¿Las bibliotecas colombianas son piratas? Entrevista a Ángela María Mejía

Biblioteca de Economía de la Universidad de los Andes en Bogotá, vía Flickr por linademartinez
Biblioteca de Economía de la Universidad de los Andes en Bogotá, vía Flickr por linademartinez

Estamos realizando una serie de entrevistas sobre el préstamo de documentos en las bibliotecas colombianas y la ley de derecho de autor vigente en Colombia. Entrevistamos a Ángela María Mejía, directora del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de los Andes. En nuestra anterior entrevista a Silvia Prada encontramos que la biblioteca de la Universidad Javeriana si realiza préstamo externo de material audiovisual.

Esta entrevista se realizó mediante correos electrónicos. Se intercambiaron preguntas y respuestas por correo del 25 de Mayo al 28 de Junio del 2012. La Universidad de los Andes resulta una pieza clave debido al incidente del 2012 con PRACI, mencionada a continuación. Transcribí las respuestas recibidas sin edición.

Antes de nada queremos felicitar a Ángela María Mejía por su reciente premio “Vida y obra” otorgado por la Asociación de Bibliotecólogos Javerianos, en el marco de la celebración del Día del Bibliotecólogo de este año. De paso agradecemos a Ricardo Florez y a Liliana Caballero por su apoyo en esta entrevista.

Hiperterminal.com (H): ¿Cómo funciona el préstamo externo, en especial el audiovisual en su biblioteca?

Ángela María Mejía (AM): El material Audiovisual (discos, mapas, laminas, etc.) se prestan por dos días a usuarios internos y las películas cinematográficas se préstan únicamente para consulta en sala y como excepción a los Profesores para proyectarlas en clase.

H ¿Han tenido reclamos por derecho de autor?

AM: No

H: ¿Podría contarnos la experiencia del reclamo realizado por PRACI a la Biblioteca de la Universidad de los Andes en 2010?

AM: Como es de su conocimiento PRACI envió el año anterior una carta a la Universidad, de la cual entiendo usted tiene copia.

Aparte de la carta recibida: “…nos preocupa la observación de un tipo de uso de las obras cinematográficas que se viene realizando en las bibliotecas, sector audiovisual, en préstamo o alquiler de películas a los estudiantes, casi todas de carácter comercial, como un servicio a la comunidad universitaria, en formato DVD, como copias no autorizadas, comúnmente denominadas piratas.”

A esta carta la Universidad respondió:

Aparte de la carta de respuesta: …” nos permitimos rechazar y disentir de lo afirmado por usted cuando manifiesta que la Universidad de los Andes a través del Sistema de Bibliotecas, ofrece copias no autorizadas o piratas de material audiovisual, es pertinente advertir que nuestra Institución adquiere todos los materiales (Libros, material audiovisual, películas, videos, bases de datos, suscripciones a publicaciones y, contenidos electrónicos, etc.), a través de los canales regulares y distribuidores autorizados. Todo lo anterior se hace de manera directa y abierta y por intermedio del Sistema de Bibliotecas, y por lo tanto los legitimas titulares de derechos y/o sus distribuidores conocen la finalidad y cometido para los cuales son adquiridos; esto es para ser utilizados en las funciones propias de una biblioteca de una Institución de educación superior sin ánimo de lucro, y por supuesto para el uso de la comunidad académica Uniandina.

Para mayor información usted puede consultar el texto del Reglamento Interno de Propiedad Intelectual con el cual cuenta la Universidad desde el año 2006.

Documento: Reglamento Interno de Propiedad Intelectual de la Universidad de los Andes, 2006

H: ¿Considera que la ley protege a las bibliotecas?

AM: No

H: ¿Ofrece servicios relacionados con biblioteca digital, educación virtual o préstamo de documentos o lectores de documentos electrónicos donde la consulta en el interior de la institución no se realice por realizarse en medios digitales remotos?

AM: La consulta remota a recursos electrónicos (libros, revistas y bases de datos),se ofrece a los usuarios registrados (Profesores, estudiantes y empleados) para lo cual el usuario debe previamente autenticarse como miembro de la universidad en la plataforma para tener acceso a estos contenidos.

H: ¿El derecho de autor protege a las bibliotecas en esos temas?

AM: No

H: ¿Hay alguna asociación que represente los intereses de las bibliotecas en las discusiones sobre derecho de autor?

AM: En Colombia no se, seria conveniente indagar en las Asociación de Bibliotecologos.

