El futuro de las bibliotecas: La Visión Global de IFLA ahora en debates locales

#iflaGlobalVision América Latina

Como lo mencioné anteriormente,  IFLA está realizando Global Vision, un proyecto que busca identificar los retos de las bibliotecas del mundo a futuro, teniendo como meta el 2030. Aquí el video del evento regional realizado en Buenos Aires:

Ahora, los asistentes al evento debemos recopilar los retos, ideas y observaciones a nivel local. Las asociaciones nacionales de cada país deberán realizar actividades para hacer escuchar las voces de los bibliotecarios del mundo y es responsabilidad de los bibliotecarios hacerse escuchar. Estas ideas se llevarán a una votación global, donde cualquier persona podrá votar por los puntos que se considere deben ser el futuro hacia donde deben moverse las bibliotecas.

Resulta muy interesante conocer las preocupaciones de las diferentes regiones del mundo y entender las particularidades de nuestra región.  En América Latina temas como la corrupción o la paz resultan relevantes para que las bibliotecas tengan un rol activo en la sociedad.

¿Cuáles consideras que son los retos de la sociedad y de las bibliotecas en el año 2030? ¿Cómo crees que pueden alcanzarse esos retos?

La Biblioteca: En construcción… constante

Recientemente me he topado en la web con artículos que hablan sobre la muerte y el renacer de las bibliotecas, en estos tiempos con la llegada de los libros electrónicos y todos los demás cambios vistos en la era de lo digital. Se habla de brazos robóticos que suministran el material a los usuarios, sistemas de geoposicionamiento para libros y usuarios y descargas constantes de información a través de dispositivos móviles, un receso de lo físico y poca letra impresa… ¿y los bibliotecarios a un lado? Por supuesto que no.

Lo que realmente me atrae son los títulos que llevan estos artículos: ‘They’ll be reborn’ What does the future hold for libraries? y el segundo In the future libraries may die, but they will be reborn. En ellos se menciona los posibles cambios que se le avecinan a las bibliotecas y como el rol del bibliotecario no desaparecerá, sólo cambiará de nombre pero su actividad seguirá, ahora más que nunca siendo apremiada. Evaluar y presentar la información pertinente y relevante para el desarrollo de las actividades de una persona o comunidad.

Sinceramente no creo que las bibliotecas estén muriendo, me parece más que se debe (o debería) estar preparando para un cambio, una nueva etapa, cómo la imprenta lo fue alguna vez. Las tecnologías seguirán llegando como nuevas herramientas de construcción, las bibliotecas y bibliotecarios deberán estar atentos a aprovechar esas herramientas no como un fin sino como un medio para continuar con su labor, crear y mantener comunidad.