Archivo de la etiqueta: pirateria

La policía y la piratería

Policia y piratería de películas en Bogotá

Policia y piratería de películas en Bogotá

Tomé esta foto durante el primer semestre de 2012 en Bogotá. Las imágenes pueden engañarnos, pero me gustaría saber qué creen ustedes que la policía está haciendo.

¿Qué está haciendo la policía con estas películas piratas?

A) Las está incautando.
B) Estan comprando.
C) Estan buscando que la vendedora de películas piratas les regale algunas.
D) Estan realizando una operación encubierta para en un futuro cercano detener la piratería de películas en ese sector de Bogotá.

¿Las bibliotecas colombianas son piratas? Entrevista a Ángela María Mejía

Biblioteca de Economía de la Universidad de los Andes en Bogotá, vía Flickr por linademartinez

Biblioteca de Economía de la Universidad de los Andes en Bogotá, vía Flickr por linademartinez

Estamos realizando una serie de entrevistas sobre el préstamo de documentos en las bibliotecas colombianas y la ley de derecho de autor vigente en Colombia. Entrevistamos a Ángela María Mejía, directora del Sistema de Bibliotecas de la Universidad de los Andes. En nuestra anterior entrevista a Silvia Prada encontramos que la biblioteca de la Universidad Javeriana si realiza préstamo externo de material audiovisual.

Esta entrevista se realizó mediante correos electrónicos. Se intercambiaron preguntas y respuestas por correo del 25 de Mayo al 28 de Junio del 2012. La Universidad de los Andes resulta una pieza clave debido al incidente del 2012 con PRACI, mencionada a continuación. Transcribí las respuestas recibidas sin edición.

Antes de nada queremos felicitar a Ángela María Mejía por su reciente premio “Vida y obra” otorgado por la Asociación de Bibliotecólogos Javerianos, en el marco de la celebración del Día del Bibliotecólogo de este año. De paso agradecemos a Ricardo Florez y a Liliana Caballero por su apoyo en esta entrevista.

Hiperterminal.com (H): ¿Cómo funciona el préstamo externo, en especial el audiovisual en su biblioteca?

Ángela María Mejía (AM): El material Audiovisual (discos, mapas, laminas, etc.) se prestan por dos días a usuarios internos y las películas cinematográficas se préstan únicamente para consulta en sala y como excepción a los Profesores para proyectarlas en clase.

H ¿Han tenido reclamos por derecho de autor?

AM: No

H: ¿Podría contarnos la experiencia del reclamo realizado por PRACI a la Biblioteca de la Universidad de los Andes en 2010?

AM: Como es de su conocimiento PRACI envió el año anterior una carta a la Universidad, de la cual entiendo usted tiene copia.

Aparte de la carta recibida: “…nos preocupa la observación de un tipo de uso de las obras cinematográficas que se viene realizando en las bibliotecas, sector audiovisual, en préstamo o alquiler de películas a los estudiantes, casi todas de carácter comercial, como un servicio a la comunidad universitaria, en formato DVD, como copias no autorizadas, comúnmente denominadas piratas.”

A esta carta la Universidad respondió:

Aparte de la carta de respuesta: …” nos permitimos rechazar y disentir de lo afirmado por usted cuando manifiesta que la Universidad de los Andes a través del Sistema de Bibliotecas, ofrece copias no autorizadas o piratas de material audiovisual, es pertinente advertir que nuestra Institución adquiere todos los materiales (Libros, material audiovisual, películas, videos, bases de datos, suscripciones a publicaciones y, contenidos electrónicos, etc.), a través de los canales regulares y distribuidores autorizados. Todo lo anterior se hace de manera directa y abierta y por intermedio del Sistema de Bibliotecas, y por lo tanto los legitimas titulares de derechos y/o sus distribuidores conocen la finalidad y cometido para los cuales son adquiridos; esto es para ser utilizados en las funciones propias de una biblioteca de una Institución de educación superior sin ánimo de lucro, y por supuesto para el uso de la comunidad académica Uniandina.

Para mayor información usted puede consultar el texto del Reglamento Interno de Propiedad Intelectual con el cual cuenta la Universidad desde el año 2006.

