Categorías
Ciencia de la información

Desarrollo de colecciones en bibliotecas digitales

Hace unos meses atras me contactaron Adriana Gómez y Emilia, al parecer dos estudiantes de biblioteconomía (en México, creo) y me hicieron la misma pregunta: ¿Cómo crees que es el desarrollo de colecciones en el futuro? No soy bueno para predecir el futuro, pero creo que soy bueno encontrando información que otros ya han publicado para luego dar mi idea de la situación; así que aquí va. Como no tengo mucho qué discutir sobre el desarrollo de colecciones en bibliotecas físicas me centraré en el desarrollo de colecciones para bibliotecas digitales.

Para empezar ¿Qué es desarrollo de colecciones?

Creo que el desarrollo de colecciones es la forma inteligente para aumentar los contenidos que ofrece una biblioteca. Incluye la adquisición de materiales (libros, películas, etc. por medio de canje, donación o compra) o suscripción a publicaciones seriadas o bases de datos para ofrecerle a sus usuarios información pertinente para suplir sus necesidades de información. El desarrollo de colecciones debe hacerse de manera inteligente para no adquirir todo lo que una editorial pueda ofrecerle a una biblioteca, sino lo que sus usuarios más necesiten o más puedan consultar. El desarrollo de colecciones es lo que hace que una biblioteca ponga a disposición de sus usuarios documentos de calidad y no se llene de best-sellers, libros muy populares y vacíos como hay muchos.

¿Cómo cambia el desarrollo de colecciones en tiempos de bibliotecas digitales?

Algo que sin duda afecta el desarrollo de colecciones es la Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest (aquí una versión en español) que aumenta vertiginosamente la producción de contenidos científicos debido a que los investigadores ya no tienen que pagar por ser publicados, sino que la pondrán a disposición de otros investigadores para que compartiendo sus conocimientos, la ciencia avance mucho más rápido ojalá de una manera gratuita (o al menos mucho más económica). Hay una excelente introducción al acceso abierto en este documento de Peter Suber que además muestra cómo las publicaciones de acceso abierto cuentan con revisión de pares, bajo moedlos sostenibles.

Por otro lado, como es apenas lógico que una publicación gratuita tenga muchos más lectores que una publicación pagada, empiezan a jugar otras variables para saber qué tipos de contenidos deben alimentar nuestra biblioteca digital. En el documento «Estadísticas para repositorios: sistema métrico de datos en Digital.CSIC» podemos ver que un documento puede adquirir relevancia no sólo por su índice de impacto (cuántas veces ha sido citado un documento por otros autores), sino que pueden ser útiles datos como la cantidad de veces que un documento ha sido descargado. Estadística que podría darse mucho más rápidamente que el factor de impacto que se calcula al paso de un par de años. Además hay que tener en cuenta que los catálogos pueden interconectarse y nuestros usuarios pueden provenir diversas instituciones. Si a esto le añadimos la ubicuidad de la red, tenemos la capacidad de borrar las fronteras geográficas que nos separan y tener otras barreras como la de idioma o acceso a tecnologías.

En conclusión creo que el desarrollo de colecciones está siendo ampliamente afectado por los contenidos abiertos. Que los encargados de desarrollo de colecciones deberían fomentar ecosistemas de información abiertos para adoptar las ideas del acceso abierto, sus ventajas y principios y dinamizar así el conocimiento. Que aunque existen muchos contenidos pagos o cerrados, los contenidos libres tienen muchas más opciones para replicarse y generarse que los contenidos cerrados y es algo que en el desarrollo de colecciones debe tenerse en cuenta. Al fin y al cabo lo que se buscan son contenidos de calidad para nuestros usuarios y estos pueden estar tanto en sitios cerrados (como costosas bases de datos de suscripción) cono en repositorios abiertos.

Como ejemplo usé la colección de fotografías de Flickr de la Biblioteca Luis Ángel Arango para ver cómo podría funcionar el desarrollo de colecciones en entornos digitales, basados en contenidos libres.

Análisis DOFA de la colección de fotografías de la Biblioteca Luis Ángel Arango

Si bien imagino que este post tardó mucho más de lo que debía, lo escribí gracias a Adriana y Emilia, a quienes les agradezco por contactarme y animarme a escribir sobre el tema.

Categorías
Ciencia de la información

Biblioteca 2.0 y derecho de autor ¿vamos en el camino correcto?


Presentación para Bibliotic 2010. Por supuesto bajo Creative Commons Atribución – Compartir igual.

Estoy en el evento, pero apenas pueda prometo escribir sobre esta presentación, fue muy visual y faltan algunas explicaciones. Guardo las preguntas del público que aportaron mucho a la discusión: Licenciar sw, fb con cc, recomendaciones, sitio de loución.

Actualización [2010-06-5]: En esta presentación hablé sobre el uso de redes sociales privativas, cambios en los términos de uso que las empresas brindan a los usuarios, como cuando el contenido subido a Facebook fue propiedad de la empresa, o el cambio en Ning, eliminando los planes gratuitos en este sitio de creación de redes sociales. En contraposición vimos los mismos servicios, pero brindados por plataformas libres o compatibles con el uso de licencias Creative Commons.

Entre las preguntas del público estuvieron una sobre el uso de licencias Creative Commons (CC en adelante) en software. A esto comenté que Creative Commons está pensado para los contenidos, más que para el licenciamiento de software. Invité al auditorio a licencar su software con licencias GNU/GPL u otro tipo de licencia específico para software.

Se habló sobre el licenciamiento de CC en Facebook, a lo que comenté que prefería no usar esta red social a pesar de que ya se empezaron a usar aplicaciones que identifican los contenidos allí subidos con licencias CC, debido a que Facebook es un jardín vallado. Prefería usar opciones menos restrictivas. Mucho más teniendo en cuenta los cambios que ha mostrado la empresa en estos últimos años. Estos cambios son en cuanto a privacidad, pero nada le impide que sean también en cuanto a licenciamiento de contenidos por el contrato inicial, donde pueden modificar las condiciones del servicio.

Me peguntaros ¿Qué recomendaba a las bibliotecas hacer? Les hablé de conocer mejor las herramientas de publicación de contenido, saber las ventajas y las desventajas, pero más importante que esto creo que es conocer el tipo de licencias que existen para usarlas dependiendo de lo que se quiera hacer con el contenido producido en una biblioteca. ¿Quieres que el contenido se publique en un sitio y se comercie? ¿Quieres que sea modificado por los usuarios? Hay licencias para cada caso. Pueden usarse varios tipos de licencia, podemos ser flexibles.

De un sitio de locutores, un banco de sonidos me preguntaron si estaban haciendo las cosas de la manera correcta: «Nosotros obtenemos grabaciones de muestra a los locutores, las publicamos en la red para quien quiera contratar a un locutor tenga una muestra gratis». A ellos les sugerí formalizar la cesión de permisos de reproducción de las voces de los locutores mediante un documento escrito, además de licenciar con CC evitando usos comerciales de las voces pero permitiendo que sean compartidas en la red para aumentar la publicidad.