Archivo de la etiqueta: google

Respuesta a “El pene en el avispero” de Carlos Granés

Llegué al artículo de Carlos Granés por uno titulado Contenidos ágiles y conocimiento libre. Acabo de leer “El pene en el avispero” y tengo algunos comentarios:

[Internet,] Ese nuevo territorio, donde la legislatura es precaria

El problema de la legislatura es que está desactualizada, pero todo está totalmente regulado. ¿Por qué entonces sitios como Pirate Bay o Megaupload y en casos más cercanos Cuevana han sido objeto de demandas entonces? En las leyes de derecho de autor se leen cosas que hacen referencia a prohibiciones de copia y difusión por cualquier medio conocido o por conocer, lo que no dejaría por fuera a Internet. Todo está tan regulado que incluso las bibliotecas tradicionales piensan que la actual ley de derecho de autor no las protege. Si la legislatura es precaria lo es tanto en lo análogo como en lo digital.

en la red, todo debe ser libre y gratis

Hay una enorme diferencia entre lo libre y lo gratuito. Incluso hay cosas que son gratuitas, pero no libres. ¿Cree usted, estimado señor Granés, que abrir una cuenta en Facebook es gratis porque Mark Zuckerberg es el más grande filántropo de todos los tiempos? Lo que está en juego aquí no es que todo sea gratis, sino los modelos de negocio obsoletos que se quieren mantener en un entorno que no les favorece.

Cree que los productos que circulan por la red deben ser gratuitos, como si surgieran de la nada y no implicaran esfuerzo y dinero

Para esto quisiera enseñarle algo: El plan de Nine Inch Nails. Un músico que publicó de manera gratuita sus discos y además daba cierta libertad a sus usuarios al permitir remezclas. Como lo comenta en su artículo, es un contenido gratuito, pero no surgió de la nada, implicó esfuerzo y además le representó al músico en cuestión, bastante dinero. No es culpa de los usuarios que las grandes empresas no quieran dirigir sus energías en crear productos de calidad, disponibles en múltiples medios, en especial el digital, sino que se desgasten en abogados, demandas y persecusiones.

Pueden encontrarse millares de ejemplos de estos en Google, que a la luz de su artículo es otra empresa de hippies que bien podrían morir de hambre por alimentar, vestir y hospedar a miles de hippies que quieren acceso a la información de internet de manera gratuita. ¿No será incluso usted uno de esos “hippies” que critica? Me gustaría escucharlo decir que nunca ha usado Google y ojalá pensara en la forma como le han cobrado.

Esta empresa, además de las búsquedas, ofrece servicios de estadísticas, almacenamiento de archivos en la nube y otro de subida de videos cuyo nombre no recuerdo muy bien y sería un poco más que ingenuo pensar que todo eso lo ofrecen gratis.

El tema de privacidad con el que cierra su artículo, haciendo referencia a Anonymous, no me preocupa por ellos. Me preocupa un poco más por quienes buscan actualizar la ley, que de hippies no tienen nada.

Diálogos con Julian Assange sobre privacidad, ciberguerra e internet

Ahora se democratizó la vigilancia

Gracias a Diana Echeverri, gran bibliotecóloga y amiga, encontré este video sobre internet, democracia, privacidad a través de un programa titulado Diálogos con Julian Assange. Aquí el sitio del programa y aquí la transcripción de la entrevista.

En una charla sobre privacidad de hace unos años conversamos sobre la falta de comprensión de internet. Hablámos sobre cómo internet es similar a un canal de televisión, una foto en Facebook es como transmitir desde un programa de televisión.

En este programa hablan sobre preservación de información por parte de terceros. No sólo internet, aquí mencionan teléfonos e información bancaria. Si publicamos algo en internet puede ser muy difícil que internet te olvide.

¿Se debe sucumbir a la paranóia? Es curioso que en algunas entidades haga falta registro de información y en otras se haga de forma tan minuciosa.

Como sea, vale la pena revisar el Manifiesto Cypherpunk de Eric Hughes.

El reto de los 30 días: Cartografías gráficas

Mi vida ha cambiado radicalmente. Cambié de trabajo y terminé (por el momento) la universidad, por lo que mi rutina se vió bastante afectada. No es que haga menos cosas, es que debo buscar nuevas. Cambié “Hiperterminal“, un proyecto sobre Ciencia de la Información y Bibliotecología por “Nomono“, un proyecto más amplio, que incluso absorbió al primero. Mientras estaba en esta transición ví el siguiente video, que habla de retos de 30 días.

Pensé en las cosas que me gustan y las que dejé de hacer. Me encanta escribir y bloguear, pero mis últimos cinco años me la he pasado escribiendo sobre ciencia de la información a pesar de que otros temas también me causan curiosidad. Mucho antes blogueaba sobre otras cosas, por ejemplo graffittis, en un administrador de contenidos que desarrollé con mis propias manos, en un proyecto llamado “Novenopiso” que ya abandoné. Pensé que quería escribir de nuevo sobre graffittis y eso lo mezclé con mi interés por la recuperación de información no textual. El resultado: Cartografías gráficas, el reto: mapear un graffitti diario por 30 días y escribir algo sobre él. El resultado: este mapa.

