Reseña de Killswitch, el documental de 2014

El trailer

Encontrando Killswitch

Buscando información sobre Aaron Swartz llegué a Killswitch, un documental de un poco más de una hora sobre la lucha que existe en Internet para mantenerlo como un espacio público o privatizarlo.
Muchas personas han visto The Internet’s own boy, pero muy pocos conocen o han visto Killswitch. Éste parece ser un documental que estaba buscando financiación por 2011 para hablar sobre Internet, pero entre tanto ocurrieron hechos históricos como la muerte de Aaron Swartz, acusado de crímenes computacionales por descargar más de 4 millones de artículos científicos de Jstor, y el escándalo de la NSA gracias a las revelaciones de Edward Snowden, donde demostraba que todas las comunicaciones de Internet están siendo interceptadas y almacenadas por 5 países, poniendo en grave riesgo la privacidad de todos los usuarios de Internet.

Continuar leyendo “Reseña de Killswitch, el documental de 2014”

Las batallas del Copyright

The battle of Copyright, vía flickr por CHRISTOPHER DOMBRES
The battle of Copyright, vía flickr por CHRISTOPHER DOMBRES

Esta imagen es un reflejo de lo que le está pasando al dominio público: Cada día está más debilitado. Recuerdo haber leído en Por una cultura libre que si el tiempo que debías esperar para que una obra entrara en dominio público se mantuviera como en 1920, justo ahora las canciones de los Beatles serían de dominio público.

En Colombia, la aprobación de la Ley 1520 aumentó la cantidad de años que debe esperarse para que una obra publicada por una persona jurídica entre en dominio público. ¿Quién se encarga de fortalecer el dominio público en las modificaciones que se están dando en el mundo a las leyes sobre derecho de autor?

Rebecca MacKinnon y las intranets

En este video encuentro ideas muy parecidas a las que presenta Lawrence Lessig en su libro “El Código 2.0“. Las leyes del ciberespacio las crean los programadores. Tal vez la democracia en la red aún no la hemos ganado.

Tal vez debemos empezar a formar pequeñas redes locales. Si empresas como Google y Apple estan tratando de ser el canal de la red e implantan sus propias reglas de juego en el ciberespacio ¿Qué oportunidad tienen quienes quieren apartarse de estos modelos? Tal vez una opción sean las Freedombox. Una forma de montar pequeñas redes aisladas de estas grandes compañías. Así funcionaba la Xnet, en la novela Little Brother, de Cory Doctorow: Mediante Xbox a la que le instalaban Paranoid Linux, se creaban redes alternas de comunicación, como “otras internets” que no eran vigiladas por estas grandes organizaciones.

Ahora me pregunto: ¿Pueden las leyes de derecho de autor como SOPA, PIPA, la Ley Sinde-Wart o la Ley Lleras bloquear contenidos compartidos en estas pequeñas redes? ¿Qué tanto poder tienen estas leyes en redes pequeñas?

Autocensura y mi salida de Facebook

20120128-124942.jpg

Hace poco tuve mi primera conversación seria sobre mi salida de Facebook. Mi amigo, GG (léase Gigi), empezó preguntándome por las razones que me habían llevado a salir de la popular red social.

Le conté de mi viaje a Cuenca (Ecuador) y el mensaje de Facebook. Al tener un cambio de ubicación brusco (casi siempre estoy en Bogotá) mi cuenta de Facebook se bloqueó y pidió que antes de poder seguir usandola, confirmara que quien abría mi cuenta desde un lugar tan lejano al que siempre solía hacerlo era yo.

Busqué alguna opción para contestar más tarde, o no contestar. No quería admitir mi cambio de ubicación, pero Facebook diseñó su servicio de tal manera que admites tu cambio o dejas de usar sus servicios. Eso no me gustó.

GG me dijo que Facebook era un sitio central: Todo el mundo está en Facebook. Puedes tener un blog, pero voy a buscarte primero en Facebook. Si no te encuentro allí es probable que no te busque en tu blog.

Tenía razón. Perdí el contacto con gente que sólo interactuaba conmigo por esa red social y no por otra. Me dijo que había cometido autocensura al salirme de la red de Mark Zuckerberg. Lo primero que se me vino a la mente fue la noticia de Twitter y su apoyo a la censura por solicitud de un determinado gobierno. GG comentó que estos pequeños cambios en suma iban a cambiar la forma como funciona internet y la “libertad” que te ofrece.

