La cultura del miedo // Análisis del discurso

Analicé un discurso de Noam Chomsky titulado “La cultura del miedo” donde muestra la posición de un académico frente a las políticas del gobierno de Estados Unidos al intervenir en países de América Latina. En este análisis se valora la información que se presenta y su validez luego de 12 años (tiempo transcurrido desde que fue escrito hasta hoy). Se realizan estos trabajos para hallar la intención del orador, encontrar el mensaje entre líneas que puede no corresponder a la realidad.

El documento también está en mi slideshare, lo presento de estas dos maneras para probar las ventajas de estas herramientas presentadas por Dídac Margaix en la web social para profesionales de la información.

Descargar documento

Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas en la Luis Ángel

A finales de abril se realizó el encuentro titulado “Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas[1] para discutir sobre las nuevas tecnologías y su relación con el conocimiento. Quería asistir al evento, pero el tiempo nunca es mi aliado y no pude hacerlo. Gracias a las nuevas tecnologías me enteré de parte de lo que allí ocurrió:

Andrés Burbano habló sobre lo digital y lo público en diez ideas:


Hay que generar soluciones creativas para nuestro lugar. Justo hoy leía a Fernando Juárez en la comunidad de prácticas donde hablaba sobre un caso de éxito en procesos innovadores, donde con muy poco ha logrado crear un gran impacto desde la web de su biblioteca municipal a la comunidad a base de creatividad y experimentación con nuevas tecnologías. La gran ventaja es el abaratamiento de costos y el fácil acceso a la información; el reto es crear soluciones con las herramientas disponibles usando los bajos presupuestos a los que tenemos acceso. Piensa global y actúa local.

Siempre he creído en el valor de la documentación. Andrés Burbano habló sobre documentar los conocimientos de campesinos e indígenas, al igual que los de profesores universitarios que no han tenido la oportunidad de publicar libros para llevar sus experiencias a la red. No son los únicos que pueden generar conocimiento, cualquier persona que domine un tema en particular puede compartirlo en un espacio en la red; absolutamente todo es válido y ésta variedad hace que el conocimiento se hace mucho más especializado. Creo que cada vez la información se hace más libre. Los comentarios de Andrés me hacen pensar que además del acceso a la información hay que educar a la gente para que participe de la sociedad de la información, esto es, participar en las nuevas formas de acceder y producir información (o cultivar la cultura informacional) a nivel mundial. La manera de sobresalir en este gran cúmulo de información es participar con ideas autóctonas, originales como decía Gaudí [2]: “La originalidad consiste en volver al origen”, compartir lo que sólo nosotros sabemos, él lo enfoca al colombianismo pero hay muchas otras cosas que podemos hacer, somos muy diversos como para encontrar una sola manera de solucionar nuestros problemas. Philippe Boland habló en Interactivia [3] sobre el miedo a publicar de parte de los estudiantes universitarios en la web y de la falta de publicaciones físicas que derivan en falta de contenido de calidad en la web; además comentaba que el contenido que existe está perdido en la red, falta enlazarlo. Según Philip no hay cultura de lectura, ni cultura multimedia.

Andrés Burbano mencionó la participación joven en educación. El tema me parece interesante debido a la creatividad de muchos menores (y otros no tanto) que tienen ideas brillantes pero que nunca pueden desarrollarse por falta de apoyo. ¿Quién dijo que las redes sociales no debían consultarse en centros educativos? Escuché a Donald Philip, Ph.D., investigador del Institute for Knowledge and Technology de la Universidad de Toronto, Canadá, diciendo que para enseñarle a las nuevas generaciones debíamos saber qué les prohibían en el colegio; en los colegios prohíben reproductores de mp3, entonces deberíamos crear podcasts educativos. ¿Por qué en vez de atacarlas no las usamos en pro de la educación?

Me gustó que mencionara la creación de redes: Las jerarquías ceden espacios a las organizaciones en red, entidades separadas trabajan interconectandose para ahorrar tiempo y esfuerzo. Es necesario el acceso abierto, cosa que comenté en un escrito anterior.