Exportar como KML para Google Earth/Google MapsAbrir mapa independiente en modo pantalla completaCrear imagen de código QR ​​para ver el mapa independiente en modo pantalla completaExportar como GeoJSONExportar como GeoRSSExportar como ARML para el navegador de realidad aumentada de Wikitude
Cartografías graficas

cargando mapa - por favor, espere...

Anonymous: El mesías eres tú: 4.621106, -74.066863
Gotaplatsen: 57.697933, 11.980956
Carro cerca del cementerio Père Lachaise: 48.860593, 2.388883
No estamos pintados en la pared: 4.652674, -74.078643
Piratea: 4.604979, -74.071852
En la Universidad de Cuenca, Ecuador: -2.900396, -79.010324
Un pájaro enjaulado: 4.620379, -74.070640
Luchador de Manizales: 5.063415, -75.495300
Adhesivos en Manizales: 5.054866, -75.486116
Satán, el primero: 4.618716, -74.069062
Maldita maquina: 4.639692, -74.062904
Atrevete a pintar: 4.618368, -74.069631
La cara del árbol: 4.625469, -74.067410
Esclavitud total: Nuevo orden mundial: 4.619673, -74.069427
Vacunas: 4.619277, -74.069127
Control mental: 4.614935, -74.070264
Alimentación, Nuevo Orden Mundial: 4.625148, -74.063473
Vigila a los que te vigilan: 4.631479, -74.066241
Cassette: 4.667746, -74.056150
Educación libre: 4.620892, -74.066992
Pintores en la séptima: 4.606562, -74.071283
Manuel H: 4.608326, -74.070715
Para todos todo: 4.608348, -74.070693
Libres y salvajes: 4.620058, -74.067947
Movimiento ilícito: 4.621448, -74.068397
Uribe tiene miedo: 4.620304, -74.068848
Nos negamos a ser domesticados: 4.624934, -74.065833
Educar, no domesticar: -2.898210, -79.005175
Tipo de sangre: 4.627741, -74.064519
No uso de fuerza por agentes del estado: 4.626736, -74.065415
Libertad: 4.646535, -74.060640
Adopta un indigente: 4.621255, -74.067335
Bichos de la séptima: 4.635746, -74.065887
Dinero, problemas, angustia, sistema: 4.620528, -74.067163
Bichos de la 57: 4.643220, -74.062335
El billetico: 4.624977, -74.065855
Maldita fe, maldito dinero: 4.626741, -74.064159
Un hombre sin bigote es como una taza de té sin azucar: 4.660351, -74.054310
Monstruos en los cinemas: 4.609941, -74.070983
La calle y la noche son nuestras: 4.606498, -74.071444
Nadie hace nada: 4.634174, -74.063601
Monstruos en la séptima: 4.635286, -74.063966
Desobdc: 4.640675, -74.062743
Mala educación: 4.618368, -74.069717
Solo nos interesa tu dinero, idiota: 4.620806, -74.068193
Bienvenidos a la UN: 4.635478, -74.082431
Planeta Champeta: 10.424888, -75.545361
Los Feos Somos Mucho Más Bonitos: 4.604872, -74.071777
Raspaos El Tigre, en el Parque de los novios: 11.242168, -74.213097
Ser mediocre: 4.628888, -74.065018

¿Qué he encontrado? Que las paredes tienen mensajes muy contestatarios, como si fueran medios alternativos de comunicación, medios de la oposición. He encontrado que las calles están llenas de personajes raros que conviven con nosotros e incluso mensajes que recuerdan el dolor que viven algunos o dibujos con mensajes graciosos e incluso pintas que te recuerdan cosas hermosas.

Terminé mi “reto de los 30 días” varios días después. Encontré otras formas de acceder, clasificar y guardar información georeferenciándola. Agregué imágenes de cuatro países diferentes, con fotos que tomé (se nota porque varias están desenfocadas) y me recuerdan una historia que narro en cada post. Esto me hace pensar ¿qué otras cosas puedo cartografiar? Con este proyecto entendí que la ciudad puede ser un museo. Mediante las cartografías gráficas puedes guardar estas obras en la memoria, porque he visto cómo varias de ellas se las lleva el tiempo, o son borradas, o les ponen algo encima.

La pregunta me sigue dando vueltas en la cabeza: ¿Cómo recuperar información no textual?