Documento: Reglamento Interno de Propiedad Intelectual de la Universidad de los Andes, 2006

H: ¿Considera que la ley protege a las bibliotecas?

AM: No

H: ¿Ofrece servicios relacionados con biblioteca digital, educación virtual o préstamo de documentos o lectores de documentos electrónicos donde la consulta en el interior de la institución no se realice por realizarse en medios digitales remotos?

AM: La consulta remota a recursos electrónicos (libros, revistas y bases de datos),se ofrece a los usuarios registrados (Profesores, estudiantes y empleados) para lo cual el usuario debe previamente autenticarse como miembro de la universidad en la plataforma para tener acceso a estos contenidos.

H: ¿El derecho de autor protege a las bibliotecas en esos temas?

AM: No

H: ¿Hay alguna asociación que represente los intereses de las bibliotecas en las discusiones sobre derecho de autor?

AM: En Colombia no se, seria conveniente indagar en las Asociación de Bibliotecologos.

H: ¿Su biblioteca provee acceso a internet? Todas las bibliotecas del sistema cuentan con conexión inalámbrica a internet (WiFi) y computadores para la consulta de los recursos electrónicos suscritos ¿Cómo reaccionó su biblioteca al ser clasificada como una ISP?

AM: Si por ISP se refiere a un proveedor de servicios de Internet, por la sigla en inglés de Internet Service Provider. Nuestra biblioteca no es una ISP.

H: ¿Su institución se ve afectada por las modificaciones al derecho de autor por el TLC?

AM: El TLC no a modificado las políticas existentes de derechos de autor en los servicios y acceso a la biblioteca.

Sobre estos temas de legislación en Internet y sobre Propiedad Intelectual, le comparto los documentos escritos por el Dr. Wilson Ríos donde analiza el texto de la ley 1520 sobre Implementación del TLC, también mal llamada ley Lleras 2.

Documento: Aciertos y desaciertos de la Ley 1520, sobre derecho de autor y conexos en el marco del TLC, por Wilson Ríos

Así mismo un par de link donde aparece publicado en el Diario Portafolio, un artículo de análisis del mal llamado proyecto de ley LLeras (Proyecto 241 de 2011). Este tema de la responsabilidad de los ISP´s y los eximentes a la misma, lo analiza además en detalle en el capítulo XX del libro LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN LA ERA DE LAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN – TIC´s, coeditado por la Universidad de los Andes y Temis.

Documento: Ley Lleras – Análisis de los Pros y los Contra en Portafolio, por Wilson Ríos

Documento: Enlace para comprar el libro “Propiedad intelectual en la era de las tecnologías de información y comunicaciones” (Reimpresión) de Wilson Ríos en el sitio de la Editorial Temis

Finalmente, el artículo de análisis sobre los proyectos de ley SOPA – PIPA & OPEN.

Documento: La situación real de los proyectos de ley SOPA, PIPA y Open por Wilson Ríos

H: En el artículo “Ley Lleras – Análisis de Pros y Contras” publicado en Portafolio se encuentra el siguiente texto: “es muy importante que el proyecto de ley tenga un glosario de términos ceñido a los estándares internacionales, donde se explique en debida forma, entre otros, qué es un Internet Service Provider (ISP) y qué es un On Line Service Provider (OSP).”.

Si bien una biblioteca no es un proveedor de servicios de internet, en su momento el Proyecto de Ley 241 de 2011 (mal llamada Ley Lleras 1), la definición ámplia de ISP permitía que las bibliotecas estuvieran dentro de esta clasificación, justamente por la ausencia de un glosario, como lo señala el autor del artículo. En caso de que algo así volviera a ocurrir ¿Qué respuesta deberían dar las bibliotecas para incidir en la construcción de futuros proyectos de ley que puedan poner en riesgo la actividad de las bibliotecas?

AM: Considero importante aclarar que las Bibliotecas no tienen en “riesgo” su actividad principal que es; adquirir, conservar, evaluar y exponer información. Su labor es facilitar y presentar el conocimiento humano, en formatos establecidos a través de la historia (papiro, papel, electrónicos) y cuya finalidad es la de ser intermediaria entre el autor, proveedores y el usuario consultante, no hay animo de lucro.