Antonio Rodriguez de las Heras habló sobre nuevos lectores y otras escrituras. En el programa se puede descargar “El futuro del libro y el libro del futuro[4], una conversación que me hace preguntarme: si el libro está cambiando de forma ¿hacia dónde debe ir la biblioteca y los lectores? es más ¿hacia dónde debe ir el profesional en ciencia de la información – bibliotecología (y afines)? Me entusiasma ver el cambio de la prensa convencional a la prensa digital. ¿Cómo se debe ver un lector digital y un profesional con competencias digitales avanzadas? Igual pienso en la biblioteca como un espacio físico mucho más amplio en cuanto a servicios , diseñados para que los usuarios no acudan a ella solamente para hacer trabajos escolares; me imagino la biblioteca como la reunión de saberes y culturas interactuando, no como un depósito de información.

Nos convertimos en lectores – coautores como comenta en el texto Chartier, experiencia presente en la web social para profesionales de la información, donde además de la entrada principal hay un gran valor en los comentarios sobre dicha entrada. Éste es una publicación de trabajos derivados, entra a jugar la ley de derechos de autor. Se evidencia la necesidad de modificar las leyes que regulan lo físico y lo virtual. Recientemente en Colombia se optó por no penalizar las copias en caso de no lucrarse con ellas [5]. Este es un síntoma del cambio que pronosticaban en la charla.

¿Sufrimos de miedo al cambio? Estamos aportando en algo para que podamos progresar como sociedad del conocimiento?


Referencias

[1] BIBLIOTECA LUIS ÁNGEL ARANGO. Encuentro: Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas. [en línea]. [consultado 11 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.lablaa.org/encuentro_digital.htm>

[2]ENCICLOGRÁFICA. Biografías: Antoni Gaudí y Cornet. [en línea]. [consultado 17 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.sitographics.com/conceptos/temas/biografias/gaudi.html>

[3] LITTERAE. El futuro del libro y el libro del futuro: Una conversación entre Roger Chartier y Antonio Rodriguez de las Heras. [en línea]. [consultado 11 de mayo de 2008]. Disponible en <http://web.mac.com/rodriguezdelasheras/ e-textos/indice_files/El%20futuro%20del%20libro.pdf>

[4] INTERACTIVIA. Episodio 27: Entrevista a Philippe Boland, Experto en TICS y promotor de la Organización Enredo e Internet Fiesta en Colombia.[en línea]. [consultado 20 de mayo de 2008]. Disponible en <http://campuscomunicativo.com/interactivia/?p=56>

[5] BOTERO, Carolina. equinoXio: La Corte Suprema de Justicia sienta precedente sobre “ánimo de lucro”, “uso personal”, etc. [en línea]. [consultado 20 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.karisma.org.co/carobotero/ index.php/2008/05/09/equinoxio-la-corte-suprema -de-justicia-sienta-precedente-sobre-animo-de-lucro- uso-personal-etc/>

Cuento: Muerte sintética

Este cuento aparece publicado en la versión impresa de Hoja blanca[1] No. 4, pero tuvo que ser editado y así quedó en versión resumida:

Un futuro furibista. En el año 2.134 mucho habrá cambiado, y mucho seguirá igual.

 Entré a su celda y lo vi cubierto con una cobija de las que tienen estampados siete tigres. Cuando se volteó vi que estaba en los huesos, como si a mi amigo le hubieran succionado las entrañas.

Me vio, sonrió. Solamente conservaba un diente. Lo abracé. Enseguida lloró y se aferró a mí como si absorbiera mi vitalidad, se notaba que estaba desesperado. Solamente repetía en voz muy baja “Tienes que saber lo que ellos nos van a hacer”.