La idea de esto es que cualquiera pueda agregar las imágenes que le gusten, mapearla y narrar su historia. Aún no sé cómo hacerlo más participativo. Si bien dejo la rigurosidad de mapear cosas a diario, aunque espero seguir haciéndolo, me doy un poco de vacaciones por el momento. Para hacer esto uso Open Street Map, un sistema de georeferenciación libre. Aporté al plugin de WordPress con su traducción al español luego de intercambiar algunos correos con Robert, su creador. Desde hace un tiempo desconfío de Google y quisiera apartarme lo más que pueda de sus servicios o al menos saber que puedo sobrevivir sin ellos.

Por otro lado me dí cuenta que muchas cosas funcionan con disciplina. ¿Qué reto de 30 días te gustaría probar?

Los “favores” de Google

la FIAC aime Google - DOnt't be evil, vía Flickr por tangi_bertin
la FIAC aime Google - DOnt't be evil, vía Flickr por tangi_bertin

En una lista de correos recibí la noticia titulada “Google digitalizó libros que sólo la Biblioteca Departamental tiene. Lucen viejos y desgastados, pero estos libros son joyas de la Biblioteca Departamental que están siendo digitalizadas para subirlas a la red. ” Muchos de mis colegas se alegraron por esta noticia. Esperé un tiempo y en realidad nadie cuestionó este hecho. Es evidente que me sorprende el trabajo de Google, pero me parece muy pertinente cuestionarme. Por eso respondí a la lista de correos así:

¿Y de quien son los derechos de la digitalización? ¿Será que Google si nos hizo un “favor”? ¿Las obras digitalizadas pueden descargarse en alta calidad o sólo pueden accederse a través de la nube de Google? ¿Las obras digitalizadas podrán publicarse en otros sitios que no sean de Google? ¿Puede comercializarse la digitalización?

Ojalá los términos de la digitalización no nos den más problemas que soluciones. Hay un dicho que dice “De eso tan bueno no dan tanto”. Ojalá no sea el caso.

No soy abogado, pero si no estoy mal cualquier persona puede hacer casi lo que se le venga en gana con las obras en dominio público: Modificarlas, venderlas, copiarlas y distribuirlas. Sin embargo, las obras derivadas quedan protegidas y sujetas al nuevo creador, en este caso las digitalizaciones serían propiedad de Google. Espero equivocarme. Espero que un abogado lea esto y me diga: Google nos hizo un favor, esas obras digitalizadas también estan en dominio público. Por muy buenos que parezcan, siguen siendo una empresa.

¿Qué pasaría si todo el acceso a la información de la red se debe hacer a través de Google?

Probando Google Wave // Pensando nuevos servicios

Google Wave

He estado probando Google Wave recientemente (gracias a @luishernando), entendiendo la lógica y buscando ideas para saber cuándo y para qué usarlo. Muchas veces escuché que Wave era mensajería instantánea con esteroides. Este video muestra una escena de Pulp Fiction recreada en el servicio de Google:

Luego de ver el video entendí la capacidad comunicativa de Wave. He encontrado que además de agregar imagenes, encuestas, videos de Youtube, editar blips (mensajes) de un wave, adjuntar archivos, interactuar con Google Maps  y ver el texto a medida que lo escribe tu interlocutor debes cuidar bastante el orden de tus blips, las respuestas que haces y la manera como organizas todos los mensajes… y si, es mensajería instantánea con esteroides.

Luego de probar Wave y volver a Gtalk, Messenger, Skype o Gmail sientes que das un paso atras y te bajas de un Ferrari para volver a viajar en un bus atestado de gente. Wave es como una wiki que puede mostrar los cambios realizados en tiempo real y agregar una cantidad de recursos impresionantes. Lastimosamente no puedes registrarte y abrir una cuenta. Debes ser invitado o bien por Google o bien por una persona a quen le lleguen invitaciones. Imagino que el sistema para darse de alta será el mismo que el de Gmail en su lanzamiento: luego de un tiempo con invitaciones permitirán que cualquiera se registre.

Me pregunto ¿cómo pensaran controlar aquellos que se aferran a sus contenidos mediane copyright lo que se mueve por waves? Puedes convertir un Wave en público y que cualquiera pueda unirse a la charla. Puedes mantener conversaciones privadas o invitar solo a algunos pocos.

Lo que Wave me hizo reflexionar fue sobre la capacidad imaginativa para crear productos en la red. El factor innovación es impresionante y creo que podemos crear cosas interesantes para lo que hacemos. En mi caso, trabajando para bibliotecas la visualización de datos en los catálogos bibliográficos, o la mezcla de servicios mediante mashups me tiene pensando desde hace ya bastante tiempo. Es cierto que hay parametros para crear sitios web pero ¿Qué tal si probamos cosas diferentes? Tal vez resulten mucho más divertidas y fáciles de usar si se tiene una buena planeación. ¿Para qué cosas puede ser útil Wave en las bibliotecas? Mientras crece la comunidad de usuarios esta pregunta puede discutirse en el Wave de bibliotecarios en español (imagino que este es el enlace al wave).

*Me queda una invitación para Wave. La regalaré entre quienes dejen un comentario a este post diciendo por qué se la merece.