La biblioteca como transmisora del conocimiento humano, lo hace a través de medios legales, adquiere derechos de consulta y controla su uso académico; advierte a sus proveedores, el uso de información no autorizado y de igual manera, advierte al usuario, el deber de reconocimiento de los respectivos derecho de autor.

Estos proyectos no determinan específicamente que la biblioteca sea el proveedor o modificador de información, como se expone, ella solo tiene un papel intermediario, acompañada por el avance de la tecnología, acudiendo a proveedores de telecomunicaciones y a desarrolladores de programas que son expuestos a través de la Internet.

Revisando el proyecto de Ley 241 de 2011, los proveedores de servicios de Internet, no determinan que la biblioteca sea el proveedor o modificador de información. En nuestro concepto, la biblioteca es un facilitador de información.

Refiriéndonos a su frase “la definición amplia de ISP permitía que las bibliotecas estuvieran dentro de esta clasificación” , está no es consecuente con lo relacionado en el proyecto de Ley, en ninguno de sus apartes hace referencia a este tipo de interpretación. De igual manera, en lo que resalta “justamente por la ausencia de un glosario, como lo señala el autor del artículo” , tampoco se exige por parte del autor del proyecto, la obligación de un glosario para que la biblioteca se pudiera clasificar como proveedor de servicios de internet.

Consideramos que hay una confusión en la interpretación de este proyecto de Ley, se cree que la Biblioteca – como intermediaria – es la generadora de conocimiento y que ella lo expone de manera autónoma a través de proveedores de servicio de Internet, lo que no concuerda con la realidad, como lo expusimos anteriormente, somos intermediarios que adquirimos de buena fe por suscripción o por compra, material y herramientas suministradas por los proveedores, controlamos su uso y advertimos sobre los derechos que conlleva la consulta por parte de nuestros usuarios.

¿Las bibliotecas colombianas son piratas? Entrevista a Silvia Prada

Play
Biblioteca Javeriana, vía flickr por ricohin

Biblioteca Javeriana, vía flickr por ricohin

Realicé una entrevista a la directora de la Biblioteca de la Universidad Javeriana, Dra. Silvia Prada Forero. Puede escucharse o descargarse el audio de la entrevista que gentílmente nos concedió al final de este post. A continuación está la transcripción editada de la entrevista.

Hiperterminal.com (H): Estamos con la Dra. Sulvia Prada, Directora de la biblioteca de la Pontificia Universidad Javeriana sede Bogotá. ¿Cómo está doctora?

Silvia Prada (SP): Bien, gracias.

H: Esta entrevista es para hablar sobre el préstamo de material en las bibliotecas, cualquier tipo de préstamo, pero específicamente sobre material audiovisual. Tenemos algunas preguntas para ver cómo funciona el préstamo en la biblioteca, específicamente en esta biblioteca ¿cómo funciona el préstamo de material audiovisual?.

SP: Como un préstamo de libros común y corriente. (Los documentos) se lleva(n) a la casa. Prestamos películas, prestamos videos, prestamos conferencias, prestamos audiciones musicales y se presta exactamente por ocho (8) días.

H: En la Universidad ¿han tenido algún reclamo por derechos de autor?

SP: No… Que yo sepa no. Yo llevo hasta ahora año y medio. Entonces no sé.

H: Algo que pasó con la Universidad de los Andes en el 2010, que bueno, justo en su paso de Bibliored a la biblioteca de la Javeriana, es que en la Universidad de los Andes recibieron una carta de una organización llamada PRACI y ellos decían que las bibliotecas estaban infringiendo el derecho de autor por hacer préstamo externo de material audiovisual. ¿De pronto conoce algo del tema?

SP: No. Yo llegué a finales del 2010 y hasta ahora me estoy enterando por usted.

H: ¿Hay otros servicios relacionados con biblioteca digital, de pronto préstamo de documentos electrónicos en la biblioteca?

SP: Préstamo como tal no. Consulta…

H: …consulta, a través de bases de datos.

SP: Si, claro. Consulta de bases de datos. Tenemos 169 bases de datos, todas tienen suscripción… pagas. Hay otros recursos que son gratis, acceso libre. Nosotros hacemos las suscripciones año anticipado. Se suscribe un contrato con el proveedor de la base de datos y las únicas personas que pueden consultar las bases de datos son los Javerianos, llámense estudiantes, administrativos o egresados con su clave y contraseña. Ahí no estamos infringiendo porque estamos pagando por el acceso a la información.

