Categorías
Ciencia de la información

Daniel Innerarity y su libro La Democracia del Conocimiento

En este video Daniel Innerarity presenta un resumen de su libro «La Democracia del Conocimiento«. Algunas de sus tesis:

Los problemas de la humanidad requieren una gran movilidad de conocimiento. Deberíamos pensar como especie, no como individuos. Generar normas y regulaciones que impidan desencadenamientos catastróficos.

Nuestra inteligencia está sobre cargada: se enfrenta a más complejidad de la que puede procesar. ¿Cómo combatimos el exceso de información? Propone la confianza (razonable).

Seleccionar y prescindir. El sabio es quien nos enseña a qué no prestarle atención. Dejar atrás las cosas. Las máquinas no olvidan, pero el que lo hagan los humanos es una de las cosas más sofisticadas que tenemos.

El reto de la sociedad del conocimiento es organizar la incertidumbre. ¿Qué tipo de ignorancia podemos permitirnos? No sabemos suficiente de las tareas que decidimos cumplir.

La crisis económica plantea un desafío cognitivo a las sociedades democráticas. Hay una brecha entre la capacidad de innovación de los mercados financieros y la capacidad colectiva de configurarlos inteligentemente.

Dejamos de ser seres humanos, para simplemente ser interlocutores que se dejan atravesar por todo lo que ocurre en los canales de comunicación. Esta sociedad de flujos requiere sentido crítico, un filtro. La soberanía epistemológica o el pensamiento crítico consiste en interrumpir. Resistir contra la aceleración. la inteligencia y libertad subjetivas deben constituirse como centros de indeterminación e impredecibilidad.

Categorías
Ciencia de la información

Prototipos de bibliotecas // Interactividad en espacios culturales

Alguna vez leí que alguien estaba «pensando la biblioteca perfecta». Creo que no hay nada más desatinado que esa afirmación.

Luego de aprender sobre la vida digital en Comunidad, las diferentes formas de interacción gracias a la tecnología y leer excelentes blogs como el de Juan Freire creo que he aprendido algo sobre innovación:No existen cosas terminadas. Pensar la biblioteca perfecta es dar a luz a un cadaver porque no puede crecer, no puede mejorarse. Prefiero vivir en una biblioteca imperfecta, pero con actitud bucanera.

Las actuales bibliotecas son depósitos de libros de papel. Su gran reto es sobrevivir a una era donde cada usuario puede acceder a mucha información desde la comodidad de su casa. ¿Cómo espera la biblioteca ofrecer información a sus usuarios cuando ellos por su propia cuenta pueden obtener mucho más de lo que una biblioteca tradicional le puede ofrecer?

Una de las posibles soluciones a este problema la vi en las bibliotecas 2.0 y es por esto que he tratado de profundizar en el tema. Una de las ideas principales de la biblioteca 2.0 es que los usuarios son el centro y todo gira a su alrededor. En ciertos momentos he pensado en las bibliotecas como centros culturales donde cada usuario pueda apropiarse de sus espacios para crear y compartir, en ambientes edupunks como los que menciona Piscitelli. Esa idea se ha materializado en el siguiente video:

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=TpFO_L_jA1c]

Las palabras que se me vienen a la mente en este video son: Innovación, diversión, entretenimiento, comunidad, trabajo en equipo, confianza, libertad (como con el software) y compartir. Hacer algo así no es complicado, solo se necesita empezar. La verdad me gustaría ver un concierto de las 1280 Almas en una biblioteca, simplemente porque son uno de mis grupos favoritos. Recuerdo que lo único similar a esto fue un concierto de Juanes y Aterciopelados en el cumpleaños 178 del Museo Nacional. ¿Y qué tal si los conciertos fueran cada fin de semana? ¿Existen tantas bandas en la ciudad como para sostener un ritmo como este? ¿Y si la biblioteca provee las herramientas para que aflore la cultura musical en la ciudad? ¿Y si lo hacemos también con artes plásticas, literatura y audiovisuales?

