Categorías
Viandadas

El beso de los invisibles

El beso de los invisibles

Categorías
Viandadas

Bogotá mi dulce hogar

Mientras escucho a Isidore Ducasse una de las sobresalientes bandas de blues capitalino de finales del siglo pasado, recordé una fotografía que tomé hace unos cuatro años mientras caminaba sobre la carrera 13, llegando a la calle 32. Justo en el punto en donde se cruzan la carrera séptima, la décima y la trece y antes de las intervenciones urbanas para la incorporación de la calzada de Transmilenio en este sector de la ciudad.

La fotografía la tome como parte de un trabajo que consistía en mostrar a través de imágenes los sitios que hacían parte de mi cotidianidad. Las fotografías las tomé en la tarde del nueve de abril de 2009 y las presente la noche del mismo día en la clase Gestión de políticas culturales, si no estoy mal. Fue en un día de lluvia y ésta, junto a otras fotografías de la misma serie, me traen a la mente un reportaje que leí en el periódico El Espectador que data del 30 de agosto de 1998. En él se habla sobre la emergente escena de bandas de Blues Bogotanas y en donde se finaliza con una adaptación de la letra de My Sweet Chicago del legendario Robert Johnson: Oh, baby don’t you wanna go. Oh, baby don’t you wanna go. Back to the same old place, my sweet home Chicago  por un: Hey nena, ¿no quieres regresar? Hey nena, ¿no quieres regresar? Volver a aquel viejo lugar, Bogotá mi dulce hogar.

My Sweet home Bogotá

Si existe algún interés sobre el artículo mencionado aquí dejo el enlace que volví a encontrar en el archivo de la página de Historias del Blues.

Por último, aunque no fue la mejor toma, esta imagen trae una sentimiento de nostalgia al saber que este punto de la ciudad, aunque todavía lo recorro frecuentemente, ya no es el mismo. Pero como dicen por ahí: Para que nada cambie, todo debe cambiar al mismo tiempo.

Categorías
Viandadas

Apuntes del segundo #Bibliocafé en Bogotá

El pasado primero de noviembre se llevó a cabo el segundo #Bibliocafé en la ciudad de Bogotá convocando a un grupo de estudiantes y egresados de Ciencia de la información, bibliotecología y archivística de la ciudad. Ya se había documentado un poco algo sobre la primer experiencia pero esta vez se vio un aumento tanto en público como en temas de discusión.

Los involucrados fueron itinerantes lo que hizo que los temas tratados cambiaran constantemente. Al principio sólo se encontró caos pero poco a poco se fue llevando el orden de la noche. Para iniciar la sesión se presentó, por fin, la tan esperada entrega del Fanzine 098, en su primer número (No. 0) y aprovechando la presencia de algunos colaboradores se habló sobre los contenidos y las próximas entregas, que se espera, serán mensuales.

Presentación del Fanzine 098 en el segundo #Bibliocafé. Foto por @wilsofo

Por el número de copias entregadas, algo más de 25 personas participaron en este encuentro informal en donde se discutieron temas relacionados al estudio de la información y algunos pasatiempos que se derivan de estas prácticas. De particular interés, y como tema cumbre de la noche, se habló sobre el reconocimiento de conciencia en seres no vivos, como las máquinas, por ejemplo. Este tema llevó a relacionar un montón de textos y películas que bordean la ciencia ficción pero que tal vez pueden estar más próximas a nuestra realidad inmediata, se discutió por un momento el libro «Sueñan los androides con ovejas eléctricas» y la capacidad del ser humano para rechazar lo diferente.

Al final las conversaciones se redujeron a pequeños grupos distribuidos por el lugar. Y debido a la cantidad de personas que mantuvieron las charlas no fue posible seguirle la pista a todas. Así que si algún asistente a la reunión llega a lee y puede complementar este post será de gran ayuda para tener otro u otros puntos de vista de esta grata reunión.

Categorías
Ciencia de la información

Conversando con el director de la Biblioteca Digital Mundial

Juan Carlos Millán me pidió que participara en una entrevista a John Van Oudenaren, director de la Biblioteca Digital Mundial. En una época de mi vida dirigí una biblioteca digital y en mis labores me encontré con un gran reto: Antes de suplir las necesidades de acceso a la información mediante mi biblioteca, debes suplir necesidades básicas de uso de tecnología.

En algunas regiones de Latinoamérica, aún es común que las personas nunca en su vida hayan usado un computador. Si realizas sesiones de educación virtual en esta región, gran parte de los problemas en el desarrollo de los cursos se deban a que las personas que participan no están familiarizadas con el uso de la tecnología. Ni que hablar de la falta de infraestructura.

Aquí un fragmento de la entrevista que mencionan este punto, que a mi parecer, vale la pena discutir más a fondo.

¿Cómo hacer que el programa también pueda ser aprovechado por aquellas personas que no tienen un computador a su alcance de manera permanente?
Nosotros éramos muy conscientes, prácticamente desde que comenzamos a desarrollar este proyecto, respecto a las limitaciones que tendríamos por cuenta de las múltiples deficiencias en materia de conectividad.
Y en tal sentido hemos sugerido que se incrementen las acciones para el acceso a todo tipo de dispositivos móviles, cuyo precio es cada vez más bajo, así como mejorar las condiciones de acceso en lugares remotos donde pese a los esfuerzos adelantados la conectividad sigue siendo todavía no resulta tan rápida como debería ser.

¿Qué otras acciones recomienda para que el alcance de este tipo de iniciativas logre ser aprovechado por la mayor cantidad posible de personas?

Evidentemente también hay que incrementar su uso a través de inversiones de carácter mucho más significativo que por ejemplo garanticen capacidad de disponer de la mayor cantidad de contenido local posible, en la medida que toda esa inversión debe poder verse reflejada en el acceso a documentos que la gente realmente necesite y demande en su vida cotidiana.

Acceda aquí para ver la entrevista completa.

Categorías
Viandadas

Café Tacvba y «Medio día»en Un viaje


Cuando Café Tacvba cumplió 15 años lanzó un DVD de su concierto «Un viaje». Este tema, con una alta dosis de soledad se me antoja hermoso para un sábado al mediodía como hoy, el último de Agosto del 2013.

Hizo un sol radiante. Un cielo azul profundo. Tranquilidad, un poco, a pesar de la tensa situación que se vive en Colombia por el paro agrario nacional. Hace unos días, el jueves, en Bogotá se presentaron graves disturbios y fue la primera vez que estuve en un toque de queda.