También tenemos nuestro repositorio que hasta ahora estamos conformando. No te puedo dar información porque estamos configurándolo. La Universidad está pagando. Si hablamos de derecho a la información, estamos pagando por ese derecho.

H: No sé si quiera hablar sobre las modificaciones por el Tratado de Libre Comercio sobre derecho de autor.

SP: Se está hablando mucho de Open Access, se esta hablando mucho del derecho de autor, pero en este momento yo pienso que el TLC entró en vigencia pero no hemos tenido un contacto puntual. Se está hablando de no seguir comprando bases de datos porque la información está a la orden del día para todo el mundo. Se está hablando que hay instituciones que están cortando la suscripción a las bases de datos porque prefieren consultar en Open Access. No tenemos información de ese estilo.

H: La biblioteca provee acceso a Internet. Es decir, uno puede entrar con su computador o un dispositivo móvil y conectarse a redes inhalámbricas. ¿Sabe o conoce si la biblioteca o la Universidad tienen algún plan… porque las bibliotecas están siendo tratadas como proveedores de servicios de Internet como si fueran empresas del tipo Telmex o ETB?

SP: No, que yo sepa no.

H: ¿Conoce alguna asociación que represente los intereses de las bibliotecas en estos temas de derechos de autor?

SP: Por ahora no. No nos han convocado, ni sé por ahora nada de eso…

H: ¿Quién convocaría?

SP: No sabría…

H: Bueno. Por ahora eso. Mil gracias. ¿Algo para añadir?

SP: Yo pienso que las bibliotecas estan a la orden del día en el acceso libre a la información, el acceso abierto a la información y que la Universidad Javeriana está presta a estos cambios que significan información para todos. Romper la brecha informacional y la biblioteca se está sumando a lo que signifique acceso libre pero respetando la propiedad intelectual.

H: Doctora Silvia, muchas gracias.

SP: A ustedes. Muy amable.

Sobre la información y sus soportes // Confundiendo envases con sus contenidos

botle, vía Flickr por axeldeviaje

botle, vía Flickr por axeldeviaje

Para la asignatura de Problemas epistemológicos de Ciencia de la Información revisé un documento físico (busqué su versión digital sin éxito) y lo analicé. La idea que me quedó de este análisis es que existen profesionales en ciencia de la información que confunden soportes con información. Es como confundir el envase con lo que contiene. No está mal, ocurre frecuentemente y se nota ahora con las discusiones sobre derecho de autor. Hay quienes piensan que su negocio es la información y el conocimiento, cuando en realidad es el de, por ejemplo, los libros en papel y su distribución; que si bien contienen información, son dos cosas diferentes. (Cualquier parecido con la Cámara Colombiana del Libro, que pide leyes para competir con administradores de sistemas de información es pura coincidencia).

Se nota en el discurso de industrias tradicionales que argumentan que la innovación va a cesar si no se remunera a los creadores y por eso deben existir normas que regulen el libre intercambio de información. El verdadero riesgo está para los distribuidores de determinados soportes, pero la innovación no se va a detener. Paula Jaramillo, representante de la industria del cine (minuto 6:40 de este video) presentó lo que es una “película de cine”. Estimada Paula: Existen personas que con una cámara casera, software adecuado y algo de creatividad pueden hacer historias muy buenas como esta sin tardar ocho años en su producción, o al menos pensando una estrategia de ventas que incluya internet o formatos digitales o dvds de alta calidad, a la vez que se estrena una película a costos razonables. Seguro ellos pueden hacer películas de cine y no se quejan por la disminución de los ingresos, tal vez si usaras una estrategia de crowdfunding las cosas irían mejor ¿o no?

El cine, al igual que los libros no desaparecerán porque la tecnología avanza. Los escritores y cineastas no van a dejar de crear porque no hay alguien que les pague por ello; los que tienen riesgo de desaparecer son los distribuidores. De hecho justo ahora escribo y nadie me paga por ello, pero obtengo ganancias de las charlas personalizadas que dicto a la gente que me lee y quiere que realice presentaciones específicas, o me contratan para que diseñe sistemas de información que tengan en cuenta todos los temas que menciono en estas publicaciones.

