Leer y escribir para recordar: Mi relato informacional

Man with book sitting in chair, en Flickr vía George Eastman House

El 30 y 31 de marzo de 2016 se realizará el encuentro Relatos informacionales. Es un espacio para reunirnos, con el ánimo de narrar historias, académicas o no, que giran en torno a la información.

Lectura y escritura desde la ciencia de la información

Participaré con un relato titulado “Leer y escribir para no olvidar”. Sugirieron cambiar el título por “Un bibliotecario escritor” pero considero, por principio, que es un título redundante: Todos los bibliotecarios deberían ser escritores. Todos son documentalistas. Documentar no debería entenderse como una excepción, sino como la norma en esta profesión. Espero estar equivocado con la modificación del título, pero bueno, veremos. En mi clase de modelación, algunas personas comentarios que leer y escribir no es lo que más nos caracteriza y resulta ser un acto de resistencia. Eso resulta preocupante, ya que no debería ser la resistencia, sino el estatus quo.

La presentación

Espero realizar una presentación con imágenes muy atractivas. Como siempre, son imágenes en dominio público, por lo que si bien todas no las hice yo, ya se encueran en dominio público. Aquí puedes encontrar la programación del Encuentro Relatos Informacionales 2016 #RI2016. Cada imagen tiene una historia particular. Espero relatar algunas de estas historias en el evento.

Aquí puede descargarse la presentación en ODP o en PDF. Luego del evento publicaré el texto que leeré allí. A propósito ¿Sabías que Rafael Uribe Uribe fue censurado por la iglesia católica?

Agradecimiento a la carta “Profesor orgullo javeriano”

Carta a profesor orgullo javeriano

El pasado 26 de mayo recibí una carta de la Vicerrectoría del Medio Javeriano. Lo primero que se me vino a la mente fue: Algo malo dije y me van a sacar… sabía que no tenía que batuquearles tanto la cabeza a estos guaguas mis estudiantes. Leí la carta y decía algo que el día del maestro habían dejado unos buzones  o algo así en el marco de la “Galería de expresiones, anécdotas y experiencias de ser profesor y estudiante universitario” y en el evento “Carta al maestro” alguien me había escrito. En la misma carta dicen que no saben sobre su contenido, pero que esperan que sea bonito, aunque puede no serlo.

El contenido de la misteriosa carta

La carta dice:

Bogotá, 7 de mayo del 2014

Asunto: Profesor orgullo javeriano.
Sr. David Ramírez Ordóñez
Profesor de la Pontificia Universidad Javeriana
Departamento de Ciencias de la Información.

Con el correr de los años, la sociedad ha intentado agregar una especie de calificativo o etiqueta a aquel que se decide a embarcar en el camino de la enseñanza. Hemos pasado por creer que se trata de mediadores, facilitadores, modelos y generadores de cambios. Yo, me tomo el atrevimiento de darle a conocer por qué es usted un profesor “orgullo javeriano”, otorgándole la siguiente etiqueta, que aunque innecesaria, es pertinente. Estimado profesor, usted es de esos educadores escasos pero valiosos, usted es un generador de cambios.

Una de las cosas más gratificantes que me logró enseñar junto con su clase, fue que un docente no imparte conocimiento, mas se involucra con su clase, permitiéndose y permitiéndole a sus estudiantes conocerse. El truco de magia más bonito en cuanto a la docencia, es generar la motivación y lograr encender esa antorcha que al mismo tiempo causa sed de conocimiento y práctica sin siquiera forzar a los estudiantes o siquiera generar un poco de fastidio frente al verbo “estudiar”.

Yo creo que la razón por la que sus clases resultan tan buenas es porque usted sabe que la clase no es solo suya, y todos nos vemos tan envueltos en ella que es capaz de hacer un trabajo colaborativo en el que todos aprendemos incluso sin darnos cuenta y tenemos el espacio de hablar de muchas cosas que nos generan conocimiento sobre múltiples áreas.

