Infografía sobre la Ley Lleras // Responsabilidad bibliotecaria y el Manifiesto de la IFLA sobre Internet

Los chicos de ReCrea, Red Pa Todos y Mariana Rojas (La Furia) lanzaron esta infografía para explicar la Ley Lleras (aquí en alta calidad) de una forma visual y fácil de entender. Es algo que me hubiera gustado hacer, como lo intenté en este post.

Infografía sobre la Ley Lleras

Un excelente trabajo que vale la pena copiar y distribuir como homenaje a su labor (puedes hacerlo sin problema 😉 ). Algo que me gusta mucho de la Ley Lleras es que ha unido a múltiples sectores para trabajar en búsqueda de reformas al proyecto de ley que beneficien no sólo a la industria del entretenimiento, sino también a todos los involucrados en este gigante sistema tejido por la red.

La mención a las excepciones y limitaciones y a las bibliotecas es algo que creo que más bibliotecarios deberían tener en cuenta para asumir una posición al respecto. Lastimosamente hablé con una bibliotecóloga responsable de varias bibliotecas de Bogotá que argumentó no interesarse en el proyecto de ley por falta de conocimiento. Ojalá esta iniciativa sirva para que esa excusa del desconocimiento no sea un motivo para que otros decidan el futuro de nuestra profesión en lo digital. En este documento hablan sobre la misión de las bibliotecas, diciendo que es “preservar la cultura para las generaciones futuras y garantizar el acceso a esa cultura preservada” Por otro lado el Manifiesto de la IFLA sobre Internet de tan sólo cinco páginas (aquí el sitio de IFLA) dice cosas como:

La libertad de acceso a la información, sin importar el soporte y las fronteras, es una responsabilidad primordial de los bibliotecarios y documentalistas.

y entre otros puntos que deberían revisarse cabe la pena destacar este:

La IFLA insta a todos los gobiernos a apoyar la libre circulación de información accesible a través de Internet mediante las bibliotecas y servicios de información y a oponerse a cualquier intento de censurar o restringir el acceso.

Si revisamos las Directrices del Manifiesto de la IFLA/UNESCO sobre Internet en la sección sobre barreras de acceso (sección 7) entre ellas la propiedad intelectual (parte C) dice:

Ante legislaciones restrictivas sobre propiedad intelectual en el ámbito digital y en relación con la gestión de derechos digitales, las bibliotecas deben promover alternativas legítimas a las formas actualmente existentes de los derechos de autor y de copia, como las licencias del tipo Creative Commons que aumentan, en vez de restringir, el acceso a la información.

Si los guardianes del conocimiento no se preocupan por garantizar el acceso ¿Vamos a dejar que sea la industria quien decida quien accede a la cultura? Está clarísimo que democratizar la cultura no hace parte de los intereses de grandes organizaciones, como la MPAA en voz de su vicepresidente, Greg Frazier afirmó recientemente (aquí la nota completa). Claro que las bibliotecas deben velar por brindar acceso a la información, pero nunca deben infringir la norma. Por esto es tan importante que el proyecto de ley incluya la visión de esta institución y no deje por fuera esta figura cuya misión puede verse comprometida. Para el próximo 4 de mayo de 2011 donde se realizará un foro informativo donde varios involucrados presentarán sus puntos de vista (aquí la noticia en el sitio del Senado y aquí la recopilación de Red Pa Todos del perfil de los participantes) no hay ningún representante de las bibliotecas. En Red Pa Todos organizaron una actividad llamada “Plazas vacías… Aulas llenas” para que si bien no todos estan enterados de cómo afecta la ley, encuentren espacios de información y discusión. Tal vez entremos tarde a la discusión, pero es mejor que nunca darla.

Gestión del copyright para avanzar en la investigación y la enseñanza// Bibliotecas y derecho de autor

MIT Libraries

Jhonny Pabón, de Propiedad Cultural me recomendó el video Managing copyright to advance research and teaching donde hablan del derecho de autor y los problemas que han surgido para los investigadores y estudiantes para acceder a recursos protegidos por copyright. Esta charla es moderada por Ann Wolpert, la encargada de las bibliotecas del MIT.

Este video evidencia la pérdida de control que padecen los investigadores sobre sus obras al ceder los derechos de autor a editoriales. Claude Canizares, el primero en hablar luego de la presentación de Ann Wolpert, comenta sobre el choque que enfrenta la industria editorial contra las universidades como el MIT cuya misión es transmitir conocimiento; publicarlo y diseminarlo gratuitamente. Esto se ve reflejado en bibliotecas colombianas, por ejemplo la misión de Bibliored (Bogotá), como dicen en su sitio, es “Trabajar por el desarrollo social y cultural de Bogotá, fomentar la lectura y la escritura y garantizar el acceso a la información, al conocimiento, al arte y a la recreación, como elementos esenciales e insustituibles para el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.” Por su parte, la Red de Bibliotecas de Medellín en su sitio mencionan en su objetivo principal la “…oferta de servicios de acceso al conocimiento” y entre sus objetivos específicos “Divulgar el conocimiento y la información” pero ¿Qué sucede cuando las bibliotecas quieren brindar acceso gratuito a la información y los autores, editoriales o “derechohabientes” quieren conseguir una retribución económica por consultar sus documentos?

