IFLA hace un llamado a la reforma del derecho de autor para apoyar a las bibliotecas

IFLA hace un llamado a la reforma del derecho de autor para apoyar a las bibliotecas

Luego de la recepción de comentarios por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a la propuesta de actualización de la ley de derecho de autor, IFLA hace un llamado a la reforma del derecho de autor para apoyar a las bibliotecas en Colombia. Aquí la traducción de la carta que la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) le hizo llegar a la honorable Ministra, María Claudia Lacouture en 2016:

Continuar leyendo “IFLA hace un llamado a la reforma del derecho de autor para apoyar a las bibliotecas”

Conversando sobre derecho de autor, bibliotecas y archivos con ASEIBI y la Escuela Interamericana de Bibliotecología

Derecho de autor en Colombia, panorama de bibliotecas y archivos

Como parte de mi trabajo como investigador de la Fundación Conector, estaré en este hangout en vivo hablando sobre derecho de autor y el panorama colombiano para bibliotecas y archivos. El Hangout lo organiza la Escuela Interamericana de Bibliotecología y ASEIBI. Estaré conversando con Johana Jaramillo y Jaider Ochoa.

El programa del evento

En este evento cubriremos esta agenda:

Continuar leyendo “Conversando sobre derecho de autor, bibliotecas y archivos con ASEIBI y la Escuela Interamericana de Bibliotecología”

Comentarios al proyecto de ley de derecho de autor de 2016

Comentarios al proyecto de ley de derecho de autor de 2016

El pasado 22 de Septiembre de 2016 el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo cerró la recepción de comentarios a un proyecto de ley que actualiza el derecho de autor en Colombia. Este proyecto de ley es particularmente interesante para las bibliotecas, archivos, museos y otras instituciones relacionadas con la cultura y la educación, porque actualiza el derecho de autor debido a que Internet modificó nuestras prácticas, pero la legislación colombiana no se ha actualizado del todo.

Si se va a reforzar la protección de los titulares del derecho de autor ¿por qué no también fortalecer las excepciones y limitaciones para usuarios y lectores?

¿En qué consiste la actualización?

Este proyecto de ley responde al compromiso de Colombia frente a Estados Unidos en su Tratado de Libre Comercio, capítulo 16. Hay varios temas a regular y en esta ocasión, el gobierno le vuelve a apostar a la regulación de Medidas de Protección Tecnológicas. Como puede verse en esta cronología, la propuesta que quedaría pendiente es la de Proveedores de Servicios de Internet. Allí aparecen excepciones y limitaciones, que realmente no son compromisos con el Tratado de Libre Comercio, pero si se va a reforzar la protección de los titulares del derecho de autor ¿por qué no también fortalecer las excepciones y limitaciones para usuarios y lectores?

En términos generales se actualiza lo relacionado con:

  • Medidas de protección tecnológica
  • Radiodifusión
  • Retransmisión de señales por internet
  • Actualización a los derechos conexos
  • Aumento de plazos de protección para personas jurídicas, que de 50 años pasan a 70, para entrar a dominio público.
  • Excepciones y limitaciones para bibliotecas, archivos e instituciones de educación.

La actualización a la ley es necesaria, pero al haber muchas partes involucradas, todas las partes deben trabajar mancomunadamente para crear una ley justa e incluyente.

¿Cuáles son los comentarios a este proyecto de ley?

Estuvimos ocupados trabajando en unos comentarios específicos desde el sector bibliotecario. Sin embargo, estudiando la propuesta con más calma, entendiendo cada punto y buscando ejemplos para cada caso, hicimos unos comentarios en una versión revisada y ampliada.

Este proyecto de ley nos toma en un momento interesante: desde el sector bibliotecario adelantamos una investigación sobre las necesidades de actualización de a norma de derecho de autor. En términos generales podemos resumir así:

