aquellas personas interesadas el tema referente al Derecho de Autor y  su relación con el ámbito bibliotecario, que por estos días se está llevando gran parte de las publicaciones en este Blog y otros sitios web relacionados.

A buena hora llegó a nuestras pantallas por medio de las redes de la Revista EPI, y que esperamos abra el panorama en un entorno en donde todavía se percibe algunas fallas en la comprensión del tema entre nuestros profesionales de información. Esperamos que les sea de utilidad, genere dudas y anime a participar en los debates, discusiones y demás actividades al rededor de este tema, que por estos días se están realizando tanto en Bogotá y como en algunas otras ciudades del país. O por lo menos anime a comentar, actualizar, corregir, compartir y contribuir con esta iniciativa.

 

¿Sueñan los bibliotecarios con libros eléctricos?

Desde hace un tiempo he estado compartiendo con David @hiperterminal algunos libros en formato ePub de interés común. Por lo general el lector de uso, el dispositivo para leerlos, era un iPod touch de fácil porte y uso en cualquier momento y lugar. Además de los libros en formato ePub también mantengo almacenados algunos textos en PDF pero que son un poco más difíciles de leer en una pantalla tan pequeña.

Hace un par de semanas pude acceder a un dispositivo Kindle, y gracias a un intercambio de archivos entre USBs adquirí cinco mil (5000) libros en formato ePub… El Kindle puede almacenar, por lo que he leído unos mil quinientos (1500) libros. Comprendí el malestar que este tema en cuestión generaba entre algunos colegas desde hace ya un par de años, por lo menos en esta región.

Aunque su desarrollo lleva más de tres-cuatro décadas algunas bibliotecas locales ya se han ido adaptando y buscando el modo de lograr dar acceso a libros electrónicos a sus usuarios. Sin embargo más allá del préstamo, espero, se incrementen los servicios y se implementen innovadores programas que le permitan a la comunidad lograr acceder tanto a los dispositivos como a los diversos contenidos que se están generando para este formato. Imaginen cómo se realizará un taller de lectura con algo como esto:

¿Qué nuevas habilidades necesitan adquirir los lectores? Y como dicen: se aprende haciendo, se espera que las bibliotecas puedan suministrar buenos servicios con respecto a estas tecnologías.

Y pensar que todo empezó en 1971 cuando Michael Hart transcribió la Declaración de Independencia de Estados Unidos en una máquina de teletipo como formato individual para una posterior descarga del contenido, luego de intentar fallidamente enviarla por e-mail. Este ejercicio desembocó en el Proyecto Gutenberg, que por lo que sé, hasta el año 2009 contaba con unos treinta mil títulos (30.000) del dominio público y en distintos idiomas, primcipalmente, Ingles, español, portugues y francés.

Lo que se está genstando y lo que vendrá, ojalá, llegue por intervención y buen gestionamiento de profesionales que trabajan la información.