Si trabajas en la web ¿tu negocio está basado en el envase o en los contenidos? Dejo aquí el documento en ODT para que lo copien, vendan o redistribuyan si quieren. Igual eso sería publicidad gratuita para mi trabajo. Los ingresos vienen por otro lado.

Análisis al documento “La Ciencia de la Información” de Alejandro E. Parada.

Rip: A remix manifesto // ¿Podemos cambiar la ley de derecho de autor para las bibliotecas?

Llegué a este video gracias a Camilo Uribe. Es apenas un fragmento de una serie de nueve videos. No lo he visto, pero justo ahora empiezo a ver el primer video en español.

Por otra parte el pasado jueves 17 de Febrero de 2011 estuve en una charla que ofreció Juan Carlos Monroy, el director general de la Dirección Nacional de Derecho de Autor titulada “El derecho de autor y los servicios en la biblioteca” dictada en la Biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá. La charla fue retransmitida a Ibague, Pasto, Tunja y Cartagena. Además de la presentación de cómo funciona la propiedad intelectual en Colombia y el mundo se comentó algo realmente valioso: La ley está desactualizada para formatos digitales y debemos hacer algo.

Juan Carlos comentó que se realizarán unas mesas de trabajo entre bibliotecarios y personas de la industria audiovisual, debido a que la ley abarca en buena parte a los documentos impresos, pero deja por fuera el material multimedia como las películas. Por otra parte se habló sobre las excepciones y limitaciones de las bibliotecas y el problema que supone a las bibliotecas digitales seguir una ley que fue pensada únicamente para documentos impresos. La idea de estas mesas de trabajo es actualizar la ley de forma que se mantenga el equilibrio entre el acceso y la remuneración al creador en épocas donde copiar contenidos puede llegar a costos casi nulos.

Al final de la reunión los organizadores comentaron que su intención es mantener este espacio mensual en la Luis Ángel. Habrá que estar muy atentos a la conformación de mesas de trabajo porque la ley bien puede beneficiar a una cultura abierta o no. Por otro lado se invitó a los creadores de contenidos a registrar sus obras en la Dirección Nacional de Derecho de Autor. El registro de obras es gratuito, puede hacerse a través de internet y la respuesta según comentaron es de quince días. ¿Por qué no hacerlo?

Por ahora no tengo más información sobre las mesas de trabajo, sin embargo estaré pendiente del blog, el espacio de e-democracia y del sitio oficial de la Dirección Nacional. Si alguien sabe algo ojalá lo comente. ¿Crees que podemos cambiar la ley? ¿Te gustaría participar? ¿Cómo deberían funcionar las bibliotecas digitales y la ley de derecho de autor?

Planeta libre // Blas Garzón, Camilo Cantor, Medellín Digital y Altair en Campus Party

altaircc on livestream.com. Broadcast Live Free

Entre las charlas de Campus Party me gustó esta sobre cultura libre, donde la gente de Medellín Digital, Altair, Camilo Cantor de Cartografías Sonoras y Blas Garzón de Traficantes de Sueños se reunieron a charlar sobre la tecnología y el impacto social. Recuerdo mucho una frase de Camilo: “Trinar y trinar está buenísimo, pero afuera es donde se resuelven (los problemas)”, lo que traduce algo como: Usar twitter y demás herramientas es bueno y entretenido, pero también hay que tomar acción en la realidad.

¿Cómo las herramientas que tenemos influyen a un cambio social? Blas plantea que los libros son herramientas de cambio, pero si los libros son herramientas que permiten el cambio no entiendo por qué las personas no pueden tener acceso a ellos. Si hablamos de acceso al conocimiento y desarrollo humano a partir de transmisión de ideas ¿por qué debemos pagar por el acceso? Cuando no tienes dinero para comprar un libro puedes ir a una biblioteca, pero ¿qué pasa en los entornos digitales? ¿Puede haber democracia de acceso a la información hoy en día?