Algo que he aprendido en este tiempo es que si un autor quiere conservar sus derechos y no compartir su producción está en todo el derecho de hacerlo y deben respetarse estas decisiones. Por otra parte, si los autores, en el caso del video del MIT investigadores, quieren compartir sus documentos porque su trabajo ya es retribuido por las universidades a las que trabajan, pueden usar cosas como Science Commons, presentada por Thinh Nguyen. En su presentación Thinh muestra el aumento en el factor de impacto de PLoS Biology, una revista que apuesta a liberar sus contenidos, lanzada en el 2003. ¿Qué quiere decir esto? El factor de impacto mide las citas que reciben los artículos. Imagina que tu artículo es muy bueno, entonces muchas personas se basarán en él para realizar sus trabajos y lo mencionarán en sus artículos. El tener un factor de impacto alto quiere decir que los artículos han sido mencionados por otras publicaciones científicas. Thinh mencionó que PLoS Biology llegó a tener el factor de impacto más alto (14.7 en ISI Web of Knowledge) convirtiéndola en la publicación sobre biología general más citada. Ahora piensa en esto: ¿No hay una ventaja de acceso aquellos quienes publican sus documentos sin cobrar contra aquellos que cobran por leer su documento? ¿Los investigadores viven para hacer dinero al vender sus artículos o lo que importa es que su trabajo sirva de base para el desarrollo científico?

En este punto llegamos a la Iniciativa de Budapest para el Acceso Abierto y me pregunto por algo que puede ser escencial para autores y bibliotecas: ¿quién se beneficia por cobrar por los contenidos de las publicaciones? Si a los autores les sirve que sean leidos para que los citen y así eleven su factor de impacto; a su vez una de las misiones de las bibliotecas es difundir la información y el conocimiento algo empieza a sonar raro en este sistema.

De las cosas que más me sorprendieron: Para acceder al artículo que publicó Isaac Newton sobre el invento del telescopio, aunque esté en dominio público hay que pagar U$9 para conseguirlo por la editorial. Esto por un momento me recordó al post sobre arduino.

¿Pueden desaparecer las bibliotecas en la era digital al no poder almacenar y conservar información por problemas legales? ¿Qué papel juega la biblioteca frente a las obras en dominio público?

Conferencia sobre derecho de autor, acceso abierto y bibliotecas en la era digital

Creative Commons

Entre las charlas que está realizando la Biblioteca Luis Ángel Arango sobre derecho de autor y bibliotecas en la era digital se programó un nuevo evento para el próximo viernes.

Aquí comenté la primera charla que realizó la Luis Ángel y aquí los comentarios de Carolina Botero, quien a propósito estará en la segunda charla sobre éste tema; que se ha programado para el próximo 11 de marzo de 2011 a las 9 AM. Los conferenciastas son los líderes de Creative Commons en Colombia, un “proyecto internacional que tiene como propósito fortalecer a creadores para que sean quienes definan los términos en que sus obras pueden ser usadas, qué derechos desean entregar y en qué condiciones lo harán” (como lo mencionan aquí). Aquí la invitación al evento. Ojalá puedan asistir. La última vez hicieron videoconferencia para seguir la chala en diferentes puntos. Ojalá esta vez se repita.

Espero volver a documentar los comentarios y lo que suceda en esa reunión.

Probando Diaspora // Regalo 3 invitaciones a la red social abierta

Probando Diaspora
Probando Diaspora

Desde hace varios meses he venido siguiendo el blog de Diaspora; una nueva red social al estilo Facebook con una gran diferencia de base: Es libre. Esto quiere decir que puedes descargarte el software y hacer funcionar tu propia red social, además que no te deben preocupar los progresivos cambios que se dan en otras redes como Facebook (aquí una visualización de los cambios en privacidad desde el 2005).

En la página inicial puedes leer cosas como:

  • En Diaspora, los aspectos aseguran que tus fotos, historias y bromas sean compartidas sólo con la gente que tu quieras.
  • Eres dueño de tus imágenes, y no deberías tener que cederlas sólo para compartirlas.
  • Diaspora no te hace ir a través de configuraciones y opciones solo para mantener tu perfil seguro.

Además, en el Developer release de Octubre pueden leerse cosas como que están trabajando en la portabilidad de datos.

Si bien es cierto que deben competir con redes tan populares como Facebook por la cantidad de información que manejan, me parece que es un excelente proyecto que debe ser tenido en cuenta porque entra a darle la batalla a otras empresas con software libre y puede evitar que usemos un único servicio porque no tenemos otras opciones. Nunca he sido muy bueno usando Facebook porque me da muy mala espina esta red social, paranoia que aumentó luego de ver la película The Social Network. En una de las charlas en las que ví a Alejandro Piscitelli decía “¿Qué le debe importar a Mark Zuckerberg tu información personal” pues bueno, tal vez no importe mucho pero al menos ya tengo una opción para perder mi privacidad (o lo poco que me queda) en una herramienta que usa software libre. Al menos me siento más a gusto con ella.

Regalo: Me quedan tres invitaciones para probar Diaspora en su versión alpha. Se las entregaré a las tres primeras personas que me dejen un comentario en mi blog (No se vale vía twitter – twitoaester).

Debo agradecer enórmemente a Pio Hefner por su gran amabilidad conmigo.