Términos y condiciones de uso

Esta mañana encontré un enlace que me remitía a esta documental realizado por la televisión española dedicado a cuestionar los términos de uso y las políticas de privacidad en internet. De entrada se presenta información sobre el tiempo que le tardaría a una persona leer todo lo que acepta (180 horas anuales), pérdidas económicas tras la “letra menuda”.

Saltarse la letra menuda por acceder a un sitio web o a una aplicación en internet le permite a las empresas cosas que ni siquiera podemos imaginar. Por ejemplo se menciona que en 2009 Game Station incluyó por un día en sus términos de uso el siguiente texto “… al hacer una compra a través de este sitio web, usted acepta cedernos la opción intransferible de reclamar, ahora y para toda la eternidad, su alma inmortal.” Era una broma pero ese día la empresa se logró apropiar de 7 mil almas inmortales…

La desilusión de la red, de Evgeny Morozov

The net desilusion

La desilusión de la red, de Evgeny Morozov

Este libro fue uno de mis regalos de cumpleaños de la jermu. “The net desilusion: How not to liberate the world” de Evgeny Morozov estaba en mi lista de libros por leer. Me lo había descargado luego de verlo en el blog del fallecido Aaron Swartz.

Son el tipo de libros que reflexionan sobre Internet, pero haciendo análisis que van más allá de la alegría momentánea de alguna moda o suceso (como los libros sobre la “web 2.0”, término que parece estar ya en desuso) y se preguntan sobre la esencia de problemas o contextos que aparecieron por el impacto que ha generado la red de redes en nuestras vidas.

Libros como el “Código 2.0” de Larry Lessing o “Programar o ser programado” de Douglas Rushkoff me causaron la misma sensación al leerlos que éste libro: Estamos en estas condiciones. La red y tu vida puede modificarse, pero depende de la actitud que tomes frente a ella.

Creo que nos hace falta pensar más la red como algo que podemos modificar y desarrollar. Lo poco que he leído de este libro me ha llevado a pensar que esto mismo ocurre con las políticas públicas, las vemos como algo distante que le pertenece a otros, pero que en realidad puede modificarse si lo queremos. Bueno, al menos en teoría debería ser así. Ya he probado hacerlo en la realidad y resulta más complicado que eso, pero se puede. Creo que a eso se refiere Morozov cuando habla de los “ciber utópicos” y el “Internet – centrismo”: Por el uso masivo de Internet no necesariamente obtendremos leyes más justas. Tampoco tener Internet implica que todo se pueda o deba solucionar en espacios digitales.

Lo leeré y documentaré mi lectura en la Wiki, como de costumbre