H: ¿Su biblioteca provee acceso a internet? Todas las bibliotecas del sistema cuentan con conexión inalámbrica a internet (WiFi) y computadores para la consulta de los recursos electrónicos suscritos ¿Cómo reaccionó su biblioteca al ser clasificada como una ISP?

AM: Si por ISP se refiere a un proveedor de servicios de Internet, por la sigla en inglés de Internet Service Provider. Nuestra biblioteca no es una ISP.

H: ¿Su institución se ve afectada por las modificaciones al derecho de autor por el TLC?

AM: El TLC no a modificado las políticas existentes de derechos de autor en los servicios y acceso a la biblioteca.

Sobre estos temas de legislación en Internet y sobre Propiedad Intelectual, le comparto los documentos escritos por el Dr. Wilson Ríos donde analiza el texto de la ley 1520 sobre Implementación del TLC, también mal llamada ley Lleras 2.

Documento: Aciertos y desaciertos de la Ley 1520, sobre derecho de autor y conexos en el marco del TLC, por Wilson Ríos

Así mismo un par de link donde aparece publicado en el Diario Portafolio, un artículo de análisis del mal llamado proyecto de ley LLeras (Proyecto 241 de 2011). Este tema de la responsabilidad de los ISP´s y los eximentes a la misma, lo analiza además en detalle en el capítulo XX del libro LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN LA ERA DE LAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN – TIC´s, coeditado por la Universidad de los Andes y Temis.

Documento: Ley Lleras – Análisis de los Pros y los Contra en Portafolio, por Wilson Ríos

Documento: Enlace para comprar el libro “Propiedad intelectual en la era de las tecnologías de información y comunicaciones” (Reimpresión) de Wilson Ríos en el sitio de la Editorial Temis

Finalmente, el artículo de análisis sobre los proyectos de ley SOPA – PIPA & OPEN.

Documento: La situación real de los proyectos de ley SOPA, PIPA y Open por Wilson Ríos

H: En el artículo “Ley Lleras – Análisis de Pros y Contras” publicado en Portafolio se encuentra el siguiente texto: “es muy importante que el proyecto de ley tenga un glosario de términos ceñido a los estándares internacionales, donde se explique en debida forma, entre otros, qué es un Internet Service Provider (ISP) y qué es un On Line Service Provider (OSP).”.

Si bien una biblioteca no es un proveedor de servicios de internet, en su momento el Proyecto de Ley 241 de 2011 (mal llamada Ley Lleras 1), la definición ámplia de ISP permitía que las bibliotecas estuvieran dentro de esta clasificación, justamente por la ausencia de un glosario, como lo señala el autor del artículo. En caso de que algo así volviera a ocurrir ¿Qué respuesta deberían dar las bibliotecas para incidir en la construcción de futuros proyectos de ley que puedan poner en riesgo la actividad de las bibliotecas?

AM: Considero importante aclarar que las Bibliotecas no tienen en “riesgo” su actividad principal que es; adquirir, conservar, evaluar y exponer información. Su labor es facilitar y presentar el conocimiento humano, en formatos establecidos a través de la historia (papiro, papel, electrónicos) y cuya finalidad es la de ser intermediaria entre el autor, proveedores y el usuario consultante, no hay animo de lucro.

La biblioteca como transmisora del conocimiento humano, lo hace a través de medios legales, adquiere derechos de consulta y controla su uso académico; advierte a sus proveedores, el uso de información no autorizado y de igual manera, advierte al usuario, el deber de reconocimiento de los respectivos derecho de autor.

Estos proyectos no determinan específicamente que la biblioteca sea el proveedor o modificador de información, como se expone, ella solo tiene un papel intermediario, acompañada por el avance de la tecnología, acudiendo a proveedores de telecomunicaciones y a desarrolladores de programas que son expuestos a través de la Internet.

Revisando el proyecto de Ley 241 de 2011, los proveedores de servicios de Internet, no determinan que la biblioteca sea el proveedor o modificador de información. En nuestro concepto, la biblioteca es un facilitador de información.

Refiriéndonos a su frase “la definición amplia de ISP permitía que las bibliotecas estuvieran dentro de esta clasificación” , está no es consecuente con lo relacionado en el proyecto de Ley, en ninguno de sus apartes hace referencia a este tipo de interpretación. De igual manera, en lo que resalta “justamente por la ausencia de un glosario, como lo señala el autor del artículo” , tampoco se exige por parte del autor del proyecto, la obligación de un glosario para que la biblioteca se pudiera clasificar como proveedor de servicios de internet.

