Categorías
Ciencia de la información Viandadas

Open Access: La ruta dorada, sostenibilidad de las publicaciones científicas

¿Cómo se pueden financiar y sostener proyectos de acceso abierto? Esta pregunta, en cuanto a publicaciones, me ha dado vueltas en la cabeza. ¿Como financiar algo que se va a entender como gratuito? ¿Qué rentabilidad se va a tener?

Pues bien, en lo primero en lo que no hay que pensar en lo que se hubiera hecho antes, en cómo hubieran resuelto años atrás las editoriales o autores este problema. Más que enfocarnos en los textos sobre el tema se debe pensar en el contexto; en lo que hay que centrarse es en que la sociedad y sus necesidades cambiaron por tanto las condiciones de sostenibilidad de proyectos lo hicieron también.

Ya no es bueno fiarse de proyectos largos y densos con la expectativa de publicarlos alguna vez y esperar a que la gente se anime a pagar por el producto de tan extenso trabajo. Los procesos son más dinámicos, las investigaciones y sus resultados deben tener niveles fuertes de difusión en donde si no es el  producto lo  único que me garantiza la sostenibilidad es el papel de difusión del autor o autores a través de reuniones, incorporación a grupos de trabajo, creación de proyectos derivados o conferencias. Lo que puede potencializar la información y conocimientos de los artículos publicados en la transmisión tácita inalcanzable en los textos de este tipo. Es el valor agregado que quienes producen contenido pueden dar a los demás.

O como bien escuché en alguna ocsción: «la gente no paga para acceder a los contenidos sino por crear conocimiento y generar habilidades…»

 

Categorías
Ciencia de la información Viandadas

OA: Producción, difusión, producción de la información

Toda buena intención tiene sus buenos obstáculos. Las instituciones, principalmente las educativas, se han preocupado por el fortalecimiento y motivación a las actividades de investigación dentro de la misma institución; una gran vía que facilita estos procesos se podría ver en el uso de repositorios de acceso abierto.

Concuerdo con la opinión de @gaitandeomaha sobre la obtención de información completa y de calidad, pero ¿qué pasa con la producción de la misma? En países como el nuestro se ha optado por tomar una actitud de consumidores y más bien poco de prosumidores de información.

A pesar de que han sido las instituciones educativas formales las que se han preocupado por que sus investigadores contribuyan con sus trabajos a la creación y mantenimiento de sus repositorios, también existen aquellos curiosos que han buscado un lugar en donde puedan incluir sus trabajos para que sea evaluado por sus pares y si es posible contribuir con la creación de nuevo conocimiento.

Esta última iniciativa atrae un poco más mi atención, repositorios abiertos a cualquiera que tenga algo que mostrar y las ganas para desarrollar trabajos en conjunto con otros investigadores con las mismas inquietudes y casi que un mismo fin. Así no solamente la comunidad «tradicional» serán quienes se ocupen de crear y distribuir la información sino que se abre un espacio al margen de la formalidad académica para quienes quiera exponer sus ideas y contribuir al desarrollo de nuevas investigaciones, nuevas ideas y nuevo conocimiento.

Ver además

Categorías
Ciencia de la información Viandadas

Biblioteca sin muros: Acceso y uso de la información pública-común

SocibipuII – Bibliteca sin muros

Categorías
Ciencia de la información Viandadas

Vías y movimiento del acceso abierto: Leve aproximación

Por: qthomasbower

Es curioso pensar en cómo se movía  la información científica hasta mediados del siglo pasado, según los relatos de un profesor formado en los primeros años de la Bibliotecología en Colombia, recuerda lo grato que era poder ir a congresos internacionales, a conocer más de las ideas de otros profesionales y por supuesto a conseguir correos postales para intercambiar mensajes entre colegas un par de veces al año, con la esperanza remota de organizar proyectos o generar conocimiento entre pares.

Podrán imaginarse ahora por qué para las personas ya un poco mayores es tan impactante las actuales tecnologías de información y comunicación. Tecnologías que para nosotros son tan elemental y cotidianas.

Acercandome un poco en el tema de Open Acces la idea que me queda es: si el conocimiento se construye a partir de las ideas (y con la ayuda) de otros ¿por qué restringir la difusión de artículos científicos con altos costos de acceso o por medio de licencias restrictivas que impidan el surgimiento de nuevo conocimiento a partir de trabajos e investigaciones ya elaboradas? Pues bien, Paul Ginsparg seguramente en algún momento se hizo una pregunta similar y creó uno de los primeros repositorios abiertos sobre información científica con el fin de facilitar el acceso y la comunicación de artículos entre pares, arXiv.

La idea de crear un medio alternativos para la transferencia y comunicación de la actividad científica ha generado una ruptura con los mecanismos tradicionales, especialmente en las restricciones y licenciamiento, la mediación de las editoriales y la forma de evaluación y distribución de los contenidos. Mientras leía encontraba comentarios sobre el movimiento de acceso abierto (Open Acces) en donde comparaban su esencia con la naturaleza misma de internet. ¿Y por qué no? se imaginas redes de redes personas trabajando e interconectando temas comunes en pro de la creación de nueva información y conocimiento.

Además de las ventajas en cuanto a comunicación y difusión a través de la web también se cuenta con un soporte legar que favorece los intereses del autor como también el de las demás personas interesadas en acceder, referenciar e incluso modificar los contenidos de los documentos bajo licencias flexibles como el caso de Creative Commons (más información aquí). Ahora, la tarea que tenemos por delante es perder la timidez y el miedo a compartir nuestras ideas con los demás, formar y formarnos en el uso de estos recursos con el fin de explotar y fomentar la creatividad en comunión.

Categorías
Ciencia de la información Viandadas

Sobre espacios públicos e intervención

JR-Art

Cuando caminas sin afán por tu ciudad te das cuenta que las calles están repletas, que hay miles de personas con sus miles de cosas por hacer. Por lo general es lo que menos te importa. Cuando andas con calma por las calles notas en los otros actitudes similares, ves sus rostros y en ellos un poco de sus vidas casi que reflejada en la tuya; cuando caminas con calma, es fácil notarlo. Todos compartiendo un mismo espacio.

¿Pero qué pasa cuando es la ciudad quien te observa a través de los gestos de sus ciudadanos? pues bien, ese nuestro tema para esta entrada. Una de las exposiciones fotográficas más grandes del mundo a cargo del JR fotógrafo y artivista (Mezcla entre Activista y artista) francés.

¿Por qué digo que de las exposiciones más grandes del mundo? No más basta con ver sus obra. Montones de calles y casa empapeladas con los rostros de ciudadanos comunes y corrientes. No hay modelos, son sólo personas como ustedes o yo haciendo gestos frente a una cámara de 28 mm pero que a la vista es muy llamativo.

A mi parecer es un buen ejercicio de reconocimiento con el otro, una muestra de ello se ve en la imagen a la izquierda. Fotografías de Palestinos e Israelíes sonriendo y haciendo todo tipo de gestos ante la cámara. Las imágenes fueron pegadas en el muro construido ilegalmente por los Israelíes. Si se detalla un poco ¿Cuál es la diferencia entre una y otra persona en las distintas imágenes?

Otras reseñas sobre la obra de JR se pueden encontrar en este enlace en donde «empapelo» las fachadas de las favelas en Brasil. Para terminar un vídeo que sorprendió, no puedo decir más salvo dejarlo rodar.

Más información aquí