Esa última, entre otras tantas, es la razón por la cual es un generador de cambios y un orgullo para mí. Profesor, usted trae de vuelta el concepto de “universalidad”. A pesar de estar encargado de una materia, con unos temas estipulados, tiene la capacidad de llevarnos fuera de lo -digamos- normal, trayendo temas innovadores, recientes y útiles. De manera que mucho de lo que se aprende en su clase, no se queda solo en el aula, o en lo académico. Sus enseñanzas son capaces de trascender y llevarnos a aplicarlas en múltiples tareas de la vida diaria. Y sobre todo, tiene la facilidad de demostrarnos que usted también puede recibir conocimiento de nosotros; algo desde mi perspectiva, muy valioso.

Para finalizar, un generador de cambios es quien otorga libertad, autonomía, innovación y respeto. Pero no un respeto – “miedo”, es un respeto – respeto, de verdad, un respeto nada autoritario, más bien un respeto apreciativo, un respeto que hace que nosotros, sus estudiantes, nos sintamos agradecidos, orgullosos y le valoremos mucho, porque no es fácil toparse con un profesor íntegro.

Profesor, espero, de todo corazón, que muchos más estudiantes tengan el honor de conocerlo y tomar sus clases. Espero que esa esencia única y tan valorada por mí y le aseguro que por muchos más estudiantes se conserve. Espero que permanezca -si así lo desea-, mucho más tiempo en la Javeriana. Espero, por último, que siga ayudando a crecer a muchas más personas y que logre también crecer a la par. Tiene mucho que enseñar y nadie nunca termina de aprender.

Un fraterno abrazo,

Al final de la carta no había firma. Pensé enseguida que si era obra de autor anónimo, inédita, la calculadora de dominio público colombiana no podía decir cuándo la obra pasaba a dominio público. Por tal motivo nunca podría publicarla, aunque su autor muera y pasen más de 80 años de su publicación… pero bueno, espero su autor (o autora) me perdone la impertinencia.

Mis comentarios a la carta

Es la primera vez que recibo una carta tan sentida y profunda. María Cristina, una compañera de la maestría, decía que era profesora por venganza: Para que sus estudiantes pudieran hacer lo que ella nunca pudo. Por mi parte recuerdo mucho lo que me motivaba a estudiar ciencia de la información y ahora que soy profesor, quiero dictar las clases que siempre soñé con recibir. Creo que funcionó. Claro, no siempre funciona e imagino que algunos otros estudiantes no disfrutan mucho perder mi clase, como ya ha ocurrido.

Creo que recuerdo exactamente el momento en el que dije algunas frases. La ventaja de tratar de ser creativo en cada sesión y hacer cada clase única, es que recuerdas a quien le dijiste qué. Me preocupa de sobremanera ser un profesor con un número demasiado grande de alumnos. Es un gran desperdicio estar en una clase donde ni siquiera te sabes el nombre de tus alumnos. No estoy en contra de la educación masiva, pero si creo que hay que replantear algunas cosas de estos modelos para tener acercamientos humanos profundos.

¿Qué hace que una clase sea memorable?

Desde que empecé a ser profesor me he estado haciendo esta pregunta. ¿Cuáles son las cualidades de los profesores que te cambian la vida?

Con @Acordivas nos lo preguntamos en varias ocasiones. Fue curioso saber que por lo general recordábamos a profesores muy buenos, pero también recordábamos a los muy malos. Siento pánico de ser recordado como mal profesor o no ser recordado y deliberadamente quiero cambiarle la vida a mis alumnos. Recuerdo mucho a Dario Martínez, quizá el mejor profesor que tuve en el pregrado a quien mis compañeros apodaban como “Hitler”. Tenía una “puesta en escena” terrorífica. Hablaba fuerte, casi gritando. Tenía unos ojos claros que te miraban directamente preguntándote por lecturas y podría resultar intimidante. Lo curioso es que su discurso era completamente coherente y era sumamente respetuoso. Recuerdo que leímos algo de René Girard y su libro “Veo a Satán caer como relámpago” y a Adela Cortina y su “Hasta un pueblo de demonios. Ética Pública y Sociedad”. Todavía cito esos libros, tal vez por lo impactante que resultó la clase para mí. Lo que allí aprendí es algo que espero practicar en mi vida.