Categorías
Ciencia de la información

Probando Google Wave // Pensando nuevos servicios

Google Wave

He estado probando Google Wave recientemente (gracias a @luishernando), entendiendo la lógica y buscando ideas para saber cuándo y para qué usarlo. Muchas veces escuché que Wave era mensajería instantánea con esteroides. Este video muestra una escena de Pulp Fiction recreada en el servicio de Google:

Luego de ver el video entendí la capacidad comunicativa de Wave. He encontrado que además de agregar imagenes, encuestas, videos de Youtube, editar blips (mensajes) de un wave, adjuntar archivos, interactuar con Google Maps  y ver el texto a medida que lo escribe tu interlocutor debes cuidar bastante el orden de tus blips, las respuestas que haces y la manera como organizas todos los mensajes… y si, es mensajería instantánea con esteroides.

Luego de probar Wave y volver a Gtalk, Messenger, Skype o Gmail sientes que das un paso atras y te bajas de un Ferrari para volver a viajar en un bus atestado de gente. Wave es como una wiki que puede mostrar los cambios realizados en tiempo real y agregar una cantidad de recursos impresionantes. Lastimosamente no puedes registrarte y abrir una cuenta. Debes ser invitado o bien por Google o bien por una persona a quen le lleguen invitaciones. Imagino que el sistema para darse de alta será el mismo que el de Gmail en su lanzamiento: luego de un tiempo con invitaciones permitirán que cualquiera se registre.

Me pregunto ¿cómo pensaran controlar aquellos que se aferran a sus contenidos mediane copyright lo que se mueve por waves? Puedes convertir un Wave en público y que cualquiera pueda unirse a la charla. Puedes mantener conversaciones privadas o invitar solo a algunos pocos.

Lo que Wave me hizo reflexionar fue sobre la capacidad imaginativa para crear productos en la red. El factor innovación es impresionante y creo que podemos crear cosas interesantes para lo que hacemos. En mi caso, trabajando para bibliotecas la visualización de datos en los catálogos bibliográficos, o la mezcla de servicios mediante mashups me tiene pensando desde hace ya bastante tiempo. Es cierto que hay parametros para crear sitios web pero ¿Qué tal si probamos cosas diferentes? Tal vez resulten mucho más divertidas y fáciles de usar si se tiene una buena planeación. ¿Para qué cosas puede ser útil Wave en las bibliotecas? Mientras crece la comunidad de usuarios esta pregunta puede discutirse en el Wave de bibliotecarios en español (imagino que este es el enlace al wave).

*Me queda una invitación para Wave. La regalaré entre quienes dejen un comentario a este post diciendo por qué se la merece.

Categorías
Ciencia de la información

Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas en la Luis Ángel

A finales de abril se realizó el encuentro titulado «Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas» [1] para discutir sobre las nuevas tecnologías y su relación con el conocimiento. Quería asistir al evento, pero el tiempo nunca es mi aliado y no pude hacerlo. Gracias a las nuevas tecnologías me enteré de parte de lo que allí ocurrió:

Andrés Burbano habló sobre lo digital y lo público en diez ideas:


Hay que generar soluciones creativas para nuestro lugar. Justo hoy leía a Fernando Juárez en la comunidad de prácticas donde hablaba sobre un caso de éxito en procesos innovadores, donde con muy poco ha logrado crear un gran impacto desde la web de su biblioteca municipal a la comunidad a base de creatividad y experimentación con nuevas tecnologías. La gran ventaja es el abaratamiento de costos y el fácil acceso a la información; el reto es crear soluciones con las herramientas disponibles usando los bajos presupuestos a los que tenemos acceso. Piensa global y actúa local.

Siempre he creído en el valor de la documentación. Andrés Burbano habló sobre documentar los conocimientos de campesinos e indígenas, al igual que los de profesores universitarios que no han tenido la oportunidad de publicar libros para llevar sus experiencias a la red. No son los únicos que pueden generar conocimiento, cualquier persona que domine un tema en particular puede compartirlo en un espacio en la red; absolutamente todo es válido y ésta variedad hace que el conocimiento se hace mucho más especializado. Creo que cada vez la información se hace más libre. Los comentarios de Andrés me hacen pensar que además del acceso a la información hay que educar a la gente para que participe de la sociedad de la información, esto es, participar en las nuevas formas de acceder y producir información (o cultivar la cultura informacional) a nivel mundial. La manera de sobresalir en este gran cúmulo de información es participar con ideas autóctonas, originales como decía Gaudí [2]: «La originalidad consiste en volver al origen», compartir lo que sólo nosotros sabemos, él lo enfoca al colombianismo pero hay muchas otras cosas que podemos hacer, somos muy diversos como para encontrar una sola manera de solucionar nuestros problemas. Philippe Boland habló en Interactivia [3] sobre el miedo a publicar de parte de los estudiantes universitarios en la web y de la falta de publicaciones físicas que derivan en falta de contenido de calidad en la web; además comentaba que el contenido que existe está perdido en la red, falta enlazarlo. Según Philip no hay cultura de lectura, ni cultura multimedia.

