Categorías
Ciencia de la información

Veracidad y confiabilidad en internet // El día que me timaron

Recientemente me pidieron evaluar dos sitios web y dar mi opinión sobre cuál de los dos recomendaría a un estudiante de arte. El primer sitio es sobre Miguel Ángel, mientras que el segundo  trataba sobre Jacopo.

¿Qué pasos debería seguir para verificar su validez? A simple vista los dos parecían creíbles, pero empecé revisando los sitios que alojaban las páginas. Ahí encontré una pista que me pareció importante: la página de Michelangelo.com estaba plagada de errores, enlaces rotos y problemas de comunicación con la base de datos, mientras que la página de Jacopo estaba dentro del hosting de la Universidad de Michigan.

Paso dos: Revisar su contenido. La página de Miguel Ángel vendía posters, mientras que la de Jacopo hablaba sobre sus pinturas, la técnica empleada y su ubicación física. Si el usuario de la información era un estudiante de artes no le iba a presentar un sitio que le vendiera afiches.

Paso tres: Revisar el autor. Unos diseñadores de sitios web contra la Universidad de Michigan. ¡Nada que hacer! ¿Cómo no le iba a creer a la prestigiosa Universidad de Michigan?

Mi diagnóstico luego de revisar estos aspéctos es que la página de Miguel Ángel era falsa, mientras que la página de Jacopo era confiable. ¿Qué opinión hubieras dado?

Me faltó usar un recurso más: Buscar otros sitios que hablan sobre el artísta, en este caso, los sitios que hablan sobre Jacopo di Poggibonsi. Donde encontré una página no enlazada que develaba la verdad sobre éste artista.

Así como este experimento realizado por algunos estudiantes de la Universidad de Michigan para crear un artista falso hay varios sitios en la web con información falaz. Además, hoy en día cualquiera tiene la capacidad de publicar información en la web pero nadie está obligado a publicar información verídica. ¿A quién creerle? Lo que aprendí es que debo:

  • Verificar la autoridad de quien publica información.
  • Verificar el contenido, su calidad, profundidad, relevancia, etc.
  • Verificar la intención del autor.
  • Verificar otros documentos sobre el mismo tema.

Creo en el buen proceder de las personas por el dilema del prisionero que mencionó en un post anterior, pero no siempre la intención de un autor es comunicar la verdad.

Para terminar un pequeño ejercicio: ¿Qué opinan de Genpets.com?