Ese mismo día en la noche, Victor Solano publicó algo sobre los comentarios en su blog sobre la noticia de la censura y Twitter. Mi comentario apuntaba a la portabilidad de la información: Si cierro mi Facebook debería tener el poder de descargar toda mi información y subirla a otra plataforma. Si tienes un blog en Blogger puedes descargar tu información y subirla a WordPress. Hacer una migración. No conozco algo parecido por ejemplo si quisiera pasar de Facebook a su homólogo libre, Diáspora. Sería genial que pudiera mantener los contactos, historiales de chat, mensajes en el muro, fotografías y demás. ¿Qué pasaría si quisiera migrar toda la información de mis redes sociales a mi propio sitio web? Sería estupendo que pudiera establecer maneras de interacción desde mi sitio con las redes que no uso y mantener el control de mi información.

Recientemente terminé de leer “El Código 2.0” de Lawrence Lessig. No existe democracia en internet, pensé. Los desarrolladores de software de Facebook deciden si sus usuarios pueden o no migrar. Quienes programan el código hacen la ley. La misma ley que no me daba opciones para negar que mi ubicación había cambiado. A quien no le guste, bien puede perder toda la información que ha cultivado a lo largo de todo el tiempo que dure tu actividad en esa red social. Yo decidí perderla.

Facebook inserta cookies en tu equipo. Lessig en su libro explica que las cookies se usan para rastrear información de las personas que usan internet. Menciona que el gran problema de internet en sus inicios era el no poder identificar quien hacía qué y cuando y las cookies ayudaban a solucionar esto, recopilando información tuya. Ahora Google cambió sus políticas de privacidad. Estoy buscando la forma de dejar Gmail y usar más Duckduckgo como buscador predefinido.

¿Me estoy autocensurando al no querer usar el sitio que todos mis conocidos usan porque no estoy de acuerdo con sus políticas? ¿Si no existo ahí, desaparezco? Creo que la solución está en usar medios alternativos. El no salir es darles más poder. Si alguien realmente quiere leerme, sabe dónde encontrarme.

¿Los perfiles empresariales tienen este mismo dilema? ¿Si una organización no está en estos sitios muy populares pero con políticas abusivas se vuelve menos atractiva?

Actualización: Acabo de revisar este post de la EFF con un interesante punto de vista sobre la censura de Twitter país por país. Dicen que mejor censurar en un país y que el mensaje llegue a otros países del mundo y que recomiendan tener políticas de transparencia, algo que explique el por qué de la censura, con notificaciones a sus usuarios.

Software Freedom Day 2010 en Manizales // Trueque digital

Software freedom day 2010 Manizales
Software freedom day 2010 Manizales

El próximo 18 de Septiembre de 2010 estaré en Manizales en el Software Freedom Day 2010, organizado por Danka Colombia, la Fundación Casa del Bosque y el Tecnoparque Sena Manizales.

He estado trabajando con la gente de Trueque Digital luego de conocer a Camilo Cantor en el pasado Campus Party porque la idea de intercambiar información es algo que las bibliotecas hacen desde hace mucho y el trueque digital propone espacios de intercambio en épocas de internet. Me parece que hay cosas afines que pueden darle luces al futuro de las bibliotecas; bien sea para adoptar prácticas del trueque en las bibliotecas o para compartir espacios y metodologías.

¿Por qué es interesante participar en el Software Freedom Day? Leyendo la justificación del evento en el sitio principal veo que es un tema que está afectando no sólo a programadores, desarrolladores de software e ingenieros; sino que cualquier persona que use un computador debe interactuar con software y hay varios planteamientos sobre quién y de qué forma manejan su información. Por otra parte me parece que es un espacio perfecto para encontrarse con aquellos que prefieren usar software privativo o apoyan una cultura cerrada para debatir sobre las ventajas y desventajas de ambos lados. Espero no encontrar únicamente el discurso de “Porque es gratis es mejor”, sino ahondar en temas como ¿de qué forma se puede hacer rentable la cultura libre? o ¿Cómo el acceso abierto incide en el desarrollo de ciencia, tecnología y cultura? o ¿Qué buenas razones existen para defender el software privativo o la cultura cerrada?

Espero que no sea un evento sólo de desarrolladores de software (obviamente habrá muchos) pero ojalá gente de muchos campos participe. Además no hay discusiones interesantes si todas las opiniones estan de acuerdo en el mismo punto. Para empezar veamos cómo Lawrence Lessig (de Creative Commons) y Richard Stallman (de la Free Software Foundation) pueden discrepar en ciertos asuntos aunque ambos hablen sobre libertad en este texto donde Lessig habla con blogueros colombianos y comenta sobre el distanciamiento de Stallman y Creative Commons.

Aquí se pueden ver las actividades del Software Freedom Day en Colombia, aquí en Suramérica y aquí por continentes.