 Henry había creado un químico bastante fuerte, era una droga llamada La saliva del diablo que probó en sí mismo. Cayó en coma por cerca de tres meses y cuando despertó hablaba del gobierno, del futuro, de clonación, de las repúblicas creadas por las Farc y los paramilitares. Él era un tipo inteligente y enseguida optó por actuar como un demente para que no lo tomaran tan en serio.

Cerraron tras de mi la puerta de su celda y el saludo terminó. Henry me guió hasta el lavamanos para que habláramos y abrió la llave para que el sonido del agua corriendo ocultara nuestra conversación de los micrófonos. Henry empezó a hablar como loco:

 -Yo sé que me crees, si no hubieras venido –murmuró.- Me inyecté la saliva del diablo y me metí en un viaje terrorífico, sentí que estaba despertando en un sitio familiar: era Bogotá en el año 2.134 y habían muchas cosas nuevas, pero muchas otras no cambiaron nada.

 Los paramilitares se aliaron al gobierno mediante la ley de justicia y paz, las Farc migraron a Venezuela y trataron de invadir Brasil, pero cuando el petróleo empezó a escasear y su riqueza se acabó fueron arrasadas de la faz de la tierra y no tenemos noticia de su paradero. Hoy apenas vamos en la primera reelección del presidente, pero faltan 32 mandatos de lo pronto se convertirá en un cerebro en un frasco que lo controlará todo.

-¿Pero cómo estás tan seguro de que viviste en el futuro y no en una alucinación?

 -Por los detalles -me respondió- Porque en las alucinaciones no existe el tiempo, no hay contradicciones y la lógica está averiada, ningún ser humano puede ver la hora en su reloj mientras está soñando o viajando, como lo hice yo.

 Miré hacia atrás para ver si nos vigilaban de algún punto, pero solo pude ver la puerta cerrada. El agua seguía corriendo por el lavamanos y Henry continuó:

– Con la ley de justicia y paz, además de apoyar a los paramilitares, se financiaron leyes como la de Seguridad Democrática, basada en un novedoso polígrafo usado en un programa de televisión llamado “La verdad o se atreve”. Se implantaron chips en toda la población para detectar cuando alguien tenía pensamientos fantasiosos y se distraía en su trabajo, ya que el lema del cerebro en el frasco era “trabajar, trabajar y trabajar”. Cuando esto sucedía los castigos eran severos.

¿Quieres saber algo patético? el presidente clonó a Juanes y a Shakira para que mantuvieran en alto el nombre de nuestra nación, al punto que cambiaron del escudo nacional: al cóndor lo extinguieron así que pusieron ahí la cabeza de Juanes que sostiene una cinta que dice “Lealtad y Fuerza”, al canal de Panamá lo reemplazaron por el culo de Shakira y la granada por un balón de fútbol. Quienes no siguieran estas insignias podían ser apaleados por cualquiera de sus coterráneos.

 Mediante implantación de un sistema de denigración masivo llamado “Trash-Milenio” se le extraía a los sujetos cualquier rastro de dignidad que les quedara. El sistema consistía en empaquetar al vacío a 250 sujetos en un bus con capacidad máxima de 125 personas durante mínimo 30 minutos diarios, y al final tenías personas sin ninguna capacidad crítica que soportaban lo que fuera en silencio: trabajos forzados, burlas, extorsiones… todo. Con este mismo sistema también se concebían a las futuras generaciones: El sexo, tal y como lo conocemos fue reemplazado por Trash-Milenio donde las mujeres se embarazaban sin experimentar satisfacción alguna y no volvían a tener noticias del progenitor.

-¡Lo que me cuentas en realidad es terrible! ¿Y cómo pudiste regresar? ¿Cómo fue que saliste del coma?

