La memoria de los museos // Ciencia de la información en Bogotá y Bolivia

En esta charla estuve hablando con Mario Hinestrosa sobre museos y ciencia de la información en Colombia y Bolivia. Aunque los dos tenemos perspectivas diferentes en varias cosas como que él trabaja con Sharepoint y yo prefiero el software libre (vía @luishernando encontré OpenOffice extension rivals SharePoint, @malice00 me recomendó este post con varias opciones, @geosdigital recomendó usar CMS’s como Joomla,  WordPress o Druppal y @MauricioJaramil mostró cómo usar Google sites como una alternativa a SharePoint, éste último no es libre pero si gratis); nos sentamos a hablar luego de su viaje a Bolivia por el V Congreso Internacional de Bibliotecología, Documentación y Archivística CIBDA 2009 que se llevó a cabo en La Paz (puedes ver el sitio web del evento en www.cpcib.org/cibda2009/index.html).

En este blog había comentado anteriormente algo sobre museos virtuales, una manera de salvaguardar la información producida en estas unidades de información y hacerlas llegar a públicos a través de la red. Por otro lado me gustaría discutir  si el arte callejero es un “arte menor”. Me alegra que Mario haya trabajado en la memoria de los museos en su trabajo de grado y que las diferencias sean una razón para acercarnos a aprender.

Video blogs // Vlogs desde Campus Party 2009

Hice una entrevista a @ElReticente en Campus Party para que me contara sobre su experiencia haciendo video blogs (también conocidos como vlogs). Algo que había notado en Bogotá y se comparte en otras ciudades colombianas como Medellín es que en muchos lugares, así sean públicos, no te dejan grabar.

Aquí el post de El Reticente sobre el video.

Me interesa este formato de comunicación porque he notado que muchas personas consideran la lectura como un acto exclusivamente textual y la verdad es que cuando uno ve películas está haciendo lectura, hay transferencia de información y puede haber creación de conocimiento; esto hace pensar en las estadísticas sobre lectura basadas en cantidad de libros al año y no mide la cantidad de sitios web o la cantidad de horas de películas vistas. Por otro lado es un tipo de recurso que me gustaría manejar debido a lo impactante que puede resultar, aunque considero que hay muchas cosas técnicas que debería mejorar (de hecho aprender) como la duración de los videos, la edición, el uso de textos, efectos y un gran etcétera.

Como soy un aprendíz y lo más probable es que no profundice demasiado en estos temas me voy a adherir al voto de castidad del Dogma 95, salvo que no cumpliré el grabar en 35 mm. No pienso deshechar mi humilde camara digital de 3 megapixeles que es más que suficiente para mi propósito narrativo.

Y yo hice mi prueba de creación de video hablando con Polkan García, director de Campus Party Colombia sobre el evento.

Y para no dejarlos con ese sinsabor de un novato los invito a revisar estos vlogs colombianos con cierta trayectoria, uno de los vlogs con más audiencia que he visto es FuryTv, desde Medellín el ya mencionado @ElReticente y @anavallejoc y desde Barranquilla @alejandroangel

Continúa el bloqueo a WordPress y Blogger en Biblioteca Pública

En el segundo Campus Party me encontré con el profesor Alberto Rincón, quien en el 2008 enseñaba a sus estudiantes a usar blogs en la Biblioteca Departamental Olegario Rivera del departamento de Neiva. La Biblioteca bloqueó el acceso a WordPress y Blogger perjudicando al profesor Alberto y a los estudiantes de la Escuela Normal Superior de Neiva. En este video nos cuenta qué ocurrió y qué ha pasado luego de ya casi un año del bloqueo.

El profesor Alberto me enseño este post que redactó luego del incidente y aquí está la respuesta (absurda me parece) de la Gobernación.

Me gustaron mucho las conclusiones a las que llegó el profesor, proponiendo una biblioteca no como facilitadora de documentos sino como una entidad generadora de conocimiento, No en vano en muchos lugares la gente acude a las bibliotecas a acceder a su conexión a internet más que a consultar los documentos físicos que contiene la biblioteca y como se habló en el Panel Bloguero sobre lectura digital, internet, cine, televisión, blogs, chats, foros, etc. también son formas de lectura. Por otro lado me comentaba que su impresión es que en Colombia a la web todavía le hace falta fuerza, ya que en la blogósfera se supo de este caso y hubo reacciones de muchas personas pero la presión que se ejerce desde estos medios no se compara a la presión que ejercen los medios tradicionales que muy seguramente hubiera obligado al desbloqueo.

Arquitecturas de Información // Diseñando espacios digitales

El próximo martes 7 de Julio de 2009 a las 5 pm (-5 GMT) estaré en los Paneles blogueros del Campus Party. El panel se titula “Arquitectura de información para la web: Dificultades de ejercer una profesión desconocida” donde compartiré con Mario Carvajal [web, twitter], Juan Diego Velasco [web 1, web 2, twitter], Natalia Vivas Velasco [web, twitter], Mauricio Candamil Llano [web, twitter], Edwin Arley Bernal Holguin [web 1, web 2, twitter] y Juan David Vargas Pulido [web, twitter] y con el público asistente al Campus una conversación sobre lo que implica trabajar en arquitecturas de información en Colombia, visto desde la comunicación social, ingenierías y por mi parte desde la ciencia de la Información y Bibliotecología.