Consideramos que hay una confusión en la interpretación de este proyecto de Ley, se cree que la Biblioteca – como intermediaria – es la generadora de conocimiento y que ella lo expone de manera autónoma a través de proveedores de servicio de Internet, lo que no concuerda con la realidad, como lo expusimos anteriormente, somos intermediarios que adquirimos de buena fe por suscripción o por compra, material y herramientas suministradas por los proveedores, controlamos su uso y advertimos sobre los derechos que conlleva la consulta por parte de nuestros usuarios.

Proyecto de ley por Germán Vargas Lleras sobre derecho de autor en Colombia // #Leylleras

Germán Vargas Lleras presentó este proyecto de ley el 4 de abril de 2011 (aquí en pdf gracias al Hackbo) que “regula infracciones al derecho de autor y derechos conexos en internet”. Múltiples comentarios y manifestaciones se han dado en la red, pero he percibido que hay desconocimiento sobre lo que busca la ley y por qué se debe estar en contra o a favor de ella. Como profesional en información aprendes que debes ir a las fuentes para asegurarte que estás pisando sobre tierra firme. Por otro lado debes verificar la intención de dichas fuentes. No soy abogado, pero este es el punto de vista de un usuario de internet y un trabajador web. Aquí está la tan discutida ley:

¿Por qué se hizo? entre varios motivos se encuentra que Colombia debe tener una ley de este tipo para poder negociar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

¿Qué permitiría? De aprobarse, esta ley permitiría que sitios web fueran cerrados, contenidos bloqueados y cuentas de usuarios canceladas si cumplen con ciertas infracciones al derecho de autor. La decisión de cerrar y bloquear recae sobre las ISP en un primer momento a solicitud de quien considere que están vulnerando sus derechos de propiedad intelectual.

¿Qué tiene eso de malo? Pues que la decisión de acceso o restricción de información no la toma un juez, la toma una ISP pero el proyecto de ley entiende a las ISP de una forma bastante abierta.

La primera cosa que me llamó la atención fue la definición de Prestadores de Servicios de Internet (ISP en inglés) en el artículo 1 del proyecto de ley que define quien o que es una ISP. Hasta antes de este proyecto de ley entendíamos que una ISP es una empresa quien te brinda conexión a internet. En el caso de Colombia podría ser una empresa como Telmex o ETB. Según esta definición una persona que comparta su conexión a través de wi-fi al permitir el acceso sin contraseña se convierte en una ISP, o una biblioteca, o un café; quien enlace también se entiende como ISP, según el punto D del artículo 1. Problema: Una definición muy amplia de ISP.

¿Voy a ir a la carcel por descargar música o películas? Siempre que no se haga con fines lucrativos (es decir, no vendas lo que te bajes) no. Pueden seguirse bajando contenidos para uso personal. La ley “ataca” a quien sube los contenidos, pero no a quien los descarga.

Tengo una duda muy grande sobre este punto porque no entiendo cómo pueden diferenciar las ISP cuando una descarga se hace con fines personales y cuando dicha descarga va a convertirse en un cd pirata vendido en la calle. Si vendes contenidos que no son tuyos en internet estas pirateando, es claro pero ¿qué pasa cuando se va de lo digital a lo físico? ¿Quién puede controlar eso? Si los artistas creen que con esta ley la gente va a dejar de descargar sus canciones están equivocados. Para quien descarga no hay castigo, además, si se usa con fines personales esta ley no criminaliza la descarga. El problema es para quien sube los contenidos, pero al parecer no aprendieron nada de Wikileaks: Aunque fue bloqueado se crearon varias réplicas del sitio para conseguir los contenidos, como lo mencioné en este post hay muchos espejos del sitio con la misma información. Esa es la ventaja de usar una estructura de red.