Alguna vez escuché sobre un estudio de los mejores maestros de la Javeriana. El estudio decía que el mejor profesor de la Universidad según sus alumnos, era un profesor de medicina. Este profesor lo que hacía en sus clases era tocarles el cello a sus alumnos. Leía con ellos fragmentos de novelas y cuentos y los discutían. Los parciales, me contaban, eran problemas que no tenían solución, pero al tratar de resolverlos los estudiantes afinaban su espíritu investigativo. La clase que este señor dictaba no era ni de música, ni de literatura, sino de medicina. Como sea, los comentarios de sus estudiantes es que este profesor les había enseñado a pensar, leer y escribir.

Lo que creo que hace a un buen profesor

Creo que un buen profesor primero debe ser un muy buen profesional. Pero nadie puede ser un buen profesional si primero no se es una buena persona.

Fue Leonardo Machett’s (profesor a quien también admiro mucho) quien en una clase me dijo que el objetivo de la Ciencia de la Información es la construcción de ciudadanía. Desde entonces ese ha sido mi norte y es por eso que trabajo. Si después de mi clase hay mejores personas y mejores ciudadanos, creo que el tema de la asignatura es lo de menos. Eso se ve reflejado en la carta.

A manera de cierre

Un profesor conoce a sus alumnos. A pesar del anonimato en la carta, creo saber quien me la escribió. No me queda más que un profundo agradecimiento por su tiempo y sus palabras. Realmente esto vale muchísimo más que cualquier deuda con el ICETEX título que haya obtenido en la universidad. Sólo una cosa: Te dije que tuvieras cuidado con las dobles negaciones. Cuando afirmas al final “Tiene mucho que enseñar y nadie nunca termina de aprender” haces doble negación, lo que podría prestarse a confusiones ¿no? Lógicamente la doble negación es una afirmación, pero la Real Academia ha dado algunas pautas para hacerlo.

Me gustó mucho lo del autoritarismo y el respeto – miedo y el respeto – respeto. Creo que es lo mismo que sentí con Dario Martinez, pero hasta ahora ese sentimiento se materializó en palabras. Por él siento respeto – respeto. Ojalá sigamos conversando por ahí. Como me dijo Marina Rodríguez en la primera semana de clase: “Ustedes ya son profesionales. Compórtense como tal”. Por eso, aunque no te hayas graduado, siento que ya eres mi colega por el alto nivel de las discusiones que tuvimos en clase. Por hacer de la carrera un lugar interesante para explorar, mil y mil gracias. Tus ideas también están construyendo este saber, del que hasta ahora todavía sabemos muy poco y somos muy minúsculos en realidad, como lo demostró Sagan. Por cierto, te repito ese video de Sagan porque sé que lo disfrutaste.

¿Las bibliotecas colombianas son piratas? Entrevista a Silvia Prada

Play
Biblioteca Javeriana, vía flickr por ricohin
Biblioteca Javeriana, vía flickr por ricohin

Realicé una entrevista a la directora de la Biblioteca de la Universidad Javeriana, Dra. Silvia Prada Forero. Puede escucharse o descargarse el audio de la entrevista que gentílmente nos concedió al final de este post. A continuación está la transcripción editada de la entrevista.

Hiperterminal.com (H): Estamos con la Dra. Sulvia Prada, Directora de la biblioteca de la Pontificia Universidad Javeriana sede Bogotá. ¿Cómo está doctora?

Silvia Prada (SP): Bien, gracias.

H: Esta entrevista es para hablar sobre el préstamo de material en las bibliotecas, cualquier tipo de préstamo, pero específicamente sobre material audiovisual. Tenemos algunas preguntas para ver cómo funciona el préstamo en la biblioteca, específicamente en esta biblioteca ¿cómo funciona el préstamo de material audiovisual?.