 -Cierto día me levanté a la madrugada, no podía dormir. Fui al baño a orinar y cuando terminé me la sacudí por cuatro veces y ya sabes que después de la tercera sacudida es masturbación. Al recordar esto a mi mente vino la imagen del redondo culo de Shakira y empecé a meneármela. Imaginaba su acolchonado y peludo sexo, su rostro de satisfacción y sus movimientos encima mío. Estaba muy dormido como para recordar el maldito chip, así que seguí cascándomela. Cuando se activó el chip un escuadrón de la parapolicía irrumpió en mi baño, me empujaron contra la pared y me pusieron el frío cañón de una pistola en la nuca. Me gritaron “Violó el código de seguridad número 153, parágrafo 2: Los individuos infectados con el gen de la imaginación serán castigados con la muerte” y sentí un golpe seco en mi cráneo, seguido de calor, que atravesó mi cabeza. Cuando desperté estaba en la cama de un hospital y el resto es historia.

 -Me alegro de que te hayas librado de todo eso. Ahora estas a salvo.

 Resaltados:

Los paramilitares se aliaron al gobierno mediante la ley de justicia y paz, las Farc migraron a Venezuela y trataron de invadir Brasil.

El sexo, tal y como lo conocemos fue reemplazado por el Trash-Milenio donde las mujeres se embarazaban sin experimentaban satisfacción alguna.


Descargue Muerte sintética (versión completa)

Opción 2 de descarga

Agradecimientos especiales a Jaime Riveros, mi profesor quien me orientó en la creación de este y muchos otros escritos y a Daniel Pacheco por la edición junto a todo el equipo de Hojablanca.

[1] REVISTA HOJA BLANCA. Página oficial. [en línea]. [consultado 09 abr. 2008]. Disponible en <http://www.hojablanca.net>

Tomando partido sobre la ley de propiedad intelectual en Colombia

En múltiples ocasiones me topé con personas que le temían a la tecnología (tal vez por desconocerla) y se esforzaban por evitar su incursión en procesos obsoletos que hace bastante tiempo fueron reemplazados por medios digitales. No es raro encontrar esta resistencia al cambio y es fácil anticipar el desmoronamiento de sistemas antiguos frente a los nuevos. Apoyo mediante este escrito la “Carta abierta al CONPES Sobre la propuesta de documento CONPES “Bases de un Plan de Acción para la Adecuación del Sistema de Propiedad Intelectual a la Competitividad y Productividad Nacional 2008 – 2010”” porque si bien es cierto que hay resistencia al cambio no es posible que nuestro país esté en (aún más) desventaja frente a otras culturas y no tenga herramientas para dinamizar estos procesos. Como bien lo dice Manuel Castells en el prólogo de su libro “La era de la información” donde habla sobre los avances tecnológicos de algunos países en esta era y cómo el Estado ha dinamizado su evolución:

“… el Estado puede ser, y lo ha sido en la historia, en China y en otros lugares, una fuerza dirigente de innovación tecnológica”[1].

Estuve hablando con un amigo quien comentaba que la ley ya existe. Cualquier persona puede ceder sus derechos, es perfectamente legal hacerlo y la Carta abierta a CONPES está segmentando la ley al específicamente nombrar al software libre, al acceso abierto y demás. Él alega que esta segmentación no era necesaria.

Creo que esta carta pide una herramienta más para adaptarnos a la manera en que consumimos y producimos información. La ley existe y lo que comenta mi amigo es cierto, pero se puede llegar a ser mucho más específicos en los permisos que se quieren ceder. Además la variedad es una forma de enriquecernos y tener múltiples opciones a la hora de elegir. Apoyar estas iniciativas impulsan la cultura digital sin importar que se apoye o no el compartir el acceso a la información.

Recuerde que apoyar el Copyleft no necesariamente quiere decir regalar su producción.

Nota final: Esto me recordó una charla sobre la educación en Colombia y el uso de software libre y privativo: “Si en los colegios enseñan a utilizar Word y Excel ¿no sería justo que Microsoft aporte económicamente a los colegios por ayudarles a vender sus productos?”.

Referencias:

[1] CASTELLS, Manuel. La era de la información: Economía, sociedad y cultura. Madrid: Siglo Veintiuno; 1999. Vol. 1 p. 36.