Discusión del proyecto de ley: No hubo discusión entre los diferentes interesados en el proyecto de ley. He estado pendiente de los diferentes espacios que ha brindado la Dirección Nacional de Derecho de Autor para discutir la ley (aquí el post sobre la discusión con las bibliotecas, a quienes también afecta). Hay personas como la abogada Carolina Botero quien ha seguido muy de cerca el tema y aquí hace evidente la falta de discusión del proyecto de ley. En este artículo de El Espectador el Ministro Germán Vargas defiende su proyecto de ley diciendo que “vamos a defender con vehemencia los derechos de las personas que tiene talento“. Señor ministro: La ley de derecho de autor vela por todo aquel que cree contenido, sin importar si el contenido es bueno o malo, sin importar su creador tiene talento o no. Este desconocimiento de la ley podría evidenciar la falta de interés por el contexto y a quienes afecta de parte del señor ministro, así como su afán por aprobar una ley para que se pueda realizar el TLC.

Lo que yo le diría a las personas talentosas es que innoven en sus procesos creativos y se adapten, en vez de perseguir a quienes pueden ser sus aliados; este proyecto de ley podría estancar la innovación al no basarse en una economía de las ideas. Si los músicos siguen pensando en vender cds más que en hacer conciertos van por mal camino. La discusión de la ley se llevará a cabo en el Congreso de la República y ojalá que nuestros congresistas hayan escuchado mucho discos como In Rainbows de Radiohead o el The Slip de Nine Inch Nails y sobre el revuelo que han causado por las formas como lo distribuyeron para que entiendan cómo funcionan las cosas en la red.

Reacciones: La más visible ha sido la reacción de Anonymous en contra del gobierno. Así como hay grupos de usuarios anónimos que protestan contra el proyecto de ley, hay usuarios que se están organizando sitios como Red Para Todos, para abrir espacios de discusión interdisciplinarios, a través de listas de correo, wiki y otras redes sociales.

¿En qué afecta a un usuario de internet esta ley? Puede que los contenidos nacionales sean más difíciles de encontrar en la web. Como lo mencioné antes, si alguien quiere publicar y replicar información en la red lo puede hacer sin muchos problemas, como el caso de Wikileaks. La ley, según como lo comento el Ministro está beneficiando a quienes buscan privatizar la cultura, quienes esperan que su obra sea vendida y genere ingresos siempre, dejando por fuera a otros actores como en mi caso a las bibliotecas que buscan que sus usuarios tengan acceso a la información, puedan jugar con ella, copiarla, remezclarla y publicarla de vuelta. Ojalá se hubieran discutido las excepciones y limitaciones para bibliotecas digitales, o se hubiera dado protagonismo a licencias que permiten copiar y distribuir contenido para que las personas las conozcan y usen más. Hay un viejo dicho que dice “Los únicos que no copian son Dios y los malos poetas”. Para la muestra un botón: “Steamboat Bill, Jr.” es una película de Buster Keaton que Walt Disney usó para hacer Steamboat Willie . Si Buster Keaton fuera artista colombiano y se aferra a la Ley Lleras estaría impidiendo que un Walt Disney criollo reinterpretara su obra. Dejando a Colombia sin un animador que pudo haber cambiado toda la cultura y generaciones enteras con sus historias.

Steamboat Bill, Jr.
[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=BUNZPHbwA-U]

y su contraparte animada: Steamboat Willie
[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=BBgghnQF6E4]

Algo curioso es que Walt Disney si se aferró a leyes parecidas para que no lo copiaran, haciendo ilegal iniciativas tan buenas como la de Air Pirates, quienes usaban a personajes de Disney para criticar el estilo de vida norteamericano, no pudieran hacer dibujos como The Disneyland Memorial Orgy.

¿Qué tiene que ver la privacidad del usuario en internet con una ley de derechos de autor? El artículo 15 del proyecto de ley dice que un juez puede ordenar a la ISP la entrega de información para identificar al supuesto infractor, incluida información confidencial. Ya vimos que ISP está definido como casi cualquier persona, casi todo puede ser una ISP. Por otro lado no se presume tu inocencia. Con este proyecto da la sensación que todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. La otra cosa es que no se especifica a quien le llegará la información privada. Puede terminar en manos de cualquiera.

Definiciones en la ley: No me da mucha confianza este proyecto de ley porque según la DNDA enlazar no está mal, sin embargo la definición del artículo 1, parte D puede interpretarse de otra forma y si debo obedecer lo que dice la norma creo que podría meterme en muchos problemas. Otra cosa es que asumimos que ISP son Telmex o ETB, pero la definición se puede prestar para muchas interpretaciones; igual pasa con el destino de los datos privados del supuesto infractor.