Para contextualizar el tema empiezo contando qué es la arquitectura de información:

Arquitectura de información es, según el Information Architecture Glossary por Kat Hagedorn, El arte y ciencia de organizar información para ayudar a la gente a satisfacer sus necesidades de información. La arquitectura de información involucra investigación, análisis, diseño e implementación. El desarrollo de arquitecturas de información puede darse de arriba hacia abajo o viceversa. Es decir, podemos desarrollar una AI empezando por elegir el hardware hasta llegar a una interfaz de usuario (de abajo hacia arriba) o empezar por el contexto de la información que se requiere e ir desarrollando las necesidades que dicha herramienta desde la interfaz hasta llegar al hardware.

Aunque la arquitectura de información se ha relacionado siempre con aspectos digitales, cabe notar que la teoría dice que cualquier infraestructura que ayude a la gente a satisfacer sus necesidades de información es válida, así, el biblioburro me parece una excelente solución desde el punto de vista de la arquitectura de información para llegar a lugares de difícil acceso del norte de Colombia, lugares que pueden no tener carreteras y donde no existen bibliotecas, el señor Luis Soriano carga a Alfa y Beto, un par de burros, con varios documentos que llevan información a la parte central baja del Magdalena. Igualmente en la bibliotecología se usan arquitecturas para presentar información a los usuarios de las unidades de información, dichas arquitecturas han saltado a los medios digitales potenciando la investigación en dicho campo debido a las bibliotecas virtuales, los catálogos en línea y un sin fin de herramientas que pueden usarse en bibliotecas 2.0.

Me parece interesante cómo una profesión como la arquitectura de información puede mutar con aplicaciones tan centradas en el usuario, quienes tienen completa libertad de decidir cómo quiere ver su información. Sitios como el panel de administración de las cuentas en WordPress, La interfaz de Sonidolocal o el panel de administración de Netvibes me hacen pensar en el trabajo del arquitecto de información podría verse como un trabajo en vía de extinción, pero por el contrario es el arquitecto quien puede ofrecer una gran variedad de matices, desde decidir cómo presentar la información en un sitio web estático hasta optar por la posibilidad de crear interfaces de las anteriormente nombradas, con una libertad muy grande para los usuarios.

Panel de administración de Netvibes. El usuario decide qué información mostrar y su ubicacción.

Encontré Websort, un sitio para hacer Card Sorting en la web, una técnica para organizar la información en un sitio web que puede ser útil a la hora de organizar información para la web. Por otro lado hace poco se lanzó el primer número de la revista Journal of Information Architecture, puede consultarse en http://journalofia.org/

Twitter y comunicación de la ciencia // Sintáxis del microblogging

Este canal de comunicación que ha sido un furor con un crecimiento descomunal de 1448% el último año, me ha impactado por el problema que supone para las entidades, instituciones y demás figuras  corporativas,el crear un espacio en una red que cada vez es menos jerárquica y más distribuida que adopta muchas veces lenguajes propios, expresiones y modismos muy particulares que pueden no estar presentes en otros canales de comunicación.

¿Deben tomar posturas informales? Es evidente que humanizar instituciones puede acercarlos a la comunidad (como lo demuestra este twit vía @carobotero) aunque pueden exponerse a roces y cruces de palabras fuertes de parte de trolls, como le ocurrió a Trent Reznor quien declaró que convertiría su twitter en un canal de una vía, luego de una discusión por este medio.

Someterse a estos canales de comunicación te obliga a hablar un nuevo lenguaje, lleno de emoticones, contracciones y sintáxis propias de una plataforma que facilita la comunicación por dispositivos móviles al permitirte usar únicamente 140 caracteres y te puedes llegar a acostumbrar a reemplazar palabras como “bien” por “bn”, “qué” por “q”, “por” se simplifica con “x” y en casos más especializados se contraen palabras como “Retweet” por “RT”, que significa decir algo que fue dicho anteriormente por otra persona, es decir “Re-trinar”; “Mensajes Directos” por “DM” (como pregunta ell político colombiano @rafaelpardo en sus primeros tuits); usar una arroba (@) para dirigirse a alguien; o se usan hashtags (como #thecolombian) para recuperar mensajes con dicha etiqueta; estos hashtags pueden no tener un significado fácilmente percibible para aquellos familiarizados con estas prácticas comunicativas.

Si hablamos de web social nos referimos a la oportunidad de intercambiar opinión, discutir, responder y argumentar. Me pregunto cómo funcionarán estas estratégias de comunicación para la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (@librarycongress) que hoy 26 de Julio de 2009 tiene 11.166 followers (seguidores) y no sigue a nadie. ¿Sería inmanejable  para una institución tan grande como la LC seguir a sus usuarios o es acaso que las bibliotecas están usando tecnologías sociales con arquitecturas de información no sociales?


El microblog de LC
un día después de la muerte de Michael Jackson

¿Cuál debe ser la actitud de una institución frente a sus usuarios? Personalmente me agrada pensar que detras de cada pantalla hay una persona, con todos los problemas que esto conlleva. Además creo que un canal de comunicación paralelo debe tener métodos de comunicación diferentes y presentar información diferente en el sitio web, en su microblog, en su canal de video, etc. De lo contrario sería como leí en este post: “Eso es como decirle a alguien que ponga el televisor, la radio, el reproductor DVD portátil, el iPod , todos al mismo tiempo para ver la misma película.”