  • Este proyecto podría afectar negativamente a unidades de información digitales (bibliotecas digitales, museos vituales y similares) en lo relacionado con streaming de contenidos.
  • Se aumentan los plazos de protección para personas jurídicas. Es decir, los plazos de protección no quedarán en 50 años luego de la publicación de una obra sino en 70.
  • Se regulan las medidas de protección tecnológicas, es decir los candados digitales que impiden que una obra se pueda copiar. Este proyecto contempla que las bibliotecas y archivos puedan romper dicho candado digital, pero lo que pueden hacer estas instituciones es muy poco útil y se requiere una revisión más profunda.
  • Se incluyen algunas excepciones y limitaciones para bibliotecas y archivos, pero hay avances importantes en el estudio de necesidades de estas instituciones. Ojo, esto no implica que se dañen los negocios de los titulares del derecho de autor, ya que en otras latitudes ya se hizo, como en Polonia y como lo mencionamos, en Colombia hay más datos de las excepciones que necesitamos.
  • Si se refuerza la protección de los titulares del derecho de autor, que se refuercen las excepciones y limitaciones y se incluya una cláusula abierta.
  • Se elimina una limitación al derecho a la reproducción que tenía la ley 23 de 1982 (artículos 58 a 71). Lo que deberíamos hacer es actualizarla para que dicha limitación incluya lo digital.
  • Solicitamos la participación de entidades que representen a los sectores bibliotecológicos, archivísticos y museográficos del país en los espacios de decisión en derecho de autor, para que se incluyan estas perspectivas en los debates que se realicen. Por ejemplo que el Consejo Nacional de Bibliotecología esté presente en espacios como la Comisión Intersectorial de Propiedad Intelectual (CIPI) con un rol mucho más preponderante, al igual que la Biblioteca Nacional de Colombia y no sólo a través de los ministerios del que hacen parte.

¿Qué viene ahora?

Luego de recibir los comentarios, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo debería dar una respuesta no sólo a éste, sino a todos los comentarios que recibió. La última vez que algo así ocurrió fue en las mesas de trabajo de 2013. En ese entonces se suponía que la respuesta iba a tardar apenas unas semanas; tres años después las publicaron con el documento de proyecto de ley.

Se hace evidente que hace falta una metodología para recibir, procesar y dar respuesta a los comentarios de la sociedad civil. En nuestros comentarios, solicitamos se informara sobre esta metodología. Tener una metodología te permite tener cierta claridad de los pasos a seguir, aporta a la transparencia del proceso y elimina la aleatoriedad en la toma de decisiones. No es una tarea fácil, pero si muy necesaria.

Por el momento podríamos simplemente esperar el pronunciamiento del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, sin embargo creo que una posición más activa requiere informar a los involucrados, generar debates y aprender sobre las implicaciones del proyecto de ley en el país. Una muy buena iniciativa fue la del Comentatón de RedPaTodos. Por otro lado la generación de mayores consensos en gremios como el bibliotecario, archivístico, museológico o académico podrían ser útiles para debates mucho más precisos. Creo que es un desatino buscar impedir la actualización de la ley de derecho de autor porque es necesaria. Lo que hay que hacer es trabajar porque la norma tenga una actualización justa e incluyente.

Creo que es un desatino buscar impedir la actualización de la ley de derecho de autor porque es necesaria. Lo que hay que hacer es trabajar porque la norma tenga una actualización justa e incluyente.

Descargue el documento con los comentarios

En este post publicamos el documento con la versión revisada y aumentada.

Conversando sobre derecho de autor y bibliotecas en ASCOLBI

David Ramírez-Ordóñez

Este fue el hangout del 30 de Julio de 2015, donde conversamos sobre las limitaciones y excepciones al derecho de autor para bibliotecas y archivos, en el marco del Seminario abierto y permanente de Ciencia de la Información y Bibliotecología.

En este video hago referencia a ¿Estudié una carrera para ser pirata? una presentación que había hecho el año pasado para la Universidad de Antioquia.

Leonardo Rocha preguntó ¿Quién debería tomar la vocería en estos temas? A lo que respondí que deberían ser diferentes sectores. Creo que por ejemplo, la Biblioteca Nacional puede tomar la vocería sobre las bibliotecas patrimoniales y la Red Nacional de Bibliotecas Públicas (al ser su cabeza); pero esto no implica que la tarea esté hecha: Faltan los representantes de las asociaciones gremiales, la academia, los representantes de las bibliotecas académicas, de los centros de documentación, de los usuarios y una amplia gama de interesados en ofrecer acceso a la información.

Algo que me enseñó la novela “Sumisión” de Michel Houellebeqc (a quien cité en este blog) es que si quieres instaurar un sistema político en un país, debes fijar tu vista en la educación. Cuando empecé a preocuparme por el derecho de autor y las bibliotecas era uno de los pocos que mencionaban el tema. Ahora, puede verse que en las universidades varios estudiantes realizan trabajos al respecto y hay interés por analizar este tema desde la perspectiva de la ciencia de la información.

Le diría a los profesionales de ciencia de la información que no se preocuparon por este tema que busquen la forma de aprender algo de él. Si no, igual las próximas generaciones parece que se ocuparán de él. Ojalá no sea demasiado tarde para que ellas puedan crear un sistema de propiedad intelectual acorde con la cultura, prácticas sociales y necesidades de equilibrio entre acceso y protección.

¿Consideras que vale la pena aprender sobre derecho de autor?