Andrés Burbano mencionó la participación joven en educación. El tema me parece interesante debido a la creatividad de muchos menores (y otros no tanto) que tienen ideas brillantes pero que nunca pueden desarrollarse por falta de apoyo. ¿Quién dijo que las redes sociales no debían consultarse en centros educativos? Escuché a Donald Philip, Ph.D., investigador del Institute for Knowledge and Technology de la Universidad de Toronto, Canadá, diciendo que para enseñarle a las nuevas generaciones debíamos saber qué les prohibían en el colegio; en los colegios prohíben reproductores de mp3, entonces deberíamos crear podcasts educativos. ¿Por qué en vez de atacarlas no las usamos en pro de la educación?

Me gustó que mencionara la creación de redes: Las jerarquías ceden espacios a las organizaciones en red, entidades separadas trabajan interconectandose para ahorrar tiempo y esfuerzo. Es necesario el acceso abierto, cosa que comenté en un escrito anterior.

Antonio Rodriguez de las Heras habló sobre nuevos lectores y otras escrituras. En el programa se puede descargar «El futuro del libro y el libro del futuro«[4], una conversación que me hace preguntarme: si el libro está cambiando de forma ¿hacia dónde debe ir la biblioteca y los lectores? es más ¿hacia dónde debe ir el profesional en ciencia de la información – bibliotecología (y afines)? Me entusiasma ver el cambio de la prensa convencional a la prensa digital. ¿Cómo se debe ver un lector digital y un profesional con competencias digitales avanzadas? Igual pienso en la biblioteca como un espacio físico mucho más amplio en cuanto a servicios , diseñados para que los usuarios no acudan a ella solamente para hacer trabajos escolares; me imagino la biblioteca como la reunión de saberes y culturas interactuando, no como un depósito de información.

Nos convertimos en lectores – coautores como comenta en el texto Chartier, experiencia presente en la web social para profesionales de la información, donde además de la entrada principal hay un gran valor en los comentarios sobre dicha entrada. Éste es una publicación de trabajos derivados, entra a jugar la ley de derechos de autor. Se evidencia la necesidad de modificar las leyes que regulan lo físico y lo virtual. Recientemente en Colombia se optó por no penalizar las copias en caso de no lucrarse con ellas [5]. Este es un síntoma del cambio que pronosticaban en la charla.

¿Sufrimos de miedo al cambio? Estamos aportando en algo para que podamos progresar como sociedad del conocimiento?


Referencias

[1] BIBLIOTECA LUIS ÁNGEL ARANGO. Encuentro: Libro digital, acceso virtual y bibliotecas públicas. [en línea]. [consultado 11 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.lablaa.org/encuentro_digital.htm>

[2]ENCICLOGRÁFICA. Biografías: Antoni Gaudí y Cornet. [en línea]. [consultado 17 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.sitographics.com/conceptos/temas/biografias/gaudi.html>

[3] LITTERAE. El futuro del libro y el libro del futuro: Una conversación entre Roger Chartier y Antonio Rodriguez de las Heras. [en línea]. [consultado 11 de mayo de 2008]. Disponible en <http://web.mac.com/rodriguezdelasheras/ e-textos/indice_files/El%20futuro%20del%20libro.pdf>

[4] INTERACTIVIA. Episodio 27: Entrevista a Philippe Boland, Experto en TICS y promotor de la Organización Enredo e Internet Fiesta en Colombia.[en línea]. [consultado 20 de mayo de 2008]. Disponible en <http://campuscomunicativo.com/interactivia/?p=56>

[5] BOTERO, Carolina. equinoXio: La Corte Suprema de Justicia sienta precedente sobre “ánimo de lucro”, “uso personal”, etc. [en línea]. [consultado 20 de mayo de 2008]. Disponible en <http://www.karisma.org.co/carobotero/ index.php/2008/05/09/equinoxio-la-corte-suprema -de-justicia-sienta-precedente-sobre-animo-de-lucro- uso-personal-etc/>