Blas menciona la libertad que te dan las heerramientas. ¿En entornos digitales puedes usar las herramientas como mejor te parezca? Tal vez hay herramientas que sólo sirven para los fines que sus creadores quieren que sirvan. Hace ya varios años escribí sobre Fracaso Ltda vs. Facebook y la pregunta ahí es: ¿Facebook es una herramienta de libre expresión o solo somos quienes aportamos información para que nos hagan minería de datos y nos vendan productos específicos dependiendo de nuestros perfiles y preferencias?

¿Vivimos en una cultura de lo pirata? Camilo Cantor es tajante en sus intervenciones: No pensamos en los usuarios finales, los obligamos a usar herramientas pensadas para ser vendidas y no compartidas. Por esta razón recuerdo haber comenzado una campaña personal de uso de software libre. No he sido tan juicioso con ella como debería, pero algunos pequeños efectos ha tenido.

En el blog de un amigo mío, Maolibrarian, hace poco mencionó el “Do it yourself” y toda esta idea de mezclar punk con educación de la que habla Piscitelli. Me parece genial, pero me parece mucho mejor lo que menciona Camilo y que yo aprendí en el Un-Convention en Medellín: Hagámoslo juntos. Hacerlo por nuestros propios medios esta bien pero ¿Qué tal si lo hacemos por nuestros medios y además compartiendo?

Blas mencionó el uso de LinEx en Extremadura, España cono una forma de implementación de políticas y planes estatales para difundir la cultura libre. En este punto del video (cerca de los 23 minutos) la charla se enfoca en la generación de espacios, innovación y desarrollo por parte de empresas privadas. Anteriormente mencioné las ventajas que tiene el estar en un Campus Party pero también se evidencia lo excluyente que puede llegar a ser. ¿Las empresas están enseñándonos hacia dónde debemos apuntar al buscar desarrollo?

Al inicio de el video se preguntaron cómo las herramientas inducen a un cambio social. En esta parte del video Blas habla de que el acceso abierto siempre se refiere a conocimiento, pero que el conocimiento es otro recurso como puede ser la sanidad, o el aire. Puede que no veamos directamente como el conocimiento afecta a los cambios sociales (aunque lo hace) pero sin duda el modelo que opera el uso de recursos compartidos es el mismo. Como menciona Blas, no es una cuestión entre Windows y Linux, es un cambio de paradigma mental, es una defensa por el derecho al acceso.

¿Qué proyectos alternativos están creandose a partir de estos cambios? Blas y su proyecto de Traficantes de Sueños es un cambio, Matias Jaramillo y las formas de trabajo actuales son otras manifestaciones de este cambio de mentalidad.

Esto no se trata de una guerra, no es competir, es colaborar.

Leyendo pixeles desde el Caribe // Sobre e-books, mundos virtuales y realidad aumentada

Esta es la presentación de Pablo Arrieta (@xpectro)  en Madrid, el pasado 7 de Octubre de 2009, donde habló sobre el paradigma que estamos viviendo gracias a la cultura digital (puede verse la lista en Youtube o el sitio oficial del evento). Vimos este video al finalizar la clase “Textos escolares”, donde hicimos un debate entre dos grupos. El primer grupo debía defender la cultura digital y el segundo lo análogo. Por esas cosas del destino, yo que siempre ando con los ojos cuadrados de tanto leer en pantalla tuve que defender el libro en papel.

Los argumentos que sobresalieron con mis compañeros de grupo hablaban sobre el control que pueden obtener las empresas de lo que leemos (mencionamos a Amazon y -paradójicamente- el caso de 1984 y Kindle), la falta de acceso a la tecnología (y las soluciones viables en estos casos como el biblioburro), la falta de alfabetización digital, las modificaciones del lenguaje (tema del que escribí en un post anterior) y la falta de acceso a la información. Entre las ventajas se habló de la inmediatez de acceso a recursos, el enriquecimiento de la experiencia de la lectura (al poder usar imagenes, video, sonido, etc.), la especificidad de la información y la profundidad que pueden permitir los hiperenlaces (con un solo click puedes llegar a un libro completo) y las ventajas de reusar contenido.

Una de las conclusiones es que inevitablemente nos estamos moviendo hacia estas tendencias y que antes que huír a ellas debemos adoptarlas lo mejor que podamos. Como concluye Pablo en el video, estas herramientas no son mutuamente excluyentes, pueden brindarnos una realidad aumentada.