SP: Como un préstamo de libros común y corriente. (Los documentos) se lleva(n) a la casa. Prestamos películas, prestamos videos, prestamos conferencias, prestamos audiciones musicales y se presta exactamente por ocho (8) días.

H: En la Universidad ¿han tenido algún reclamo por derechos de autor?

SP: No… Que yo sepa no. Yo llevo hasta ahora año y medio. Entonces no sé.

H: Algo que pasó con la Universidad de los Andes en el 2010, que bueno, justo en su paso de Bibliored a la biblioteca de la Javeriana, es que en la Universidad de los Andes recibieron una carta de una organización llamada PRACI y ellos decían que las bibliotecas estaban infringiendo el derecho de autor por hacer préstamo externo de material audiovisual. ¿De pronto conoce algo del tema?

SP: No. Yo llegué a finales del 2010 y hasta ahora me estoy enterando por usted.

H: ¿Hay otros servicios relacionados con biblioteca digital, de pronto préstamo de documentos electrónicos en la biblioteca?

SP: Préstamo como tal no. Consulta…

H: …consulta, a través de bases de datos.

SP: Si, claro. Consulta de bases de datos. Tenemos 169 bases de datos, todas tienen suscripción… pagas. Hay otros recursos que son gratis, acceso libre. Nosotros hacemos las suscripciones año anticipado. Se suscribe un contrato con el proveedor de la base de datos y las únicas personas que pueden consultar las bases de datos son los Javerianos, llámense estudiantes, administrativos o egresados con su clave y contraseña. Ahí no estamos infringiendo porque estamos pagando por el acceso a la información.

También tenemos nuestro repositorio que hasta ahora estamos conformando. No te puedo dar información porque estamos configurándolo. La Universidad está pagando. Si hablamos de derecho a la información, estamos pagando por ese derecho.

H: No sé si quiera hablar sobre las modificaciones por el Tratado de Libre Comercio sobre derecho de autor.

SP: Se está hablando mucho de Open Access, se esta hablando mucho del derecho de autor, pero en este momento yo pienso que el TLC entró en vigencia pero no hemos tenido un contacto puntual. Se está hablando de no seguir comprando bases de datos porque la información está a la orden del día para todo el mundo. Se está hablando que hay instituciones que están cortando la suscripción a las bases de datos porque prefieren consultar en Open Access. No tenemos información de ese estilo.

H: La biblioteca provee acceso a Internet. Es decir, uno puede entrar con su computador o un dispositivo móvil y conectarse a redes inhalámbricas. ¿Sabe o conoce si la biblioteca o la Universidad tienen algún plan… porque las bibliotecas están siendo tratadas como proveedores de servicios de Internet como si fueran empresas del tipo Telmex o ETB?

SP: No, que yo sepa no.

H: ¿Conoce alguna asociación que represente los intereses de las bibliotecas en estos temas de derechos de autor?

SP: Por ahora no. No nos han convocado, ni sé por ahora nada de eso…

H: ¿Quién convocaría?

SP: No sabría…

H: Bueno. Por ahora eso. Mil gracias. ¿Algo para añadir?

SP: Yo pienso que las bibliotecas estan a la orden del día en el acceso libre a la información, el acceso abierto a la información y que la Universidad Javeriana está presta a estos cambios que significan información para todos. Romper la brecha informacional y la biblioteca se está sumando a lo que signifique acceso libre pero respetando la propiedad intelectual.

H: Doctora Silvia, muchas gracias.

SP: A ustedes. Muy amable.

Relatos digitales el día de internet // Un blog sobre Ciencia de la Información y la necesidad de interdisciplinariedad

Hoy 17 de mayo día de internet Alfredo Menendez y Luisa Fernanda Mesa, profesores de Ciencia de la Información – Bibliotecología en Bogotá, se idearon un evento titulado “Relatos Digitales” para que los estudiantes de la carrera compartan sus experiencias en el tema. Agradezco a ellos y a la carrera el haberme brindado un espacio en el evento que espero transmitir en vivo a través de mi canal de livestream a las 6 pm si no hay problemas de conexión.