¿Qué podemos hacer ahora?: Mientras vemos cómo transcurre la discusión en el congreso el próximo 4 de Mayo a las 11 am creo que lo mejor es seguir opinando sobre la ley, pronunciar diversos puntos de vista de cómo afectaría a los usuarios y no únicamente a artistas o disqueras o productores de contenidos con modelos de industria basados en sociedades industriales. Que quienes planean y viven de la sociedad de la información manifiesten cómo les afectaría y de qué manera debería adaptarse la ley para que recopile todos los posibles puntos de vista. Otra forma de participar: Suscribirse a la lista de correos de Red Para Todos, leer y comentar el blog.

Otros recursos: Lo que he visto en la red que me ha servido para enterarme de cómo va la ley son las discusiones en diversas listas de correos, principalmente la de Red Para Todos y en su blog empezaron a publicar entradas que me parecen excelentes espacios de discusión.

Puedes ver este video de El Tiempo donde Carolina Botero conversa con Juan Carlos Monroy, director general de la Dirección Nacional de Derecho de Autor (1 hora aproximadamente).

Leí esta editorial de El Espectador, también en El Espectador donde el Ministro invita al debate. En El Tiempo hay una entrevista al compositor Rafael Escalona, quien habla de cómo afectó el derecho de autor los últimos años de su vida.

Entrevista a Manuel Castells en El Quinto Poder // Privacidad y vida digital

Esta es la entrevista que hicieron los chilenos de elquintopoder.cl a Manuel Castells.

Entre los comentarios que se hicieron en esta entrevista me llamó la atención los comentarios sobre los nuevos espacios públicos y la privacidad: Cuando dices algo en Facebook lo estás diciendo en un espacio público. (…) decir algo en Facebook es como decirlo por televisión.

Esto me remite a casos como el de Nicolás Castro y la creación de un grupo en Facebook llamado “Me comprometo a matar a Jerónimo Alberto Uribe, hijo de Álvaro Uribe”, donde la investigación incluye “allanamientos y consultas a la sede de Facebook en Estados Unidos” según la Revista Semana [1], que incluye la presentación de conversaciones de chat como pruebas. Además también podríamos considerar el caso de las conversaciones de Andrés Felipe Arias mediante su Blackberry capturadas por el fotógrafo Gabriel Salcedo (algunas fotos y reacciones en los medios en su blog), particularmente los comentarios sobre registrar a “un personaje público en un espacio público, (…) hablando de temas de interés nacional” [3].

También se habló del cambio en los modelos de pensamiento, de cómo ya no hay largos discursos en La Plaza de la Revolución, sino que en cambio, Fidel Castro publica en su blog [2], algo parecido había comentado en un post anterior.

Hace unos días leí un comentario de una persona que mencionaba que la tecnología va en contra de los derechos humanos en cuento que no garantiza la privacidad de las personas. Un comentario bastante polémico debido a que en ese caso muchos seríamos algo así como “infoterroristas” al usar la web para publicar información. Puede que casos tan serios como las intercepciones del DAS se vean como temas alejados a nosotros pero ¿Estos casos ocurren sólo a figuras públicas?

En un post anterior[4] revisaba los cambios en la noción de privacidad, donde las grandes ciudades nos daban cierto anonimato. Las tecnologías nos hacen compartir espacios más reducidos, como ocurría en las pequeñas aldeas donde todos conocían lo de todos; por otra parte la información que terceros publican sobre nosotros y sobre la cual no tenemos control. ¿Ahora todos figuras públicas? ¿Todos somos infoterroristas?

Referencias

[1] Semana.com. (2010, Marzo 20). ¿Un ‘Facebook-positivo’? Semana.com. Bogotá, Colombia. Recuperado a partir de http://www.semana.com/noticias-nacion /facebookpositivo/136613.aspx

[2] Castro, F. (s.d.). Reflexiones de Fidel. Cubadebate. Recuperado a partir de http://www.cubadebate.cu/categoria/reflexiones-fidel/

[3] Salcedo Aponte, G. (2009, Agosto 28). Cómo se hace política en Colombia. Recuperado a partir de http://gabriel-aponte-fotoperiodista.blogspot.com /2009/08/como-se-hace-politica-en-colombia.html

[4] Ramírez, D. (2009, Febrero 27). Acceso abierto y publicación en la web // El museo, el músico y el político. Hiperterminal. Blog, . Recuperado Junio 26, 2010, a partir de http://www.hiperterminal.com/2009/02/27/ acceso-abierto-y-publicacion-en-la-web-el-museo-el-musico-y-el-politico/