Aquí está el documento que realicé. Me inquieta el rol que estoy asumiendo en diferentes aspectos, como el periodismo, la ingeniería y el diseño. No soy muy bueno en ninguno de estos campos, pero siento que mi carrera se topa frecuentemente con ellos. Mi primer acercamiento al periodismo se dió con éste artículo sobre Waze publicado en la revista Enter.co que apareció en la primera página del sitio principal de El Tiempo. Sobre ingeniería y diseño… he aprendido un poco de esto en la universidad, pero me asombra la interdisciplinariedad que tiene la Ciencia de la Información. No pretendo decir que un profesional en esta área va a reemplazar a las demás, sino que pueden brindarse espacios laborales muy interesantes para mis colegas.

Relatos digitales: Un blog sobre Ciencia de la Información y la necesidad de interdisciplinariedad

Aquí puedes descargar la primera versión del documento en formato ODT.

Cuando empecé a estudiar sabía que esta carrera iba mucho más allá de las bibliotecas. De hecho ahora trabajo en una biblioteca híbrida (es mucho más digital que análoga) pero mi campo de acción es gigantezco. En cierta forma me alegra que mi carrera sea poco conocida, pero me pregunto ¿qué pasaría si se abriera una oferta formativa en esta área en universidades públicas? Hay muy buenas ofertas de empleo para profesionales en ciencia de la información, pero creo que la Universidad de Antioquia es la única universidad pública que ofrece un programa afín (bibliotecología, que no es ciencia de la información).

He leido y escuchado comentarios de compañeros que se disgustan porque subvaloran esta carrera o no la conocen. A mi esa discusión me parece una pérdida de tiempo. Me interesa más la discusión de ¿qué hace un profesional en esta área? ¿Dónde se dibuja el límite entre un ingeniero, un diseñador, un periodista, un archivista, un bibliotecólogo o un museólogo? En momentos hay cruces interesantes y esta puede ser una oportunidad de oro para una profesión emergente.

Como escribí en el documento que presenté: No tengo la respuesta a esto, así que redacto algo, lo publico y abro un espacio para discutir sobre el tema. Es lo que mejor sé hacer.

Sobre las bibliotecas 2.0 en Colombia

Tuve la gran fortuna de viajar a República Dominicana para pesentar esta exposición donde muestro mi trabajo en la Biblioteca de la Escuela Virtual del PNUD, gente de todo el mundo pudo compartir en este espacio que abrió la Fundación Ciencias de la Documentación para intercambiar ideas y experiencias. Fue muy grato compartir con gente de diferentes latitudes, en especial con los “ticos”, la gente de Costa Rica me ha parecido una excelente compañía (Qué hubiera sido de mi sin Marco y Gabi).

Las presentaciones que captaron mi atención fueron la de los venezolanos, por un lado por la gestión del conocimiento y la gestión del servicio y por otro la charla del director de la Biblioteca Nacional, intervención que muestra el trabajo que tenemos los profesionales de la información con internet, la alfabetización digital y los diferentes soportes digitales.

Conversando con colegas archivistas pude debatir sobre la ley de archivos, ley que brinda mejores oportunidades a los archivistas con su tarjeta profesional y la exclusión que se puede hacer a los bibliotecólogos. La conclusión de esta discusión es que deberían formarse profesionales en Ciencia de la Información y no en archivística y bibliotecología por separado. Por otro lado se presentaron las políticas públicas colombianas y el plan de tecnología, pero me pareció que faltó mencionar la posición del gobierno frente a la propiedad intelectual.

Este viaje no hubiera sido posible sin la ayuda de la Pontificia Universidad Javeriana (Jürgen Horlbeck y Adriana Ordóñez) y el equipo de la Escuela Virtual (Andoni y Gemma).